Qué ver en Stavanger, la puerta de los fiordos noruegos

Fotos del Púlpito en los Fiordos Noruegos, piedras

La primera vez que contemplas con tus propios ojos un fiordo en Noruega impresiona… pero de verdad. Su belleza es tan legendaria que antes de verlo estás en tensión esperando que las expectativas tan altas no te decepcionen. Afortunadamente, ese temor se disipa en unos segundos, justo el tiempo que necesitas para comprobar que su fama se la han ganado a pulso. Al verlos en Stavanger, no tardamos mucho en verificar que son el equivalente en la naturaleza a un poema de amor.

No puede haber viaje a Noruega sin fiordos, al menos la primera vez. El país más septentrional de Europa está repleto de rincones naturales inusitados, que parecen sacados de los sueños de un maestro de la ciencia-ficción o de una película de dibujos animados. Muchos de ellos están cerca de Stavanger, la puerta de los fiordos noruegos. Vamos a descubrirte esta joya y algunos de sus inverosímiles encantos.

¿Cómo se llega a Stavanger?

Vero y Teo en el Gamle Stavanger

Afortunadamente desde España hay muchísimos vuelos directos a Noruega. Cuando visitamos Stavanger la primera vez veníamos de pasar unos días en Oslo, así que fuimos desde la capital del país en avión hasta el Aeropuerto de Stavanger Sola. Una de las opciones más sencillas y económicas para viajar directamente a los fiordos noruegos desde España es volando con Vueling o Norwegian que tienen conexiones estupendas y muy buenos precios.

Una vez en el aeropuerto es muy sencillo llegar al centro de la ciudad, sólo tienes que tomar un autobús que parte de la terminal cada 20 minutos y que tarda aproximadamente media hora.

¿Cuantos días me recomiendas estar en Stavanger?

Casa de madera en Stavanger

Esto como siempre es muy relativo y depende del tiempo de viaje del que disponga cada uno. En nuestro primer viaje estuvimos un total de 11 días en Noruega, de los cuales disfrutamos de tres días/dos noches en Stavanger. Sinceramente, la estancia se nos quedó un poco corta. No obstante, ten en cuenta que durante aquel viaje íbamos con un bebé y nuestro ritmo era mucho más lento que si vas sin niños. Luego hemos hecho un total de tres viajes a Noruega y hemos repetido en esta preciosa ciudad.

Cerca de Stavanger se encuentran algunos de los paisajes de naturaleza más espectaculares del mundo, así que si dispones de pocos días para conocer el país, quizás sea mejor restar tiempo a las ciudades para deleitarte con la naturaleza.

¿Es cara la vida en Stavanger?

Bøker & Børst Stavanger

Mentiríamos si te dijéramos que no. En general, Noruega es un destino caro, aunque en Stavanger se pueden encontrar actividades para todos los bolsillos y a precios más asequibles que en Oslo. Para comer, por ejemplo, hay muchos puestos callejeros donde es barato comprar bocadillos y bebidas.

No obstante, lo más económico en Stavanger y en los fiordos noruegos, en general, son las actividades relacionadas con la naturaleza. Hay infinidad de rutas de senderismo, playas para surfear, lugares para pescar, rutas para ciclistas o descensos para practicar rafting. Si lo tuyo son las actividades al aire libre estás de enhorabuena.

¿Dónde alojarte en Stavanger?

Casas de madera en Stavanger

Curiosamente en Stavanger los alojamientos son más baratos los findes que entre semana. Al ser la capital noruega del petróleo, muchos hombres de negocios la visitan de lunes a viernes por trabajo, así que si tienes previsto visitar esta ciudad es mejor que mires dónde dormir con bastante tiempo de antelación. En el centro urbano y alrededores, podrás encontrar alojamientos para todos los bolsillos. Desde campings, pasando por un montón de B&B o los típicos hoteles más estándar.

La primera vez escogimos el Clarion Hotel Stavanger, que está muy bien ubicado, a pocos pasos de los principales atractivos de la ciudad. En nuestro segundo viaje, el alojamiento escogido fue el fantástico Comfort Hotel Square y cerca del Púlpito nos quedamos en el alucinante Preikestolen Fjellstue en Jørpeland. No obstante, para ponértelo fácil puedes buscar aquí un buen hotel en Stavanger para tu viaje.

¿Qué ver en Stavanger?

