¿Estas planeando tu primera visita a Valencia? No te preocupes que vamos a echarte una mano con la organización del viaje a la capital del Turia. Nosotros hemos vivido allí siete años y es una ciudad que conocemos muy bien. De hecho, nos encanta volver cada poco tiempo. ¡Nos sentimos como en casa!

Lo que está claro es que te lo vas a pasar en grande explorando Valencia porque es una de las ciudades que más de moda está de Europa. El año pasado fue elegida la mejor ciudad del mundo para vivir en el ránking de InterNations y en 2024 será la Capital Verde Europea.

Además, fue Capital Mundial del Diseño en 2022 y acogió los premios Goya… así que planes no te van a faltar.

En este artículo vas a encontrar:

  • ¿Cuáles son los lugares más importantes que visitar en Valencia?
  • ¿Cuáles son las actividades más recomendables que hacer en Valencia?
  • ¿Qué no debes perderte en tu primera visita a Valencia?

¡Empezamos!

Qué visitar en Valencia las primeras horas

La Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia
La Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia.

Nos lanzamos a explorar Valencia, esa joya del Mediterráneo que se ha convertido en una alternativa a la masificada Barcelona y que no para de cosechar buenas noticias. ¿Por dónde empezamos? Ahí van nuestras recomendaciones por si sólo gozas de muy pocas horas en la capital de la Comunitat Valenciana.

1. Plaza del Ayuntamiento de Valencia

Plaza del Ayuntamiento de Valencia
Plaza del Ayuntamiento de Valencia.

Nos encontramos en la Plaza del Ayuntamiento, el corazón palpitante de Valencia, y no es para menos. Es el lugar donde la ciudad se pone sus mejores galas y celebra algunos de sus eventos más espectaculares.

Imagínate estar aquí durante las Fallas, cuando la Fallera Major dice aquello de «Senyor pirotècnic pot començar la mascletà» desde el balcón del consistorio. La plaza es ancha y generosa, rodeada de edificios que parecen competir por quién tiene la fachada más elegante.

Aquí, cada paso que damos resuena con el eco de la historia y la modernidad andando de la mano. El Ayuntamiento nos saluda majestuoso, con su fachada blanca y detalles que nos hacen detenernos a admirar cada centímetro. Puedes visitar el Balcón del Ayuntamiento y el Salón de Cristal de lunes a viernes de 9:00 a 14:00 horas.

¡Te ayudamos a viajar más barato!

2. Plaza de la Virgen, el alma de Valencia

Plaza de la Virgen de Valencia
Plaza de la Virgen de Valencia.

Caminamos hacia la Plaza de la Virgen y nos embarga la sensación de viajar en el tiempo. Este sitio, que fue el corazón del foro romano, hoy nos hace testigos de la historia viva de Valencia.

Rodeados por la majestuosa Catedral y la radiante Basílica, cada piedra y cada balcón cuentan historias de fervor y arte. Aquí, donde los valencianos rinden homenaje a su patrona, la Virgen de los Desamparados durante la ofrenda de las Fallas y por eso se palpa el alma de la ciudad.

Al caer la tarde, la plaza se transforma en un escenario vibrante, iluminado por las luces que resaltan sus contornos históricos y por las risas que se escapan de los bares del Barrio del Carmen.

3. Visitar la Catedral de Valencia y contemplar el Santo Grial

Altar de la Catedral de Valencia
Altar de la Catedral de Valencia.

La visita a la iglesia catedral-basílica metropolitana de la Asunción de Nuestra Señora de Valencia, llamada popularmente la Seu, es uno de los planes imprescindibles que hacer en Valencia en tu primera visita.

En la majestuosa Catedral de Valencia encontrarás una mezcla de estilos, aunque predomina sobre todos el gótico valenciano.

Entre sus rincones más icónicos se encuentran el óleo sobre tabla del siglo XVI de Juan de Juanes “Última Cena” que podrás visitar en la planta primera del Museo de la Catedral. También podrás observar reliquias que pertenecieron a Alfonso el Magnánimo, como son las espinas de la corona de Cristo y dos trozos de la cruz.

Eso sí, no te vayas de la seo valenciana sin visitar la Capilla del Santo Grial donde se expone el cáliz que empleó Jesús de Nazaret en la Última Cena y que ha servido de inspiración a miles de obras, películas, mitos y leyendas. ¿O es que no has visto Indiana Jones y la última cruzada?

