Qué ver y hacer en Morella: los 10 mejores planes para disfrutar de esta joya medieval

Fotos de Morella, el castillo desde el mirador

Hasta el trotamundos más experto peca, a veces, de llenarse los ojos con destinos exóticos y lejanos sin prestar demasiada atención a las maravillas que tiene cerca. Para evitar caer en ese feo vicio, hace muy poco regresamos a Morella en familia para que nuestros hijos pudieran ver con sus propios ojos una de las ciudades más bellas de toda la Comunitat Valenciana y que pertenece, por méritos propios, a la asociación de los pueblos más bonitos de España.

Fundada sobre un peñón en forma de cono truncado, este fantástico pueblo amurallado medieval está repleto de rincones capaces de cautivar al viajero con sus encantos o con las piedras que rezuman historia por todos sus poros. Ya desde lejos observas una silueta única que sedujo al mismísimo Jaume I el Conquistador y que está coronada por la figura, también regia, de su formidable castillo. “No busquéis sólo fachadas de palacios, ventanas góticas, los portales espléndidos de la basílica, los claustros, las puertas de la muralla, eso ya es mucho, pero hay que buscar otra cosa, una armonía preservada, estas cosas son impalpables, que hacen otra dimensión de la belleza”. Siguiendo estas palabras del escritor valenciano Joan Francesc Mira, vamos a descubrir qué ver y hacer en Morella. ¿Nos acompañas?

Vota a Morella como Capital del Turismo Rural 2018 en España

El portal de casas rurales EscapadaRural.com ha organizado un certamen para encontrar la que será la Capital del Turismo Rural 2018 en España y nosotros nos hemos sumado a la iniciativa convirtiéndonos en embajadores de Morella. A lo largo de este artículo te damos muchas razones de peso por las que pensamos que este precioso pueblo de la Comunitat Valenciana se merece este reconocimiento. Así que si quieres apoyar a Morella, échanos un cable y vótala en EscapadaRural.com, queremos que se convierta en la Capital del Turismo Rural 2018. Tienes hasta el 20 de mayo y sólo por votar puedes ganar una escapada a tu pueblo favorito.

El Castillo de Morella, la joya de la corona

Fotos de Morella, Vero, Teo i Oriol en el castillo

Si tuviéramos que escoger el lugar más importante para la historia de Morella, sin duda, sería su espectacular castillo. Esta magnífica fortaleza, encaramada sobre la roca natural, tiene un emplazamiento único que la ha convertido en una plaza inexpugnable a lo largo de los siglos y cuya situación estratégica ha provocado que sea codiciada por aquellos que quieran dominar el paso más natural entre las cumbres y la costa (situada a unos 60 kilómetros). Sin ir más lejos, en la muela sobre la que se asienta se han encontrado restos del Neolítico, aunque también hay vestigios del paso de los Íberos, visigodos, árabes y lógicamente cristianos. Entre sus muros han paseado personajes tan célebres como Abderraman III, El Cid, el rey Jaume I, el Papa Luna, San Vicente Ferrer o más recientemente el general Cabrera conocido como El tigre del Maestrazgo.

La visita al castillo de Morella es una gozada para todos los sentidos, aunque especialmente para la vista. Conforme vas ascendiendo hasta que la Plaza de Armas, va mejorando la calidad de las panorámicas. La fortificación se puede visitar todos los días (no te pierdas el Palacio del Gobernador) y la entrada cuesta 3,5 €. Se accede por el espléndido Convento de San Francisco que también merece una visita pausada para disfrutar de su precioso claustro, de la iglesia de convento más grande de la Comunitat Valenciana o de su sala capitular donde hay una pintura de la danza de la muerte que es única en España.

Fotos de Morella, claustro del convento

Es más que recomendable hacer algunas de las visitas turísticas guiadas que se llevan a cabo los fines de semana por Morella, ya que por sólo 10 euros podrás conocer los principales atractivos de este municipio amurallado de Castellón y empaparte de su rica historia. Las puedes reservar directamente en la Oficina de Turismo de Morella.

