El mercado flotante de Damnoen Saduak cerca de Bangkok

Fotos del mercado flotante de Damnoen Saduak

Asia tiene muchas imágenes icónicas, normalmente relacionadas con vivos colores, comida callejera, caos, templos budistas, gente por doquier, animales exóticos y agua en abundancia. Es complicado encontrar un lugar que reúna todos estos elementos a la vez, pero creo que los mercados flotantes estarían muy cerca de conseguir el pleno. Mi experiencia previa en Can Tho (Vietnam) había sido muy satisfactoria, así que cuando estuve de viaje en Bangkok decidí repetir.

Cuando piensas en Bangkok es imposible no pensar en agua. Navegar por el río Chao Phraya y por sus canales o klongs es casi una obligación para descubrir una de las caras más visibles de la ciudad. En cuanto a los mercados flotantes, la situación ha evolucionado en los últimos años. Antes era un elemento que formaba parte del modus vivendi de los tailandeses, pero con el desarrollo de Tailandia, la puesta en marcha de carreteras y el boom de las motocicletas ha provocado que mucha gente haga sus compras en tierra firme.

Fotos del mercado flotante de Damnoen Saduak, fruteras

No obstante, cerca de Bangkok (y en la propia capital de Tailandia) todavía quedan algunos mercados flotantes muy auténticos, con el suficiente grado de exotismo para atraer cada día a cientos de turistas ávidos de fotografiarse junto a canoas de madera repletas de fruta fresca o todo tipo de cachivaches. De entre los supervivientes escogí el centenario mercado flotante de Damnoen Saduak en la provincia de Ratchaburi.

Cómo llegar a Damnoen Saduak

Fotos del mercado flotante de Damnoen Saduak, indicaciones

Paradójicamente aunque se trate de un mercado flotante, hasta Damnoen Saduak hay que llegar por carretera. Está emplazado a casi 100 kilómetros de Bangkok y dependiendo del tráfico (que siempre es asfixiante) puedes tardar entre hora y media y dos horas largas. Mejor madrugar, porque las tiendas suelen estar abiertas entre las 7 y las 12:00 horas, aunque en temporada alta alargan los horarios.

Desde el centro de Bangkok puedes pillar el autobús nº79 o un taxi que te lleve al sur en Thonburi y allí un servicio hasta Damnoen Saduak. Otra opción más cara pero mucho más directa es pactar el precio con un taxista y que te lleve directamente hasta el mercado flotante. El riesgo es que esté compinchado con alguien y que te pare en un muelle que no sea el principal donde te cobrarán una pasta por el paseo en barca. Lo normal serían unos 100 bath por persona, pero hay muelles donde te cobran hasta 1.000.

Fotos del mercado flotante de Damnoen Saduak, muelle

Para evitar complicaciones y timos puedes contratar directamente el traslado y la excursión con barca, por ejemplo, con nuestros amigos de Mundo Nomada Travel. Seguro que te acaba saliendo a cuenta.

Paseo en barca por el mercado flotante de Damnoen Saduak

Fotos del mercado flotante de Damnoen Saduak, vendedoras

Cuando tenemos una experiencia previa es inevitable comparar. En este caso, el mercado de Cai Rang en Can Tho sobre el Delta del Mekong me dio la impresión de ser mucho más auténtico. La diferencia estriba en que en Damnoen Saduak se trata, sobre todo, en un mercado de souvenirs para turistas y en el vietnamita veías realmente a los locales aprovisionarse de alimentos y enseres para su vida diaria.

Aún así, la experiencia de recorrer el mercado flotante de Damnoen Saduak puede ser muy divertida si te la tomas con filosofía. Como cualquier puesto de venta de Asia es muy ruidoso, aunque aquí lo que más se escucha es el sonido de los botes chocando unos con otros, gente cortando cocos que te ofrecen por doquier o los irresistibles mangos (imposible decir que no).

Fotos del mercado flotante de Damnoen Saduak, caos

A diferencia del de Cai Rang (que era a río abierto), este mercado flotante se emplaza en canales muy estrechos en los que las barcas de turistas se entremezclan con algunas tiendas flotantes. Los vendedores manejan los remos y botes con tal destreza que parece que formen parte de sus cuerpos.

