¿Einstein, Superman, Usain Bolt? Siéntete como ellos en el Technopolis de Malinas

Fotos de Technopolis en Malinas

Si Albert Einstein, Sir Isaac Newton o Leonardo da Vinci vivieran en el siglo XXI y fueran niños hubieran soñado con pasar un día en un lugar tan divertido e instructivo como Technopolis en Malinas. El que piense que la ciencia es aburrida debería conocer estas instalaciones antes de volver a afirmarlo, pues las experiencias más inverosímiles pueden convertirse en realidad en esta especie de laboratorio gigante que descubrimos en nuestro reciente viaje a Flandes.

En Technopolis está prohibido quedarse con los brazos cruzados ya que todas sus atracciones y experimentos están pensados para ser manoseadas, escuchadas, incluso puestas en órbita. Las carcajadas, onomatopeyas y caras de sorpresa están aseguradas, aunque lo más importante es que los niños (y también los mayores) aprenderán muchísimas lecciones prácticas y se irán de allí con el gusanillo de querer saber más sobre los misterios de la ciencia y pondrán a trabajar su materia gris.

Continuar leyendo →

Malinas, un dulce muy divertido para degustar con niños

Fotos de Malinas, Teo en la Catedral

Esta historia es muy parecida a cuando abres una caja de Neuhaus y te deleitas con sus pralines clásicos. Reconoces su sabor y te encanta, es sublime y por eso te relames de placer. Sin embargo, un día te atreves a probar aquel que no te es tan familiar. Coges valor, das el paso y te sorprende… incluso disfrutas más con él que con los otros gracias a ese dulzor que es una mezcla de sensaciones desconocidas pero con un regustillo que tu paladar ya ha catado otras veces.

Tras dos viajes a Flandes en los que hemos tenido la oportunidad de pasear con calma por sus perlas más emblemáticas, podemos asegurar que la ciudad que más nos ha sorprendido ha sido Malinas. Vive a la sombra de sus vecinas Brujas, Gante, Lovaina o Amberes, pero tiene ese ambiente de urbe que aún no ha sido muy explotada turísticamente pese a tener encantos de sobra.

Continuar leyendo →

Cara a cara con el gran tiburón blanco en Sudáfrica

Fotos de bucear con tiburon blanco en Sudafrica, salto

La culpa de todo la tiene Steven Spielberg y su película Tiburón (Jaws, 1975). Es de esos largometrajes que he visionado tropecientas mil veces y cuyo hechizo sigue ejerciendo una fuerte atracción sobre mí. Cada vez que veo uno de sus fotogramas en mi televisor no puedo dejar de mirar hasta que el jefe Brody y el profesor Hooper se agarran a una tabla y empiezan a nadar con la corriente a favor hasta las costas de la Amity Island (creo que a estas del partido alturas a nadie le ofenderá el spoiler).

No exagero si digo que he visto la cinta más de 30 veces y me sé algunos diálogos de memoria. Es imposible no disfrutar con la química de los personajes interpretados por Roy Scheider, Robert Shaw (magnífico como Quint)
y Richard Dreyfuss que van a la caza y captura de un gran tiburón blanco (Carcharodon carcharias) mientras se escuchan las fanfarrias compuestas por el maestro John Williams. En aquella historia hay muchos personajes que no acaban bien, pero el que sale peor parado de todos es el escualo. Desde entonces se ha ganado (sin comerlo ni beberlo) el título de “el terror de los mares”.

Continuar leyendo →

Futuroscope, uno de los lugares más divertidos de Francia para ir con niños

Fotos de Futuroscope en Francia, edificio futurista

El tema de los parques temáticos y de atracciones es para nosotros un claro caso de “Donde dije digo, digo Diego”. Antes de viajar con niños, no solían entrar en nuestros planes, pero cuando tuvimos a Teo y luego a Oriol han entrado con fuerza (que no a la fuerza) en nuestro menú viajero. Es un paradigma de la filosofía “niños felices, papás contentos” y en el caso de Futuroscope con doble motivo.

No es el típico lugar donde se busca la diversión pura y dura, sino que se consigue con creces aplicando una vertiente pedagógica en las atracciones y espectáculos. En este apartado la tecnología y la educación medioambiental juegan un papel fundamental. Quizás los niños (y más cuando son tan pequeños como nuestros hijos) no sean muy conscientes de todo ello ahora, pero ese mensaje va calando poco a poco en sus pequeñas consciencias.

Continuar leyendo →

7 experiencias para niños que hicimos en Cantabria por primera vez

Teo, Vero y Oriol en Cantabria

Los adultos tendemos a complicar las cosas, a veces hasta límites insospechados. Por eso una de las razones por las que más nos gusta viajar con niños es descubrir la inocencia y sencillez con la que contemplan el mundo. “¿Cómo es Cantabria, Teo?” Una persona madura quizá hubiera estado disertando horas y horas sobre los paisajes, la política o la sociedad cántabra, pero nuestro hijo de cinco años lo resumió en una sola palabra: “Verde”.

Tras el viaje a Cantabria, Teo decidió añadirle otro apelativo a la fórmula. “Verde y divertida”. Y es que en los días que estuvimos conociendo esta región atlántica no tuvimos tiempo ni para pestañear. Acabamos agotados, pero muy satisfechos con todo lo que vimos y experimentamos.

Continuar leyendo →