El impresionante buque de guerra del Vasa Museet de Estocolmo

Vasa Museet de Estocolmo

El día no pintaba nada bien en Estocolmo. Nos había costado conciliar el sueño por culpa del sol de medianoche y la mañana no presagiaba mejores momentos debido a una intensa y abundante lluvia.

Quizás esto hubiera sido un problema casi insalvable en otro lugar, pero la capital de Suecia es una fuente inagotable de recursos para el viajero, así que decidimos esperar a que amainara el temporal en el mejor y más célebre museo de la ciudad, el Vasa Museet de Estocolmo, ubicado en Djurgården.

Maqueta del Vasa Museet de Estocolmo

Desde nuestro hotel, cerca de Nybroplan, estaba a sólo dos paradas de tranvía, así que no queríamos que el aguacero nos amargara el día y muy prontito estuvimos en el Vasa Museet disfrutando de su contenido y refugiándonos de la lluvia. No pagamos entrada ni el ticket del tranvía, ya que disponíamos de la Stockholm Card que ganamos en el #TBMSVQ.

Todavía no os lo he dicho, pero el Vasa Museet es un espectacular buque de guerra restaurado con maestría, pues se ha conseguido hasta un 95% de su apariencia original. El resultado es abrumador, y aunque no seamos apasionados de la navegación o la vela, su conservación nos dejó atónitos. Si tenéis alma de marinos no os lo podéis perder.

Cañon del Vasa Museet de Estocolmo

¡Te ayudamos a viajar más barato!

Los suecos tienen un extraño pero delicioso sentido del humor, ya que con este museo rinden tributo a una de las mayores pifias de su historia naval. ¿Por qué digo esto? Pues porque el Vasa se hundió el día el mismo día que fue botado por unos funestos errores de cálculo. Mejor dicho, a los pocos minutos de emprender su andadura en 1628. Lo que se iba a convertir en un navío que aterrorizara a sus rivales, se convirtió en una gran tumba para los marineros suecos.

El pecio de este desafortunado naufragio fue rescatado en 1961 del la bahía Saltsjön, justo 333 años después de su hundimiento y ahora se aloja en un impresionante edificio hecho a medida del buque sueco. Esto no es tarea sencilla, pues el Vasa mide casi 50 metros de altura y tiene una eslora de 69 metros. Te pongas donde te pongas te sientes diminuto ante semejante coloso.

Detalle de la popa del buque Vasa

Como os podéis imaginar el rescate de semejante armatoste no fue nada sencillo, y se hizo como si se tratara de un puzzle, recolectando una a una cerca de 14.000 piezas que ahora lucen como antaño.

Como íbamos con el carro y Teo se quedó frito, fuimos visitando las diferentes plantas con los ascensores. Pudimos contemplar el buque de guerra desde distintas alturas, y en cada una de ellas hay un pedazo de la historia de este desastre nacional que, ironías de la vida, se ha convertido actualmente en uno de los mejores tesoros de Suecia y museos de Europa. Es casi imposible ver un navío del siglo XVII tan bien conservado en ningún otro lugar del mundo.

El impresionante buque de guerra Vasa

Al final una mañana lluviosa se convirtió en una experiencia muy enriquecedora. El tiempo nos dio una tregua y durante el resto del viaje a Suecia disfrutamos de un clima excepcional. Al mal tiempo buena cara, que la lluvia a veces nos empuja a descubrir lugares que quizás de otro modo nos hubiéramos animado a explorar.

Tiqets

, , , , , ,

19 respuesta a El impresionante buque de guerra del Vasa Museet de Estocolmo

  1. Enrique Prieto Silva marzo 9, 2015 en 1:16 pm #

    Visité el museo en compañia de Luisa mi esposa y pudimos apreciar esta magna obra que asociamos con las odiseas de los vikingos.

    • Pau marzo 9, 2015 en 1:23 pm #

      Bienvenido a ‘el Pachinko’ Enrique y muchas gracias por compartir tu experiencia. Los vikingos llegaron un pelín más lejos que el pobre Vasa, aunque el museo es espectacular.

