El parque de atracciones Liseberg de Gotemburgo

El parque de atracciones Liseberg de Gotemburgo

El Tivoli en Copenhague, el Ocean Park en Hong Kong y ahora Liseberg en Gotemburgo. De no haber pisado un parque de atracciones en mi vida, he estado en tres gigantescos en menos de un año. El responsable, sin duda, es Teo. Queremos que se sienta a gusto en los viajes e intentamos buscar lugares en los que se divierta tanto o más que nosotros. Eso es ser papás amigos.

Habíamos llegado a Gotemburgo la noche anterior, así que nos fuimos al hotel directamente. Suecia se encontraba celebrando el Midsommar y encima el tiempo les había hecho un guiño, porque el sol lucía radiante tanto de día como de noche.

Vero y Teo en Liseberg

Queríamos que nuestra primera visita en Gotemburgo fuera Liseberg. Estaba un poco más alejado del centro, al sureste, y así tendríamos el resto del tiempo para ver el casco antiguo y el puerto. Al ser festivo no había nadie por la calle y nos llevamos una decepción momentánea. Digamos que el camino de nuestro hotel, cerca de la estación central, hasta Liseberg no es lo más bonito de Gotemburgo. Hay edificios y parques preciosos, ¿pero dónde estaba la gente? Sin personas la ciudad parecía triste y desangelada.

Llegamos allí cerca de las 10:30 de la mañana y estaba cerrado, no abrían hasta las 11. Pronto empezaron a llegar hordas y hordas de suecos, todos en familia y con muchísimos niños rubios y guapos. Ahí estaba la gente, sólo había que buscarla. Pese a la colas, aquello se movió muy rápido y tras pagar 90 coronas suecas (9,85 euros) por barba, estábamos dentro del parque de atracciones más grande de Suecia.

Estrella de los Rolling Stones en Liseberg

Liseberg es gigantesco, pero parece que toda la ciudad esté allí metida. No obstante, recibe tres millones de visitantes al año. Eso sí, el ambiente es fantástico, y si vas con un niño mucho más. Tiene ese toque clásico del Tivoli y muchos jardines, fuentes, restaurantes, escenarios…

Había gente de todas la edades y con ganas de pasarlo bien. Las colas más grandes se centraban en una enorme montaña rusa, una atracción denominada Kanonen y la Torre Liseberg. Como no somos amantes de las esperas y Teo es demasiado pequeño, nos centramos en otras atracciones donde se libera menos adrenalina.

Teo y Pau en Liseberg

¡Te ayudamos a viajar más barato!

Cochecitos antiguos, tiovivos y una especie de tenecito donde había cuentos. Suena mu a nenaza, pero Teo se lo pasó en grande y nosotros viendo como se reía. No obstante, hay atracciones para distintos grados de valentía y para todas la edades. Los precios de las atracciones oscila entre las 20 coronas suecas y las 80, pero los niños como Teo no pagan.

A parte del ambientazo, también me llamó la atención la cantidad de estrellas con nombres de famosos que había por el suelo. Se supone que es gente que ha actuado ahí. Desde los Rolling Stones a Micheal Jackson, la colección de superstars rutilantes era impresionante.

Ruleta de Toblerone en Liseberg

Otra atracción que no paraba de retar a mi adicción al chocolate fue una especie de ruletas donde sorteaban los dulces que más me gustan pero en versión Andre el Gigante. Probé suerte con el Toblerone de dos kilos, pero la diosa fortuna no me sonrió. Cada vez que me cruzaba con gente blandiendo aquellas chocolatinas descomunales me daban ganas de atacarles como un zombie.

Así es Liseberg, el parque de atracciones más grande de Suecia. Pese a que estos lugares no me gustan demasiado, nos lo pasamos muy bien y disfrutamos de lo lindo con Teo y con la algarabía que allí se vive. Nunca encontrarás un lugar con más sonrisas.

14 COMENTARIOS

  1. Lo de la de la edad de Teo lo preguntaba porque nos gustaría tener críos algún día… pero como nos gusta mucho viajar, nos da pereza… Pero veo que viajar y peques no es incompatible!

  2. Yo estoy babeando al más puro estilo Homer Simpson con el stand de Toblerone! Creo que yo también me habría lanzado como un zombi a por una «barrita», jejeje
    Por cierto, cuánto tiempo tiene tu peque?
    saludos

  3. Si es verdad que quizás cuando se va de turismo no se visitan los parques de atracciones a no ser que sea algo muy especial (un DisneyWorld de Orlando por ejemplo), así que ya teneis una gran excusa para pasar un rato divertido en muchos de vuestros viejas 🙂

    Buen fin de semana!!!!

  4. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: El Tivoli en Copenhague, el Ocean Park en Hong Kong y ahora Liseberg en Gotemburgo. De no haber pisado un parque de atracciones en mi vida, he estado en tres gigantescos en menos de un año. El responsable, sin duda, es Teo. Q…..

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.