4. Subir al Miguelete para ver la ciudad desde las alturas

El Miguelete de Valencia
El Miguelete de Valencia.

La torre del Micalet o Miguelete es la torre campanario de la Catedral de Valencia y el icono de la capital del Turia hasta la llegada de la vanguardista Ciudad de las Artes y las Ciencias.

Subimos con calma los 207 escalones del Miguelete y cada paso nos acerca más al cielo de Valencia. La torre se eleva a más de 50 metros, prometiendo una vista que quita el aliento. Se siente como si estuviéramos conquistando un monumento antiguo, uno con historias talladas en cada piedra y susurros del pasado en cada rincón.

Es un gran lugar para situarte en la capital del Turia desde las alturas y la entrada sólo cuesta 2 €. Las vistas son de las mejores que encontrarás en Valencia.

5. Visitar la Lonja de la Seda

La Lonja de la Seda de Valencia
El salón de columnas de la Lonja de la Seda de Valencia.

La Lonja de la Seda es un elegante testigo de piedra de la Valencia medieval que aún resuena con el eco de los mercaderes y sus negocios. La majestuosidad de su arquitectura gótica te dejará sin palabras, y no es para menos, pues estamos ante un edificio declarado Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO y probablemente nuestro favorito.

Nada más entrar te sentirás pequeño en el salón de columnas, con sus esbeltos pilares que se elevan como palmeras hacia el cielo de bóvedas cruzadas.

No puedes dejar este emblemático lugar de Valencia sin dar un paseo por el Patio de los Naranjos, y ahí está: el contraste entre el bullicio urbano y un remanso de paz te envuelve en una atmósfera casi mágica. La entrada sólo cuesta 2 €.

6. Descubrir los frescos de la iglesia de San Nicolás, la Capilla Sixtina valenciana

Posando en la Iglesia de San Nicolás de Valencia
Pau posando en la Iglesia de San Nicolás de Valencia.

Caminamos entre las callejuelas del Barrio del Carmen de Valencia y nos encontramos frente a la iglesia de San Nicolás de Bari y San Pedro Mártir. De repente, abrimos la puerta y WHAM, nuestros ojos quedan eclipsados por más de 1.900 metros cuadrados de pinturas al fresco impresionantes.

El apodo de “la Capilla Sixtina valenciana” no exagera en absoluto: es una explosión de color y arte barroco que se extiende en cada centímetro del techo. Te quedarás boquiabierto, girando sobre tus propios pasos, intentando absorber cada detalle de esta obra maestra.

La iglesia de San Nicolás no es solo una parada turística más, es una experiencia artística que guardamos como un tesoro en nuestra memoria viajera. El precio de la entrada por adulto es de 10 €.

7. Conocer la Ciudad de las Artes y las Ciencias

Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia
Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia.

La Ciudad de las Artes y las Ciencias es una maravilla futurista que parece sacada de una película de ciencia ficción. De hecho, el proyecto de Santiago Calatrava ha sido escenario de películas como Tomorrowland y El Mundo del Mañana o series como Doctor Who y Westworld.

Es imposible no quedarse boquiabierto ante las estructuras resplandecientes, que reflejan la luz del sol y parecen flotar sobre el agua.

Las formas sinuosas y los reflejos cristalinos nos invitan a explorar cada rincón, desde el majestuoso Palacio de las Artes Reina Sofía hasta el intrigante Museo de las Ciencias Príncipe Felipe.

Paseamos por el Umbracle, admirando las esculturas contemporáneas entre palmeras alineadas, y nos aventuramos a descubrir los secretos del mundo submarino en el Oceanogràfic. Cada edificio en este complejo es un testimonio del ingenio humano, además de haberse convertido en el icono de la Valencia del Siglo XXI.

8. Un Free Tour por Valencia si dispones de poco tiempo

Free Tour por Valencia
Free Tour por Valencia.

La mayoría de lugares que te hemos descrito en este primer apartado los puedes descubrir paseando por las calles en compañía de un guía local que conoce todos los secretos de la ciudad.

Hace muy poquito hicimos un free tour que se llama Valencia al completo! Una experiencia única! y no encantó descubrir la ciudad con Antonio. Casi 3 horas de puro entretenimiento para tomarle el pulso a Valencia.

