Tres planes para disfrutar de Núremberg con niños

Pau, Vero y Teo en la Zona de Juegos para los Sentidos de Núremberg

Tenemos que admitirlo, al principio fuimos un poco injustos con Núremberg. Se coló en el itinerario de nuestro viaje a Alemania casi por casualidad, porque era la gran ciudad más próxima al Playmobil FunPark y acabamos con ganas de quedarnos mucho más tiempo porque hallamos rincones muy interesantes.

Esta ciudad de Baviera tiene un pasado cargado de acontecimientos importantes en la historia de Alemania y por eso conserva muchísimos atractivos para el viajero. No obstante, hoy nos apetece recomendarte tres planes para disfrutar de Núremberg con niños.

Museo del Juguete de Núremberg

El cubo de Rubik en el Museo del Juguete de Núremberg

Toca quitarnos de una vez la máscara y dejar de decir aquello de que los juguetes son sólo para niños. De hecho, creo que en la visita al Museo del Juguete de Núremberg disfrutamos nosotros mucho más que nuestros hijos. Se nota que en la ciudad hay una gran tradición juguetera, pues esta sala de exposiciones está abierta desde 1971.

La colección de juguetes es realmente extraordinaria. Se pueden encontrar desde piezas con varios siglos de antigüedad hasta vídeojuegos de los 80.  Cuando ves la Game Boy o el cubo de Rubik en las vitrinas es cuando te das cuenta de que realmente hace mucho tiempo que ya no eres un niño.

Museo del Juguete de Núremberg

Tiene varias plantas que están divididas por épocas y una pequeña tienda que hará las delicias de los nostálgicos. Las colecciones de mecanos, trenes y muñecas son realmente magníficas. También nos gustó el último piso, ya que los niños pueden jugar con algunas piezas clásicas y juguetes de otras épocas y desintoxicarse un poco de iPads y juegos de móvil.

Ojo con los horarios si quieres visitar el Museo del Juguete de Núremberg, pues entre semana cierra a las cinco de la tarde y los findes a las 6. El precio de las entradas es de 5 euros por adulto, nuestros peques no pagaron entrada. Está ubicado en Karlstrasse 13-15, a pocos pasos del Hauptmarkt.

Zona de Juegos para los Sentidos de Núremberg

Teo en la Zona de Juegos para los Sentidos de Núremberg

La traducción del nombre del alemán es un poco libre, pero no cabe duda que este lugar fue una de la sorpresas más gratas que nos llevamos en Núremberg, perfecto para los que hacemos viajes con niños. La Zona de Juegos para los Sentidos o Jardín de Experiencias para el Despliegue de los Sentidos tiene más de 100 atracciones para que los niños se diviertan, toquen, jueguen, aprendan, se sorprendan con la ciencia y las leyes de la física.

Algo que a priori puede resultar aburrido es divertidísimo gracias a columpios, plataformas, circuitos para andar descalzos, péndulos y todo lo que se te pueda pasar por la cabeza. Carpas donde los niños, y no tan niños, pueden experimentar con las texturas, distintos efectos ópticos, las formas, el agua, el viento… simplemente genial.

Zona de Juegos para los Sentidos de Núremberg

Puedes intentar salir de un laberinto o descubrir cuáles son los colores favoritos de la gente que visita este Jardín de Experiencias. Sólo tienes que ver las caras de los niños y los papás para saber que estás en un lugar especial donde la gente se divierte mientras va descubriendo algunos secretos del mundo que nos rodea.

Por si fuera poco, está ubicado en el Wöhrder Wiese, un precioso parque de Núremberg que hace la visita más encantadora, si cabe. Hay billetes familiares, así que las entradas nos costaron 6,20 euros. Desafortunadamente sólo está abierto de mayo a septiembre y cierra a las 6 de la tarde.

Un casco histórico medieval

Iglesia de St. Sebald en Núremberg

Pese a que los adoquines no son el mejor firme para pilotar un carrito de bebé, es obligatorio pasear sin rumbo por el casco antiguo de Núremberg o Altstadt. El paseo es corto y muy agradable, así que puedes permitirte el lujo de caminar relajado y dejar que los niños se fijen en edificios que respiran historia como en el Hauptmarkt o miren hacia arriba y fantaseen con las torres de la iglesia de St. Sebald.

No obstante, lo que más le gustó a Teo fue andar desde el Hauptmarkt hasta el Kaiserburg o Castillo de Núremberg. Antes de subir a los pies de la torre principal y disfrutar de unas vistas excepcionales, nos entretuvimos en los pasillos y mazmorras simulando que éramos Mario y Luigi persiguiendo a Bowser. Padre freak, hijo freak. Ley de vida.

Canales de Núremberg

En el recorrido descubres edificios realmente imponentes y que te recuerdan a esos escenarios que has visto tantas y tantas veces en los cuentos de los Hermanos Grimm. También se dibuja una bonita estampa en los canales y en las orillas del río Pegnitz donde no es complicado ver alguna “góndola”.

Conforme se van encendiendo las luces y se acerca la hora azul, las tiendas van bajando las persianas y empiezan a abrir restaurantes y biergartens. En Núremberg fue donde comimos las únicas salchichas de todo el viaje a Alemania y estaban realmente deliciosas. Teo quiso repetir.

Bonus track

Hauptmarket de Núremberg

Hay otros dos planes para disfrutar de Núremberg con niños que no pudimos hacer por distintas razones, pero que son muy recomendables. El primero es uno de los mercados navideños más famosos de Alemania que se instala cada año en el Hauptmarkt. Lógicamente en agosto no estaba emplazado.

El segundo atractivo para niños del que no pudimos disfrutar por falta de tiempo fue el Zoo de Núremberg. La ciudad entera está empapelada con carteles del Tiergarten. Además, una familia colombiana que vivía en la ciudad nos lo recomendó encarecidamente. Así que ya tenemos excusa para volver.

, , ,

3 respuesta a Tres planes para disfrutar de Núremberg con niños

  1. lorco Octubre 1, 2013 en 2:57 am #

    Todos sabes que una de las razones por las cuales se tienen hijos es para poder seguir haciendo cosas de niños y decir que las haces por ellos 🙂

    • Pau Octubre 1, 2013 en 9:32 am #

      Jejeje nos has descubierto 😀

Trackbacks/Pingbacks

  1. Bitacoras.com - Septiembre 30, 2013

    Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Tenemos que admitirlo, al principio fuimos un poco injustos con Núremberg. Se coló en el itinerario de nuestro viaje a Alemania casi por casualidad porque era la gran ciudad más próxima al Playmobil FunPark y acabamos con gan..…

Deja un comentario