Puerto de Stavanger

Recordemos que Stavanger es la puerta de los fiordos noruegos y que tiene una cantidad enorme de atractivos tanto en la ciudad como en sus alrededores. Está plagada de callejuelas donde perderse es casi una obligación, museos de lo más interesantes y rincones muy animados. Teniendo en cuenta que estarás unos tres días, te recomendamos los siguientes lugares para visitar en Stavanger.

  • Aunque técnicamente no está en la ciudad, lo que más llama la atención de Stavanger es el Púlpito o Preikestolen. Esta increíble roca es un balcón con 600 metros de caída desde donde se aprecia el Lysefjord. La primera vez íbamos con un bebé nos tuvimos que conformar con verlo desde abajo, pero en el siguiente viaje a Noruega nos quitamos la espinita.
  • Navegar por el Lysefjord es una delicia. Enormes lenguas de agua abrazados por enormes acantilados. El verde de la vegetación y el azul del agua se suelen ver salpicados por el plateado de las enormes cascadas y saltos que descienden por las montañas. Lo más espectacular de los fiordos es cuando se retuercen o se estrechan. Las casitas de colores acaban de dibujar una estampa fascinante. En el segundo viaje lo hicimos a bordo de una lancha rápida, fue mucho más divertido y visitamos el peculiar paraíso de los panaderos (Bakernes Paradis).
  • Tuvimos la enorme fortuna de que nuestra primera estancia coincidió con el festival Gladmat. Se trata de uno de los festivales gastronómicos más importantes del norte de Europa y un evento que anima y mucho la ciudad. Vecinos de Stavanger y forasteros iban revoloteando de un puesto de comida a otro intentando satisfacer su curiosidad gastronómica, así que nosotros no íbamos a ser menos. Comida mexicana, hindú, española, francesa, africana, asiática… y por supuesto de Noruega. La amalgama de olores, sabores, colores y sonidos era sencillamente fascinante.
  • El sorprendente Museo del Petróleo de Stavanger. Aunque no teníamos ni pajolera idea del tema, acabamos muy satisfechos con la visita. Allí vimos la broca de perforación más grande del mundo, nos metimos en simuladores de equipos submarinos o jugamos en habitáculos extraídos de las plataformas petrolíferas. Todo se puede tocar, escuchar y ver. Este museo no esconde nada y cuenta los pros y los contras del petróleo con pelos, señales y datos reales. Puedes pasar unas horas muy entretenidas y aprender muchísimas cosas interesantes. No dejará indiferente a nadie.
  • Para caminar tienes muchísimos lugares preciosos, algunos están resumidos en este paseo visual por Stavanger. El barrio viejo o Gamle Stavanger con su Museo de la Conserva, la sencilla Catedral, la torre Valbergtårnet, la animadísima Øvre Holmegate, el Museo Marítimo… en definitiva una ciudad coqueta, colorida, animada, divertida, marinera, sorprendente para el viajero.
  • Si quieres probar la gastronomía de Stavanger también disfrutarás. A nosotros nos encantaron varias pastelerías/librerías entre las que nos encandiló la chocolatería Sjokoladepiken. Si eres goloso tienes que pasar sí o sí por este tentador lugar. Para paladares exigentes recomendamos el Tango Bar og kjøkken.
  • Si te gusta el arte urbano, Stavanger es una de las capitales más importantes de Noruega para disfrutar del trabajo de artistas callejeros de todo el mundo. Su estandarte es el NuArt Festival. En 2017 se celebra del 31 de agosto al 2 de septiembre.

¿Qué lugares de Stavanger te quedaste con ganas de ver?

Fotos del Púlpito en los Fiordos Noruegos, gente arriba

A pesar de que hemos viajado varias veces a esta ciudad siempre quedan cosas en el tintero, especialmente en su magnífico entorno.

Nos hubiera encantado posarnos sobre la roca Kjerag o dar un paseo nocturno. Siempre es positivo que nos queden razones para volver a Stavanger.

¿Cómo me muevo por Stavanger?

Ríos de gente en el Festival Gladmat de Stavanger

Sinceramente, es casi una obligación ir a pie. Stavanger es una ciudad muy cómoda para moverse caminando o en bicicleta. No creo que te haga falta tomar taxis pues las distancias son muy cortas. No obstante, existe una compañía de autobuses locales con abonos para varios días por si tienes dificultades para andar.

También hay trenes para desplazarse a las zonas de las playas o la terminal marítima para moverse a las islas cercanas. Ya no existe el ferry directo entre Stavanger y Bergen, ahora tan sólo se puede ir en autobús con Nettbuss y Kystbussen.