Explorar lugares emblemáticos de Valencia

Ahora que ya conoces los lugares imprescindibles que ver en Valencia, vamos con más planes por si dispones de algo más de tiempo. Se trata de lugares emblemáticos que nos gustan personalmente y que te permitirán conocer un poco mejor la capital valenciana.

¿Listos para descubrir más Valencia?

9. El Barrio del Carmen y su street art

Mural de Rosita Amores en el Carmen de Valencia
Mural de Rosita Amores en el Carmen de Valencia.

Exploramos las callejuelas del Barrio del Carmen y nos encontramos rodeados de colores vibrantes. Cada esquina se transforma en un lienzo, donde los murales cuentan historias y las expresiones artísticas capturan nuestra atención.

Cuando nosotros vivíamos en la ciudad, el Carmen era uno de nuestros barrios favoritos porque era uno de los mejores sitios para salir de fiesta. Ahora ya no es tan golfo, pero quedan muchos barecitos y restaurantes. También la huella de muchos artistas callejeros que han convertido esta parte de Valencia en una galería al aire libre.

Los grafitis brotan entre el ladrillo viejo y las puertas de madera, creando un contraste que define la identidad cultural de El Carmen.

10. Pasear por la Plaza Redonda

Plaza Redonda de Valencia
Plaza Redonda de Valencia.

Llegamos al que fue el corazón palpitante de Valencia y uno de nuestros lugares predilectos de siempre, la Plaza Redonda. Se trata de una hermosa plaza interior de planta circular a la que se puede acceder desde cuatro calles diferentes.

Fue construida en el siglo XIX por Salvador Escrig Melchor, y en su día se ubicaba en el centro geométrico de la ciudad. La plaza está rodeada de comercios de artesanía, recuerdos turísticos y restauración.

También alberga tres alturas de viviendas en balconada, entre las que se encuentra la vivienda más estrecha de Valencia. ¿Serás capaz de encontrarla?

11. Relajarse en los Jardines del Turia

Los Jardines del Turia en Valencia
Los Jardines del Turia en Valencia.

Otro de nuestros planes favoritos que hacer en Valencia es pasear por los espectaculares Jardines del Turia, uno de los parques naturales urbanos más grandes de España y uno de los motivos por los que la ciudad será Capital Verde Europea en 2024.

Este enorme espacio verde coronado por 18 puentes consta de más de nueve kilómetros transitables repletas de zonas lúdicas y deportivas, rincones muy románticos y juegos infantiles alucinantes como el famoso Gulliver.

Ahora se ha convertido en el espacio favorito para runners, ciclistas, familias y amantes de la naturaleza, pero este gran parque ubicado sobre el antiguo cauce del río Turia surgió tras la gran riada del 14 de octubre de 1957. Por este motivo se tuvo que desviar el cauce. Hoy en día se ha convertido en un gran ejemplo de reconversión verde de Valencia.

12. Cruzar las Torres de Serranos y Quart

Torres de Serrano de Valencia
Torres de Serrano de Valencia.

Las Torres de Serranos y Quart, dos monumentos que han resistido el paso del tiempo. Imagínate siendo parte de la historia, atravesando las mismas puertas por las que pasaron reyes y soldados.

Las Torres de Serranos sirvieron para defender uno de los accesos más usados de la Valencia medieval y su construcción comenzó en 1392 por Pere Balaguer. No obstante su uso más habitual fue el de servir de cárcel de nobles entre los siglos XVI y XIX.

El último domingo del mes de febrero se celebra desde allí la Crida, una llamada que realiza la Fallera Mayor de Valencia para dar la bienvenida a las Fallas.

Por su parte las Torres de Quart, están inspiradas en las torres de Castell Nuovo de Nápoles. Este baluarte fue clave para defenderse de las tropas napoleónicas durante la Guerra de la Independencia, de hecho, todavía pueden verse las marcas de los cañonazos.

13. Admirar la Estació del Nord de Valencia

El Salon de los Mosaicos de la Estacio del Nord de Valencia
El Salón de los Mosaicos de la Estacio del Nord de Valencia.

Hemos perdido la cuenta de las veces que hemos llegado hasta Valencia en tren y hemos atravesado la Estació del Nord. Actualmente los trenes de alta velocidad llegan a Joaquín Sorolla, pero siempre merece la pena desviarse un poco para ver este espectacular edificio modernista del arquitecto Demetrio Ribes.