Sin embargo, la mayoría de tiendas se emplazan sobre los canales, en una especia de palafitos a los que debes acceder con el bote. Además de los puestos, muchas de esas familias tienen allí sus casas y puedes ver sus altares de oración con varitas de incienso todavía humeantes o cómo lavan su ropa, utensilios y a ellos mismos en el agua.

Qué puedes comprar en el mercado flotante de Damnoen Saduak

Fotos del mercado flotante de Damnoen Saduak, mangos

Las tiendas y botes venden sobre todo souvenirs, comida callejera y bebidas frías. Digamos que en este tipo de mercados tu barquero juega un papel fundamental, ya que él te va llevando a las tiendas que básicamente le apetece porque probablemente se lleve una comisión por venta. Yo no sabía muy bien qué tipo de productos iba a encontrarme, pero la complicidad entre el barquero y las dependientas, sumado a los precios bajos, hace que siempre acabes picando con algo. La sonrisa en la cara de la vendedora tras coger tus bath es la de un tahúr que sabe que tiene buena mano.

Si te soy sincero no tenía demasiada intención de comprar nada, pero acabé con un mango recién pelado en mis tripas, un par de estatuillas de decoración y un puzzle de colores con forma de elefante para Teo y Oriol. Imprescindible regatear, siempre con una sonrisa en la boca y teniendo en mente el precio máximo que quieres pagar por un producto, así no tendrás la sensación de que te han estafado, aunque ten por seguro que los vendedores siempre ganan.

Fotos del mercado flotante de Damnoen Saduak, turistas

Además de la fruta fresca y las bebidas, había puestecillos con dim sun o pad thai recién elaborado. En cuanto a los souvenirs, había de todo: camisetas, artesanías, collares, estatuillas, gorros cónicos, cerámica, pinturas y caligrafía, textiles. La mayoría de productos también los puedes encontrar en el mercado de fin de semana de Chatuchak, incluso a precios más baratos, aunque la experiencia es mucho menos divertida.

Si nunca has estado en ninguno, el mercado flotante de Damnoen Saduak cerca de Bangkok es una gran lugar para debutar. No encontrarás ninguna maravilla en sus tiendas, pero te llevarás para el recuerdo una de las imágenes más icónicas de Asia. Nunca dejes de hacer cosas por primera vez.

Galería de fotos del mercado flotante de Damnoen Saduak

,

Sigue leyendo:

8 Respuestas a El mercado flotante de Damnoen Saduak cerca de Bangkok

  1. Efrén - Cuevas La Granja febrero 23, 2016 at 1:39 pm #

    Leyendo tu experiencia creo que nos equivocamos yendo al mercado flotante de Amphawa, muy masificado…

    Si vuelvo algún día a Bangkok iré a este…

    Aunque si vas a Amphawa, el mismo día también puedes ver el mercado de las vías del tren, que es muy curioso.

    Salud y suerte!

    • Pau febrero 23, 2016 at 4:44 pm #

      Piensa que a este fui en septiembre que no es temporada alta, igual en verano está a tope 😀

  2. Mario TodoTailandia febrero 23, 2016 at 3:33 am #

    Muy chulo el post, la verdad es que la única pega de los mercados flotantes es que las tiendas venden mayoritariamente souvenirs pero la comida esta riquísima!!

    Un saludo,
    Mario

    • Pau febrero 23, 2016 at 9:41 am #

      Bienvenido a ‘el pachinko’ Mario, yo no me pude resistir a ese mango 😀

  3. Javier I. Sampedro febrero 23, 2016 at 2:36 am #

    Al igual que tú, la experiencia en el mercado de Vietnam me encantó. Aunque he estado en Bangkok en un par de ocasiones, no me ha cuadrado el tiempo para dedicarle a este mercado del que tanto he oido hablar y que tiene muy buena pinta, además de ser una experiencia más para añadir a nuestra maleta.

    Muy chulo! y el regateo que no falte 😀

    • Pau febrero 23, 2016 at 9:42 am #

      Jejeje el tema es que queda un pelín lejos y si tienes poco tiempo en Bangkok mejor hacer otras cosas

  4. Ricard Torres febrero 19, 2016 at 4:02 pm #

    ¡Qué chulas las fotografías Pau!

    • Pau febrero 22, 2016 at 11:25 am #

      Gracias, la verdad es que en este entorno todo era fotografiable 😀

Deja un comentario