El Gran Buda de Kamakura

El Gran Buda de Kamakura de frente

Kamakura es uno de los destinos próximos a Tokio que más tiene que ofrecer al viajero. Tiene un emplazamiento envidiable y está atestado de lugares espectaculares que concentran la esencia del país del sol naciente. Es, sin duda, de los rincones más hermosos que hemos visitado en nuestros dos viajes a Japón. Quizá el icono más emblemático de esta localidad sea el Gran Buda de Kamakura o Kamakura Daibutsu, que fue el primer lugar al que nos dirigimos nada más aterrizar en esta ciudad de la prefectura de Kanagawa.

La serenidad del Gran Buda de Kamakura

El Gran Buda de Kamakura está ubicado en el interior del templo Kōtoku-in, que pertenece a la escuela budista de la Tierra Pura. Para llegar hasta él tomamos un autobús desde la estación de Kamakura, aunque el recorrido es muy sencillo y agradable si se quiere hacer a pie. Durante este viaje a Japón, Vero estaba embarazada y no podía hacer grandes locuras, así que optamos por la opción más cómoda para evitar esfuerzos innecesarios.

Pau y Vero ante el Daibutsu de Kamakura

Si no nos falla la memoria, la entrada al templo Kōtoku-in nos cuesta  sólo 200 yenes (1,5 euros). Una vez traspasado el umbral sagrado de aquel lugar de oración, nos percatamos de que el Gran Buda de Kamakura es una de las estatuas más imponentes de todo Japón, de hecho, es la segunda imagen de Buda más grandes de todo el país, y eso no es ninguna tontería.

Niños japoneses ante el Gran Buda de Kamakura

Parece que la fama de la estatua va acorde con su tamaño, pues durante nuestra visita, el templo estaba lleno de escolares con sus uniformes y gorras de colores… y eso que fuimos temprano. Esta imagen de niños haciéndose fotos ante un monumento célebre es muy habitual y entrañable, seguro que la verás una y otra vez si viajas a Japón.

El Gran Buda de Kamakura de perfil

Y hablando de fama y tamaño, la estatua del Gran Buda de Kamakura está fundida en bronce, mide 11,4 metros de altura y pesa alrededor de 850 toneladas, ahí es nada. Pese a sus imponentes dimensiones, lo que más destaca de esta figura es su enorme serenidad. Si te concentras en su expresión puedes desconectar por unos momentos de la algarabía que le rodea.

El Gran Buda de Kamakura

Si tienes pensado estar unos días en Tokio y no sabes muy bien qué hacer (situación prácticamente imposible en la capital de Japón), te recomendamos que le hagas una visita a esta gigantesca y apacible estatua. Desde Tokio queda a menos de una hora en tren y seguro que te llevas un grato recuerdo y una experiencia plagada de buenos momentos en Kamakura.

¿Has visitado el Daibutsu? ¿Qué recuerdos tienes?

,

15 respuesta a El Gran Buda de Kamakura

  1. Marta abril 7, 2012 en 7:20 pm #

    Genial!! Voy en unos meses y me encanta leer sobre el destino. Gracias Pau!!!!

    • Pau abril 15, 2012 en 5:12 pm #

      Bienvenida a ‘el pachinko’ y si tienes cualquier pregunta para tu viaje no dudes en planteármela.

  2. Pau marzo 4, 2010 en 7:28 am #

    @El Capitán, es lo que tiene viajar en verano, mucho calor, pero una luz especial. Ya tengo ganas de visitar HK y porque no, de volver también a Kamakura.

    @neki, qué pena, nosotros tampoco tuvimos mucho tiempo, pero estuvimos en Kamakura casi un día. A ver si podemos volver pronto.

  3. neki marzo 3, 2010 en 9:20 pm #

    Es una pena pq fui directamente a ver el buda y no visite mucho más de la ciudad. Me gusto mucho, pero debido a una agenda demasiado apretada no pude disfrutarlo con tranquilidad.
    Habra q volver.

  4. El Capitán marzo 3, 2010 en 1:54 pm #

    Recuerdo un sol brutal, qué calor! Pero también un pueblo muy bonito y tranquilo. El Buda impresiona, aunque después de haber visto el de Lantau en Hong Kong… ya no tanto! 😉

    Aún así, me gusta el color del Buda, y quedaba muy bonito con el cielo azul a más no poder que tuvimos nosotros ese día.

  5. Pau marzo 3, 2010 en 7:20 am #

    @Nuria, jajaja la verdad es que no he puesto ninguna foto de las sandalias gigantes 😉

  6. Nuria marzo 2, 2010 en 7:54 pm #

    Me gustó muchísimo, no sólo el Daibutsu, sino todos los lugares que visité en Kamakura. Aunque ya os comenté que antes de verlo me lo imaginaba más grande. Pero nada, que es enorme (sobre todo las sandalias (^__^) )
    Petons !!

  7. Pau marzo 2, 2010 en 8:39 am #

    @quicoto, jajaja de los de Japón has estado en casi todos, que menudo viajazo no os pegasteis tu y el Sirius.

    @JoCkEy, wow pues Kamakura y Miyajima en el mismo viaje es una pasada, no me importaría repetir 😉

  8. JoCkEy marzo 2, 2010 en 8:38 am #

    Kamakura la deje para un segundo viaje así tengo una excusa para volver junto con Hiroshima y Miyajima ;)!

    Saludos!

  9. quicoto marzo 2, 2010 en 8:25 am #

    Uno de los pocos sitios que escribes en tu blog que puedo decir “he estado allí” 😀

  10. Pau marzo 2, 2010 en 8:16 am #

    @Tosca, es que alguien dudaba de eso jajaja Todo el mundo sabe que Kamakura es una pedanía de Bilbao 😉

  11. Tosca marzo 2, 2010 en 8:13 am #

    Es el Buda de Bilbao!!!

    yepa pues!

Trackbacks/Pingbacks

  1. Viaje a Japón – Engaku-ji | el pachinko - marzo 15, 2010

    […] y los preciosos bosques que arropan al templo. A diferencia de las visitas al Daibutsu y al Hase-dera, aquí no había casi turistas, y reinaba un ambiente de paz y […]

  2. Viaje a Japón – Hase-dera | el pachinko - marzo 8, 2010

    […] de ver el Gran Buda de Kamakura y la siguiente parada en nuestro recorrido era el Hase-dera. es muy fácil de encontrar desde el […]

  3. Bitacoras.com - marzo 2, 2010

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Ya os comenté el otro día, que Kamakura tiene mucho que ofrecer al viajero, pues posee muchos lugares espectaculares. De los más bonitos que hemos visto en nuestros dos viajes a Japón. Quizás el más conocido de todos se……

Deja un comentario