Además del habitual trajín de pasajeros, merece la pena detenerse en el denominada Sala de los Mosaicos, la preciosa antigua cafetería de la estación que es una maravilla. Seguro que quedas prendado ante tanto colorido. ¿Te atreves a contar las naranjas que hay repartidas por todo el edificio?

14. El Palacio del Marqués de Dos Aguas (y su Museo Nacional de Cerámica)

Palacio del Marqués de Dos Aguas de Valencia
Palacio del Marqués de Dos Aguas de Valencia.

Este edificio emplazado en el número 2 de la céntrica calle Poeta Querol enseguida llamará tu atención por su llamativa fachada, especialmente los relieves de estilo barroco de gran tamaño. Se trata del Palacio del Marqués de Dos Aguas que en su interior alberga el Museo Nacional de Cerámica y Artes Suntuarias González Martí.

La cerámica es una de las señas de identidad de la Comunitat Valenciana, así que si quieres sumergirte en este mundo tienes la mayor colección de cerámica de España, desde el siglo VIII hasta la época contemporánea con piezas de Picasso.

15. BIOPARC Valencia, uno de los mejores parques de animales del mundo

La conservacion de biodiversidad en BIOPARC
Visitando el BIOPARC Valencia.

El Bioparc Valencia es uno de los mejores parques de animales del mundo (según TripAdvisor). Además de ver fauna africana muy de cerca, el objetivo de este lugar es que la gente experimente una aproximación directa con la vida salvaje y comprenda la necesidad de preservarla.

En este lugar se recrean hasta cuatro ecosistemas africanos (sabana, bosque ecuatorial, humedales e Isla de Madagascar), así que lo primero que suele llamar la atención al visitante son los recintos donde viven los animales.

Para añadir más realismo a la visita, no hay ninguna barrera visible, se juega mucho con los vidrios transparentes para que todo se aprecie mejor y también para que tengas la posibilidad de estar cara a cara con especies tan fascinantes como los gorilas, los leones o los cocodrilos del Nilo.

16. Visitar el Parque Natural de la Albufera

Paseo en barca en la Albufera de Valencia
Paseo en barca en la Albufera de Valencia.

El Parque Natural de la Albufera es un ecosistema único y una de las señas de identidad de Valencia gracias a las novelas de Vicente Blasco Ibáñez. Junto al parque natural de El Saler o los Jardines del Turia es el buque insignia de la Capital Verde Europea de 2024.

Está situado a menos de 20 minutos en coche de la ciudad y cuando llegas es como si estuvieras en otro mundo. Se trata de uno de los humedales más importantes de España, así que es un paraíso para ver aves y especies acuáticas. La más preciada suele ser la anguila.

Es muy interesante contemplar paisajes con campos de arroz, barracas valencianas y lenguas de tierra con agua a ambos lados, aunque lo más demandado es el paseo en barca albuferenca por aguas que nunca superan el metro y medio y donde es fácil encontrar bandadas de ánades de cuello verde.

El colofón lo debe poner una paella valenciana en alguno de los muchos restaurantes de El Palmar (a nosotros nos gustó mucho el Bon Aire) o una puesta de sol. Lo más fácil es reservar aquí una excursión a la Albufera. También es interesante una visita a la Albufera en 4×4.

17. Las mejores playas de Valencia

Playa de El Saler de Valencia
Playa de El Saler de Valencia.

Y entre los planes que hacer en Valencia en una primera visita no pueden faltar sus playas. Uno de los principales alicientes de esta ciudad es que casi siempre hace buen tiempo y tiene unos arenales estupendos.

Sus dos playas urbanas son Las Arenas y la Malvarrosa, ambas muy bien comunicadas y con un paseo marítimo ideal para pasear o tomar una paella mientras se disfruta de la brisa marinera y del sonido de las olas del Mediterráneo.

Si te apetece relajarte en playas más salvajes, tienes las de Pinedo, L’Arbre del Gos, El Saler, la Garrofera, la Devesa o El Perellonet a muy pocos kilómetros del centro de Valencia.

Probar lo mejor de la gastronomía valenciana

Ya que hemos descubierto que hacer en Valencia la primera vez, ahora toca rendirnos ante  su rica gastronomía. Con la paella valenciana declarado Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por parte de la UNESCO y figuras tan importantes como Ricard Camarena, la cocina de Valencia está on fire.

Valencia es una capital gastronómica mundial ya que fue la sede de la gala de la Guía Michelin España & Portugal en 2022 y, el pasado junio, acogió la gala de The World’s 50 Best Restaurants.