Basílica Arciprestal Santa María la Mayor

Fotos de Morella, Teo en la Basilica

Sería un grave error irse de Morella sin visitar su impresionante Basílica gótica. Este templo es realmente fascinante tanto por su continente como por el contenido que alberga. De ello te vas dando cuenta nada más observar su magnífica fachada presidida por dos puertas preciosas, la de los Apóstoles y la de las Vírgenes (ahora restauradas tras ser decapitadas en las Guerras Carlistas y la Guerra Civil). En su interior, enseguida llamará tu atención la soberbia escalera del coro que se enrosca en una de las columnas y que está decorada con una refinada escena del Jucio Final. Quizás lo más sorprendente es que el coro se encuentra elevado sobre columnas que se levantaron 100 años antes en mitad de la iglesia, lo cual lo convierte en un caso único en el mundo.

Otro elemento muy especial de este templo es el órgano monumental creado por Francisco Turull y formado por más de 3.000 tubos. Es uno de los más importantes de España y el más destacado de la Comunitat Valenciana. La entrada a la Basílica Arciprestal Santa María la Mayor cuesta 2,5 € y se puede visitar todos los días.

Callejear por su casco histórico y el Paseo de la Alameda

Fotos de Morella, Teo en la juderia

El castillo y la Basílica son probablemente los dos mayores atractivos de Morella, pero el conjunto urbano de este municipio es en sí mismo una maravilla. Sus dimensiones invitan a pasear sin rumbo por un casco urbano que está muy cuidado y plagado de sorpresas. La calle Blasco de Alagón conocida popularmente por los morellanos como “la plaza” o “los porches” suele tener un gran ambiente y algunas joyas arquitectónicas como sus soportales o el Ayuntamiento. Este edificio del Gótico Civil, premiado con el galardón Europa Nostra a la mejor restauración, cuenta con dos bellas salas góticas y la Lonja que merecen una visita. Además, en “la plaza” se celebra los domingos un mercado con un ambientazo extraordinario y que fue concedido como privilegio a Morella por Jaume I.

Luego es imprescindible salirse de la tangente y pasear por el pequeño barrio de la Judería y sus callejones estrechos, la cuesta de Sant Joan que cruza todo el pueblo con sus 402 escalones, o ir buscando algunas de sus magníficas casas solariegas. Algunas de las más impresionantes son la casa Ciurana, la casa Piquer, el actual hotel Cardenal Ram o la casa del Marqués de Cruïlles. Si viajas con niños como nosotros, también merece la pena hacer un alto en algunos de los parques de la ciudad o recorrer el Paseo de la Alameda, un precioso pulmón verde pegado al centro histórico.

Las torres de Morella

Fotos de Morella, Torres de San Miguel

Contemplar Morella desde alguno de sus miradores y torres es una experiencia sensacional, además de un regalo para la vista. Más allá del propio castillo y sus panorámicas privilegiadas, esta localidad de Castellón tiene hasta 16 torres repartidas por todo el casco urbano que te trasladan inevitablemente a tiempos remotos. Quizás las más espectaculares de todas sean las Torres de San Miguel (construidas en el s. XIV) que, asimismo, forman parte de la puerta principal de la ciudad. Estas torres gemelas de base octogonal se pueden visitar los fines de semana (la entrada cuesta 1,5 €).

Además de su inmejorable perspectiva de Morella, tienen un aliciente muy especial para los niños, ya que en su seno albergan una colección de juegos medievales, disfraces y juegos clásicos de grandes dimensiones. Fue muy complicado sacar a Teo y Oriol de allí, pues se lo pasaron en grande jugando al tres en raya, el conecta 4 o completando alguno de los puzles gigantes. Como siempre nos gusta decir “niños felices, papás contentos”.

Paseo nocturno por las murallas de Morella

Fotos de Morella, las murallas de noche

Al igual que nosotros la primera vez, mucha gente comete el disparate de hacer una visita de unas horas a Morella y se queda sólo con la parte más superficial de la localidad. Durante nuestra última escapada, deshicimos el entuerto y nos quedamos cuatro días y tres noches conociendo mejor este bello municipio de Els Ports y su entorno. Pasar la noche en Morella tiene la recompensa de poder caminar alrededor de sus murallas iluminadas. Lo cierto es que pocas ciudades en España cuentan con unas murallas tan bien conservadas como las de Morella.

Aunque ya había muros antes de la época de la Reconquista de Jaume I, su fisonomía actual se originó en los S.XIV-S.XV. Sus dimensiones son extraordinarias, ya que el perímetro de la muralla tiene unos 2 kilómetros de largo con muros de entre 10 y 15 metros de altura con espesor de 2 metros. Pasear por su contorno de noche flanqueando puertas y torres es un ejercicio muy sano para cuerpo y alma, especialmente si buscas el contraste entre las luces y las sombras que dibujan una silueta de la ciudad realmente mágica.