  2. Juan A. Rodríguez diciembre 18, 2013 en 11:33 am #

    Pues sí, a mí me impresionó está “intacto” y la historia detrás de el accidente es muy interesante, en mi blog hablé algo sobre el tema: http://www.voyage-vintage.com/momentos-vintage-en-estocolmo/
    Saludos

  3. Pau julio 12, 2011 en 1:17 pm #

    @Víctor, jejeje esa rivalidad Suecia-Noruega es eterna. El museo es impresionante y Estocolmo una ciudad preciosa, el lunes que viene ya estaré en Oslo y te diré lo que me parece.

  4. Víctor julio 12, 2011 en 1:15 pm #

    ¡Genial el museo! No lo conocía Pau. La verdad es que “el país vecino” es un gran desconocido para mí.

  5. Pau julio 12, 2011 en 9:02 am #

    @Chiqui, jajaja la verdad es que en ese auditorio se estaba muy bien. Esas cintas que ponen suelen ayudar a que te quedes traspuesto.

  6. Chiqui, Un Albaceteño en Japón julio 12, 2011 en 4:50 am #

    Recuerdo quedarme sopa en la proyección que ponían en el piso superior….fue una noche chunga la anterior! 😉

  7. Pau julio 12, 2011 en 1:28 am #

    @Elisa, una maravilla, parece increíble cómo ha quedado después de tantos años bajo el mar.

  8. Elisa julio 12, 2011 en 1:03 am #

    El barco es espectacular!
    Saludos
    Elisa

  9. Pau julio 11, 2011 en 11:36 pm #

    @Fran, yo tampoco soy nada marinero y el museo me gustó, el barco está impecable 😉

  10. Fran Soler julio 11, 2011 en 11:26 pm #

    Este es uno de los lugares que tenía marcados para mi próximo viaje. No soy muy marinero pero ver un navío en este estado de conservación merece la pena.
    Me has convencido!!
    Un saludo

Trackbacks/Pingbacks

  1. Notas desde Estocolmo | Notas desde algún lugar - diciembre 28, 2012

    […] demasiado deprimida. Saltamos a la isla de Djurgården y, allí visitamos los impresionantes restos del barco Vasa que se hundió el día de su botadura, en […]

  2. Notas desde Estocolmo - enero 14, 2012

    […] demasiado deprimida. Saltamos a la isla de Djurgården y, allí visitamos los impresionantes restos del barco Vasa que se hundió el día de su botadura, en […]

  3. Viaje a Suecia – Estocolmo desde el agua | el pachinko - agosto 25, 2011

    […] y Stora Essingen, el área nueva de Hammarby Sjöstad y el célebre Djurgården, donde divisamos el Vasa Museet, Skansen o […]

  4. Viaje a Suecia – Tras los pasos de Pippi Långstrump | el pachinko - agosto 17, 2011

    […] Como disponíamos de la Stockholm Card, pillamos un tranvía y nos plantamos de nuevo en Djurgården que es donde se encuentra Junibacken. No tiene pérdida, pues está justo al lado del Vasa Museet. […]

  5. Notas desde Estocolmo « Notas desde algún lugar - agosto 13, 2011

    […] demasiado deprimida. Saltamos a la isla de Djurgården y, allí visitamos los impresionantes restos del barco Vasa que se hundió el día de su botadura, en […]

  6. Viaje a Suecia – Skansen en Estocolmo | el pachinko - agosto 11, 2011

    […] ya os expliqué en el post del Vasa Museet, el cielo ese día no pintaba nada bien. El primer museo del día era a cubierto, pero Skansen no, […]

  7. Viaje a Suecia – Skansen en Estocolmo | el pachinko - agosto 11, 2011

    […] ya os expliqué en el post del Vasa Museet, el cielo ese día no pintaba nada bien. El primer museo del día era a cubierto, pero Skansen no, […]

  8. Bitacoras.com - julio 11, 2011

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: El día no pintaba nada bien en Estocolmo. Nos había costado conciliar el sueño por culpa del sol de medianoche y la mañana no presagiaba mejores momentos debido a una intensa y abundante lluvia. Quizás esto hubiera sido un pr…..

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.