Vamos a degustar la capital del Turia.

18. Saborear los platos típicos: paella, all i pebre y esmorzaret

Paella Valenciana en el Restaurante Bon Aire en la Albufera de Valencia
Paella Valenciana en el Restaurante Bon Aire en la Albufera de Valencia.

Ya sabes que los valencianos somos un poco talibanes con la paella valenciana, pero cuando pruebes una auténtica en lugares tan emblemáticos como Casa Carmela, MIMAR en la playa de la Patacona, Casa Roberto, Goya Gallery o Bon Aire entenderás los motivos.

Esto no tiene nada que ver con esas versiones para turistas que se ven por ahí. Arroz crujiente, conejo que se deshace en la boca, y unas judías verdes que parecen haber sido cosechadas sólo para nuestro plato. Es un festival de sabor tan auténtico que te hace cuestionar todo lo que creías saber sobre la paella.

Tampoco puedes irte de Valencia sin probar el «all i pebre«, un guiso de anguila especiado que baila al compás del ajo y el pimentón. La primera impresión puede ser un tanto desconcertante – ¡anguilas picantes! – pero al primer bocado, esos reticentes pensamientos se disipan para dar paso a una explosión de sabores.

Tampoco nos olvidemos de los buñuelos de calabaza; esponjosos y dulces, un amor a primera vista, o mejor dicho, a primer mordisco muy típico de las Fallas.

Otra tradición valenciana es el esmorzaret. El nombre en diminutivo puede llevar a engaños, ya que empieza con una buena picaeta (aperitivo) acompañada de una cerveza bien fría o vi amb llimonà (vino con gaseosa).

Luego se corona con un bocadillo con panes de tamaños gigantescos rellenos con embutidos de cerdo, carnes, huevos fritos, tortillas verduras de la huerta valenciana y todo lo que puedas imaginar.

19. Una horchata con fartó en la Horchatería de Santa Catalina

Horchateria de Santa Catalina de Valencia
Horchatería de Santa Catalina de Valencia.

Otra tradición que es casi tan valenciana como la paella es la de tomar una horchata fresca de chufa, a ser posible, acompañada con un bollo alargado llamado fartó.

Hay muchas horchaterías donde probar esta merienda, especialmente en Alboraya. Pero si no quieres moverte del centro, la que más suele llamar la atención es la Horchatería de Santa Catalina.

No sólo por su rica horchata y los fartons caseros, sino por su preciosa fachada decorada con azulejo valenciano tradicional. La tienes en la Plaza de Santa Caterina 6, a pocos pasos de la Catedral o la Plaza Redonda.

20. Visitar el Mercado Central de Valencia

El Mercado Central de Valencia
El Mercado Central de Valencia.

Si eres de los que les gusta visitar mercados tradicionales, vas a alucinar con el Mercado Central de Valencia. Emplazado justo enfrente de la Lonja de la Seda se trata del mayor mercado de productos frescos de Europa.

Lo primero que llamará tu atención es el edificio de estilo modernista lleno de imágenes y decoración que hacen referencia a los productos de la huerta y los jardines de Valencia. Una mezcla preciosa de columnas de hierro, azulejos y vidrieras que te invitan a recorrer sus pasillos.

En su interior es un auténtico festival de colores, aromas y sabores repartidos por sus cerca de 300 puestos. Además, en las postrimerías hay decenas de bares y restaurantes auténticamente valencianos donde probar en tapas, raciones y bocadillos con productos del día. ¿Quién da más?

21. Comer en el Mercado gastronómico de Colón

Mercado de Colon de Valencia
Mercado de Colón de Valencia.

Entre el emblemático barrio de Ruzafa y el Ensanche de Valencia encontrarás un mercado muy diferente al anterior, el Mercado de Colón. Se trata de uno de los edificios más llamativos de la ciudad y un ejemplo espectacular de modernismo valenciano. De hecho, está declarado Monumento Nacional.

Está repleto de propuestas gastronómicas muy interesantes y además para todos los gustos y colores. Se mezclan los comercios tradicionales con una oferta de restaurantes muy llamativa encabezados por Habitual by Ricard Camarena o la popular horchatería Daniel.

22. Tomar un Agua de Valencia en el Café de las Horas

Cafe de las Horas de Valencia
Café de las Horas de Valencia.