Siempre es recomendable llevar un buen seguro de viaje

Fotos del Púlpito en los Fiordos Noruegos, Pau Preikestolen

Y recuerda que cuando viajas al extranjero siempre es conveniente estar protegido por lo que pueda pasar. Te recomendamos hacer un viaje a Noruega con una buena póliza que te cubra en destino posibles accidentes, hospitalizaciones por enfermedad o contratiempos que puedan suponer un sobrecoste en tu presupuesto de viaje (ten en cuenta que la hospitalización o atención médica en muchos países es extremadamente cara). En nuestro caso para viajar a Noruega u otros destinos utilizamos el seguro de viaje de Intermundial porque tiene una cobertura superior a la media y ofrecen siempre un trato personalizado y rápido. Puedes contratar directamente aquí el Seguro de viaje de Intermundial que mejor se adecué a tu tipo de viaje.

Galería de fotos de Stavanger

, , , , , ,

23 respuesta a Qué ver en Stavanger, la puerta de los fiordos noruegos

  1. Ana Marzo 19, 2017 en 1:26 pm #

    Gracias por el blog.Me está ayudando a concretar para nuestro próximo viaje.Querria que me orientarais si tras llegar en crucero y tener solo de las 7 a las 16 h,que opción es mejor para excursión,en Stavanger,sisubimos al Púlpito navegamos por el Lysefjord ?.Gracias por adelantado.

    • Pau Marzo 19, 2017 en 4:49 pm #

      Hola Ana, bienvenida a ‘el Pachinko’ y buen viaje a Noruega

      La mejor experiencia, sin duda, es la subida al Púlpito, lo que pasa que igual vais un poco justos de tiempo ya que se necesita una hora más o menos para ir, otra para volver y luego un par de horas de subida y otro par de bajada. En total son seis horas más el tiempo que paséis en la cima y dejar algo de margen por si acaso.

      La excursión de navegar por el fiordo es más mucho más corta.

  2. Latitudes Infinitas Febrero 10, 2017 en 10:50 am #

    Al ir con un niño de poco más de 1 año, no pudimos subir al Púlpito. Quizás esa sea la razón para volver a Stavanger

    • Pau Febrero 10, 2017 en 11:28 am #

      Jejeje es una buena razón. A nosotros nos pasó lo mismo la primera vez y luego nos resarcimos 😀

  3. Pilar from Nomecabeenlamaleta Marzo 29, 2016 en 1:07 pm #

    HOla Pau
    Gracias por toda esta información!
    Estoy organizando mi próximo viaje a Stavanger y Bergen, vamos para un puente de tres noches en junio, así que muy muy justo pero haremos lo que se pueda (teniendo en cuenta que habrá muchas horas de luz!
    Informarte que este año, para mi fortuna, vuelve a haber Ferry directo entre Stavanger y Bergen, según acabo de descubrir en .fjordline .. menos mal!!
    Enhorabuena por tu Blog, es de mucha inspiración para mi tanto como aprendiz de Bloguera como para la información de viajera.
    Saludos viajeros

    Pilar on board.

    • Pau Marzo 30, 2016 en 9:28 am #

      Bienvenida a ‘el Pachinko’ Pilar y gracias por tus palabras. Que buenas noticias lo del ferry, así ganaréis más tiempo, aunque en autobús también es relativamente rápido.

      Tres días es poco pero más vale eso que nada, espero que os haga buen clima y disfrutéis de Noruega.

  4. Sara Enero 20, 2016 en 4:54 pm #

    Hola, enhorabuena per el blog!! Me encanta!! Con mi pareja hemos decidido ir a noruega este verano, con muerto cachorrito que tendrá un año casi y medio. Me anima ver que se puede viajar a sitios con niños, lo que no se es si podremos subir a las rutas para ver los fiordos con el peque. Como lo hicisteis??

    • Pau Enero 24, 2016 en 1:40 pm #

      Gracias por tus palabras Sara y bienvenida a ‘el Pachinko’.

      La primera vez que viajamos a los fiordos nuestro hijo tenía también año y medio.

      En Stavanger, por ejemplo, no subimos al Púlpito entonces pero navegamos por el Lysefjord y lo vimos desde abajo.

      En este enlace sobre los fiordos noruegos tienes mucho material sobre las excursiones que hemos hecho en la zona, la mayoría con niños

      http://elpachinko.com/viajes-noruega/fiordos-noruegos-visitas-recomendadas/

  5. juan Junio 18, 2015 en 10:22 am #

    He estado dos veces en Noruega, y creo que junto a las Islas Lofoten y Tromso es de las cosas mas espectaculares que no pueden faltar en un viaje a Noruega.

