Estatua en el lago Tjörn de Reikiavik

Podríamos decir que el lago Tjörn de Reikiavik fue nuestro primer contacto con el tranquilo ritmo de vida adoptado por los ciudadanos de la capital de Islandia. Está ubicado en el corazón del casco antiguo y estaba a medio camino entre nuestro hotel y el puerto, por lo que pasamos por allí varias veces.

Más que de un lago podríamos hablar de un estanque urbano. Su historia tiene una importancia capital para los islandeses, pues fue el lugar donde desembarcaron los primeros colonos en el siglo IX, liderados por Ingólfur Arnason.

Los patos del lago Tjörn de Reikiavik

¡Te ayudamos a viajar más barato!

Allí nos dimos cuenta de que gente, lo que se dice gente, no veríamos mucha en Islandia. Es el punto más céntrico de la capital del país y se respiraba tranquilidad por los cuatro costados. Y eso que era el mes de agosto, en el que mejor tiempo hace en Reikiavik.

El lago Tjörn de Reikiavik es el lugar perfecto para pegar un tranquilo paseo, tumbarte un rato a la bartola sobre el césped o jugar con los niños sin temor a nada. Sosiego sin ningún tipo de preocupación más que darle de comer a los patos. Por eso la zona estaba frecuentada sobre todo por familias enteras disfrutando del buen tiempo sin agobios. Un lugar perfecto para nosotros que íbamos con un bebé de ocho meses. Me imagino que en invierno será muy distinto.

El lago Tjörn de Reikiavik

En Tjörn es precioso contemplar las tradicionales casas de colores reflejadas sobre sus aguas y algunos de los peculiares edificios de la zona. El más representativo es esta iglesia protestante que veis en la imagen y cuyo nombre no recuerdo. Justo al lado está ubicada la galería nacional de arte de Islandia, a la que fuimos días después.

Otro edificio popular emplazado junto al Tjorn es el Ráðhúsið o ayuntamiento, que sólo visitamos por fuera y que no es gran cosa pese a ser el más importante del país.

El Ráðhúsið visto desde el lago Tjörn de Reikiavik

Además de pasear, charlar y disfrutar de la tranquilidad de sus aguas y parques, el lago Tjörn de Reikiavik es célebre por las cerca de 40 aves distintas que reposan sobre sus aguas, aunque para los no iniciados seguramente que los patos son los que más nos llaman la atención. Al menos a Teole sucedió así.

Grandes espacios, agua, aves, tranquilidad, eso es calidad de vida, una sensación que nunca nos abandonó durante todo nuestro viaje a Islandia.

Artículo anteriorLa famosa Avenue of Stars de Hong Kong
Artículo siguienteLos blogtrips a debate en #eblognoruega
Soy periodista y bloguero de viajes profesional. Soy Licenciado en Ciencias de la Información en la especialidad de Periodismo. He trabajado y colaborado en numerosos medios de comunicación en temas relacionados con Internet, nuevas tecnologías y turismo. Además, soy co-autor del libro Viajar con niños, el manual para preparar tus vacaciones en familia de La editorial viajera.

9 COMENTARIOS

  1. @Viajesdeprimera, bienvenido a ‘el pachinko’. Gracias por compartir el dato, sé de alguno que lo puede corroborar en persona 😉

  2. Las horas en las zonas verdes que rodean al Lago Tjorn pasan volando, es una delicia!

    Ahí os dejamos un dato de lo más curioso: Aunque parezca mentira, su capital, Reykiavik, es la ciudad con más vida
    nocturna de Europa!

    Saludos

  3. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Podríamos decir que el lago Tjörn de Reykjavík fue nuestro primer contacto con el tranquilo ritmo de vida adoptado por los ciudadanos de la capital de Islandia. Está ubicado en el corazón del casco antiguo y estaba a med……

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.