Zumo de naranja recién exprimido, vodka, ginebra y cava además de un toque de azúcar, esta es la receta del Agua de Valencia el cóctel propio de la ciudad y uno de los que tienes que probar sí o sí (con moderación).

Esta bebida se inventó en el actual Café Madrid, aunque nuestra recomendación es que vayas también a degustarlo al precioso Café de las Horas (Comte d’Almodóvar, 1).

Su atmósfera única y un traguito de Agua de Valencia es una llamada al relax entre decoraciones sofisticadas y una luz tenue que invita a la charla amistosa. Prefiero no contarte mucho más y que lo descubras por tu cuenta.

23. Pelayo Gastro Trinquet

Pelayo Gastro Trinquet
Pelayo Gastro Trinquet.

También nos gustaría recomendarte nuestro último descubrimiento, se trata del Pelayo Gastro Trinquet. Aquí se fusionan tradición y sabor en un lugar auténticamente valenciano.

¿Por qué? Pues porque este restaurante está emplazado en la entrada del centenario Trinquet de Pelayo, considerada como la Catedral de la pilota valenciana.

Su propuesta combina típicas recetas valencianas como pueden ser arroces, tapas, carnes, mariscos y pescados a la brasa o postres caseros con ligeros toques de atrevimiento. Está situado en el número 6 de la Calle de Pelayo y os recomendamos encarecidamente reservar con antelación porque está muy de moda.

Sumergirse en la cultura local de Valencia

Si quieres zambullirte de cabeza en la cultura valenciana, qué mejor momento para hacerlo que durante las Fallas. Vamos a recomendarte dos de los planes más tradicionales que hacer en Valencia.

24. Vivir las Fallas

Las Fallas de Valencia
Las Fallas de Valencia.

Con La Cridà se da el pistoletazo de salida a las Fallas. Estas fiestas declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco son una mezcla espectacular de sátira, fuego, color y música que seducen cada año a miles de valencianos y curiosos venidos de todos los rincones del mundo.

Nosotros tuvimos la oportunidad de vivir justo sobre un Casal Fallero en Benimaclet y comprobamos en nuestras propias carnes que estos festejos se sienten con una vitalidad fuera de serie.

Seguro que te encanta ver los cientos de ninots y monumentos que cada marzo se plantan para llenar las calles de colores y alegría.

Algunos de los momentos que no te puedes perder son la Exposició del Ninot, alguna mascletà en la Plaza del Ayuntamiento (desde el 1 de marzo), los pasacalles, la ofrenda floral a la Virgen de los Desamparados, la Gran Nit del Foc o la Cremà.

Además, todos los días hay despertàs, fuegos artificiales, conciertos, verbenas… imposible aburrirse en las Fallas de Valencia.

25. Asistir al Tribunal de las Aguas

Tribunal de las Aguas de Valencia
Tribunal de las Aguas de Valencia.

Otro elemento declarado Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad en Valencia es su tradicional Tribunal de las Aguas. Este rito se celebra cada jueves a las doce del mediodía en la Puerta de los Apóstoles de la Catedral de Valencia, aunque los días festivos que coincidan con jueves, se adelanta la sesión al miércoles.

Se trata de una reunión que se ha conservado desde los tiempos de Jaume I. En este encuentro, el tribunal imparte justicia sobre los posibles litigios que hubiera sobre la distribución del agua del Turia, siempre a través de un proceso oral en valenciano.

El Tribunal de las Aguas está formado por ocho labradores que se presentan ataviados con la típica blusa negra y se sientan en círculo en unos sillones de madera y cuero que datan del siglo XVII. Es un proceso muy ágil y que suele atraer muchas miradas tanto de turistas como de los valencianos.

Esperamos que te hayan gustado nuestras recomendaciones sobre que hacer en Valencia la primera vez. Tienes más información en la página web oficial de Visit Valencia o si viajas en familia en nuestro artículo sobre qué ver en Valencia con niños.

Artículo anteriorIr de camping en España, una alternativa en auge para ir de vacaciones
Artículo siguienteLa mejor eSIM para viajar a Andorra
Soy periodista y bloguero de viajes profesional. Soy Licenciado en Ciencias de la Información en la especialidad de Periodismo. He trabajado y colaborado en numerosos medios de comunicación en temas relacionados con Internet, nuevas tecnologías y turismo. Además, soy co-autor del libro Viajar con niños, el manual para preparar tus vacaciones en familia de La editorial viajera.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.