Temps de Dinosaures

Fotos de Morella, Vero, Teo i Oriol Temps de Dinosaures

¡Te ayudamos a viajar más barato!

Descocemos si hay algún estudio científico que analice los motivos por los que a los niños les atraen tanto los dinosaurios, pero seguro que la novela Parque Jurásico de Michael Crichton y, sobre todo, la adaptación cinematográfica que hizo Steven Spielberg en 1993 tienen gran parte de la culpa. Morella también ha sido una pionera en este sentido, ya que cuando abrió Temps de Dinosaures en 1994 se convirtió en el primer museo específico de dinosaurios de España. Esta interesante sala de exposiciones está emplazada junto a la antigua iglesia de Sant Miquel y cuenta con una amplia colección de restos de fauna marina y de dinosaurios.

Destaca especialmente una especie de Iguanodon que se ha descrito como Morelladon en 2015 por el equipo del paleontólogo morellano José Miguel Gasulla. Tuvimos la gran suerte de poder descubrir el museo con él y enriquecernos de sus apasionantes explicaciones sobre la amplia colección de restos y fósiles del Cretácico.

Gastronomía y artesanía local de Morella

Fotos de Morella, Teo i Oriol quesos

Al estar emplazada en la comarca montañosa de Els Ports, la gastronomía de Morella es contundente y de sabores intensos. Ingredientes como la trufa negra, las setas, la cecina, la carne de caza o las carnes suelen prepararse a fuego lento para sacar los mejores sabores de su esencia. También son deliciosos sus embutidos, mieles y la leche con la que se elabora una magnífica cuajada o el requesón con el que se rellena el flaó que es el postre morellano más típico. Algunos de los platos que no te puedes perder son las croquetas morellanas, las ollas masoveras o la sopa morellana. Algunos de los restaurantes que más nos gustaron para probar la cocina tradicional fueron La Fonda Moreno y el Mesón del Pastor. A los peques también les gustó la Pizzeria Lola o el Bar Prats, un clásico de Morella con un ambiente muy popular y unas tapas deliciosas. También merece la pena visitar la Quesería Pastor de Morella, donde pudimos degustar algunos de sus tronchones, quesos artesanos y cuajadas. En esta joya para los queseros disponen de más de veinte tipos distintos elaborados con la leche de sus propias ovejas y cabras.

Pero además de degustar de la rica gastronomía, es más que interesante descubrir otro tipo de artesanías locales. Uno de los casos más alucinantes es el de Julián García, el alma mater de Mantas Morellanas García, una empresa familiar de 1846 que todavía fabrica el que es el producto más típico de Morella. Tuvimos la oportunidad de charlar un rato con Julián, una mente muy lúcida pese a su edad que nos demostró cómo todavía emplea un telar de más de 100 años para diseñar los patrones de sus creaciones. Entre los valencianos es muy popular la frase “das más calor que una manta morellana” y podemos dar fe de ello.

Fotos de Morella, Julian mantas morellanas

También lo pasamos muy bien haciendo un taller de esencias en Aromes de Morella o visitando algunos de los talleres artesanos en los que los vecinos hacen auténticas obras de arte para decorar las calles de la localidad durante las fiestas del Sexenni. Como todo se mantiene en secreto hasta los festejos, hemos prometido regresar para verlas in situ.

Saltapins, el parque de aventura de Morella

Fotos de Morella, Teo i Oriol Saltapins

Mira que hemos visitado parques de ocio y aventura con nuestros hijos, pero ninguno tan espectacular como Saltapins. Está emplazado a pocos minutos en coche de Morella en una pinada preciosa próxima al complejo de la Fàbrica Giner. Es un tipo de atracciones que les encantan a Teo y Oriol, pues nuestros hijos no se caracterizan precisamente por ser dos niños muy quietos. Además de la belleza de su entorno, Saltapins destaca por la calidad y longitud de sus circuitos. Lógicamente nuestros peques hicieron el más sencillo, aunque para ser el más corto estuvimos cerca de una hora superando sus puentes de troncos, puente tibetanos o soltando adrenalina en sus tirolinas, lianas y redes.

Los precios de los circuitos oscilan desde los 13 € del más sencillo, a los 22 € del mítico Circuito Rojo. Y decimos mítico, porque para completarlo tendrás que estar como mínimo dos horas superando pruebas. Teo ya ha dicho que cuando tenga 14 años (que es la edad mínima exigida para hacerlo) quiere volver a Saltapins.