    • Pau Junio 18, 2015 en 3:18 pm #

      Bienvenido a ‘el Pachinko’ Juan, a nosotros nos faltan las Lofoten, caerán en el cuarto viaje a Noruega 😀

  6. Tarta de Manzana Junio 10, 2015 en 9:26 pm #

    Hola Pau.
    Me ha encantado tu post. Pensé que era la única que le hacía fotos a las alcantarillas noruegas,
    Nosotros estuvimos en Stavanger en octubre del año pasado. Es una pasada subir al Preikestolen y aunque mi ciudad favorita es Bergen, Stavanger también tiene mucho encanto. El Gamla Stan es realmente bonito.
    Sus cafeterías no tienen rival, qué bonitas. Te recomiendo que le eches un vistazo a mi post, aunque mi blog es de postres no pude resistirme a hablar de mi querida Noruega e incluso dedicarle una guía dulce y un especial para subir al Preikestolen, como fuimos fuera de temporada pensé que si a alguien le pasaba lo mismo y tenía problemas para llegar le sería útil toda la información práctica que facilito.

    http://tartademanzanacasera.com/2014/11/10/el-preikestolen-y-algo-mas/

    http://tartademanzanacasera.com/2014/11/03/guia-dulce-de-stavanger-y-algo-mas/

    He estado 4 veces en Noruega y no me canso, la próxima vez tengo que ir con mis hijas.

    Un saludo.

    • Pau Junio 11, 2015 en 7:43 am #

      Bienvenida a ‘el Pachinko’ Patri y gracias por compartir tus experiencias.

      Yo acabo de regresar de mi tercer viaje a Noruega y por fin pude subir al Púlpito… es una experiencia mágica. Nosotros fuimos cuando nuestro hijo mayor tenía un añito y desistimos a subir.

      • Tarta de Manzana Julio 14, 2015 en 10:42 pm #

        Gracias Pau, me alegro, el Preikestolen es mágico. ¡Qué ganas tengo de ir con mis hijas!!!!
        Me encanta tu blog.
        Un saludo.
        Patri, de Tarta de manzana.

  7. Victor de Mochileros 2.0 Octubre 1, 2014 en 8:53 pm #

    Pau que pena que no pudierais subir al Preikestolen, a mis hijas les costó pero una vez arriba mereció la pena. Su cara de asombro era impresionante, bueno y la nuestra. Es un lugar impresionante, al que sin duda volveremos.

    http://mochilerosdospuntocero.blogspot.com.es/2014/07/dia-18-29-de-julio-preikestolen-el.html

    Saludos paisano.

    • Pau Octubre 2, 2014 en 7:02 am #

      Bienvenido a ‘el Pachinko’ Víctor. Le tengo muchas ganas al Preikestolen, pero claro en ese momento Teo tenía 1 añito y quizá la subida no era lo más adecuado para él.

  8. Marcello Arrambide Junio 26, 2014 en 9:59 pm #

    Una lastima no poder ver roca Kjerag, pero como lo dijiste: “Siempre es positivo que nos queden razones para volver” sin lugar a duda la próxima vez este sera uno de sus primeros destinos. Saludos

    • Pau Junio 27, 2014 en 8:45 am #

      Cierto Marcello, siempre hay que dejar un pedacito para tener ganas de volver, y seguro que volveremos a Stavanger 😀

  9. Planeando viajar con niños Mayo 23, 2014 en 2:46 pm #

    Es cierto que cuando se viaja con niños el turismo nocturno y esas vistas tan diferentes e los lugares desaparecen por completo. Me ha encantado el sitio.

    • Pau Mayo 24, 2014 en 4:09 pm #

      Bienvenidos a ‘el Pachinko’ y gracias por dejar vuestra opinión… ya recuperaremos las noches dentro de unos años 😀

  10. Ricard Torres Mayo 19, 2014 en 8:36 pm #

    Se respira relax en las fotos 🙂

    • Pau Mayo 20, 2014 en 4:14 pm #

      Tú lo fliparías haciendo fotos por allí

Trackbacks/Pingbacks

  1. Bitacoras.com - Mayo 19, 2014

    Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: La primera vez que contemplas con tus propios ojos un fiordo en Noruega impresiona… pero de verdad. Su belleza es tan legendaria que antes de verlo estás en tensión esperando que las expectativas tan altas no te decepcion…

Deja un comentario