La Fàbrica Giner y su entorno

Fotos de Morella, Pau, Vero,Teo i Oriol mirando el pueblo

Antes o después de pasarlo en grande en Saltapins es más que recomendable acercarse hasta el complejo de la Fàbrica Giner en una visita guiada. Este peculiar lugar fue en el siglo XIX una colonia industrial en el que se producían telas y mantas. Lo más curioso es que en la misma zona convivían las ovejas que producían la lana para luego trasformarlas en los telares de la fábrica. Los trabajadores vivían allí, al igual que la adinerada familia Giner, cuyo museo se puede visitar actualmente. Lo más interesante es la antigua ermita del complejo donde se pueden encontrar algunos de los objetos personales de los Giner, nada usuales para una sociedad rural del siglo XIX. Por ejemplo, una bañera que podía camuflarse perfectamente en un armario y que gozaba de su propio calentador de agua.

Además, la zona es ideal para pasear por la naturaleza y llenar los pulmones de aire fresco. Nosotros hicimos una caminata circular por los alrededores de la Fàbrica Giner donde hay bosques de robles y pinos o grandes agrupaciones de arbustos como el enebro o el boj. Por la zona hay varias viejas masías y rincones con unas vistas fantásticas de Morella.

Morella La Vella y sus pinturas rupestres

Fotos de Morella, Teo i Oriol Morella La Vella

Otra actividad realmente interesante en los alrededores de Morella es visitar las pinturas rupestres de Morella La Vella. Este abrigo castellonense se encuentra dentro del catálogo del Arte Rupestre del Arco Mediterráneo (ARAM), declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1998. Las pinturas están emplazadas a unos 6 kilómetros del casco urbano, en una curiosa masía que utiliza la roca de la montaña como una de sus paredes y que en su momento fue empleada como masía defensiva.

Sobre el edificio hay un abrigo con una gran cantidad de escenas de caza y representaciones de tipo esquemático que son una gran muestra de lo que se ha conocido como arte rupestre levantino. Las visitas a Morella La Vella se realizan en grupos pequeños los sábados, domingos y festivos a las 11:00, 12:30 y 16:30 horas. Es necesario concertar la visita con antelación en la Oficina de Turismo de Morella.

¿Cómo llegar a Morella?

Fotos de Morella, murallas

La forma más sencilla de llegar a Morella es por carretera. No obstante, si vienes de zonas de España muy alejadas, una buena opción es llegar en avión o tren hasta Valencia y allí alquilar un coche. Desde la capital del Turia son unas 2 horas y 20 minutos de trayecto. Puedes consultar la ruta en Google Maps. Otra opción es llegar en autobús desde Castellón o Vinaroz con la compañía Autos Mediterráneo.

Un camino un poco más largo, pero también recomendable, es el que circula por la comarca del Maestrat. Las carreteras son más sinuosas pero puedes hacer paradas en pueblos preciosos como Culla o Ares del Maestrat. Si finalmente llegas en coche, ten en cuenta que está prohibido aparcar dentro de la muralla, aunque hay varias zonas de párking habilitadas y claramente indicadas.

¿Dónde dormir en Morella?

Fotos de Morella, Oriol Torrebale

Siendo una localidad perfecta para disfrutar del turismo sosegado, Morella tiene una buena oferta de casas y apartamentos rurales. Nosotros nos alojamos en Torrebale, una preciosa casa emplazada muy cerca de las Torres de San Miguel y que cuenta con tres apartamentos completamente independientes que comparten un magnífico patio con porche y barbacoa.

Nosotros nos quedamos en La Falsa, un precioso duplex completamente equipado con todo lo necesario para una estancia cómoda y tranquila. Además, al estar tan céntrico nos desplazábamos a todos los lugares a pie y eso cuando vas con niños pequeños se agradece muchísimo.

Fotos de Morella, Teo i Oriol mirando el pueblo

¿Te han gustado nuestras recomendaciones sobre qué ver y hacer en Morella? ¿Cuáles son los lugares que más te han gustado de esta preciosa localidad de Castellón? Cuéntanoslo en los comentarios. Tienes más información en la página web de Morella Turística.

Galería de fotos de Morella

IATI Seguros de viajes

, , ,

Sin comentarios.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.