Viaje a Japón, lo que nos pasó en Osaka es muy difícil que ocurra en España

Pau, Vero, Hiromu and cia, Juan y Mónica en Osaka

Hoy voy a empezar el post con una reflexión muy del estilo de Nora, una japonesa en Japón. Es decir, no se trata de generalizar o decir que todos los japoneses son iguales o que todos los españoles harían o dejarían de hacer lo mismo. Simplemente que es una anécdota que nos sucedió en Osaka y como tal la cuento.

Estábamos apurando las horas de nuestro viaje a Japón en Osaka. Queríamos gastar algunos yens por los grandes almacenes de la ciudad. Nuestro objetivo : un conocido centro comercial. En esas que se puso a llover de lo lindo y nos refugiamos en una galería comercial subterránea de esas que hay cerca de las estaciones de metro.

Nos encontrábamos bastante desorientados. Así que decidimos pedir ayuda a dos jóvenes para que nos indicaran. Cabe decir que era domingo y que salían de trabajar. Les pregunté en una mezcla de japonés e inglés que cómo se llegaba a ese centro comercial cuyo nombre no recuerdo. Uno de los dos jóvenes, Hiromu, dijo que nos acompañaban, que a su compañero le venía de camino. Luego nos enteramos que él debía ir a Nara. No obstante, nos ayudaron a comprar el billete de metro, cambiaron sus billetes y nos acompañaron hasta la parada en la que debíamos bajar.

Luego nos acompañaron a la puerta del lugar al que queríamos ir. En ese momento yo les sugerí que se tomaran unas cervezas con nosotros por la deferencia que habían tenido. Después de una mirada de complicidad accedieron muy amablemente y compartimos una charla muy amistosa y distendida.

¡Te ayudamos a viajar más barato!

Estuvimos más de una hora hablando -medio inglés, medio en japonés- de España y sus costumbres. Nos dio la sensación de que ellos sabían bastante más sobre España, que cualquier español medio sobre Japón. Se interesaron mucho por la siesta, las distintas lenguas de nuestro país y sobre el origen de nuestros nombres. Les llamó la atención los nombres de Verónica y Mónica. «very popular» decían. Al explicarles que mi nombre era el mismo que el de un jugador de baloncesto que había ganado el mundial hacía un mes en su país, descubrí que desconocían por completo la existencia de este deporte.

En fin, que entre charlas y risas se hizo la hora de la despedida. Cuando Mónica hizo el ademán de levantarse para pagar, se negaron rotundamente y pagaron religiosamente todo lo que habíamos consumido.

Resumen de la historia: simplemente pregunto cómo se va a x. Te acompañan hasta la puerta de x tras 20 minutos en metro, se quedan una hora y pico contigo y te invitan a cerveza. ¿Qué hubiera hecho un español si un japonés le pregunta cómo se va a x en España? La respuesta os la dejo a vosotros.

Por cierto, poco después del viaje a Japón le mandé esta misma foto a Hiromu y me lo agradeció en castellano. Flipante.

Además de esta anécdota, este post está escrito con intenciones de Paco Lobatón en ¿Quién sabe dónde? El objetivo es que les llegue a Hiromu y su amigo, del que no recuerdo su nombre, el gran respeto y agradecimiento que les tengo por su gran amabilidad. Si alguien los conoce por casualidad que les avise y les de las gracias de mi parte. Además, si alguien conoce a Juan y Mónica que les avise también, ya que desde el viaje a Japón no hemos vuelto a saber de ellos, pues perdimos los datos que nos pasaron.

Valora este artículo

, , , , ,

7 respuesta a Viaje a Japón, lo que nos pasó en Osaka es muy difícil que ocurra en España

  1. Prognatis agosto 31, 2008 en 4:17 pm #

    Hola @hiruchy, seas bienvenido a ‘el pachinko’.

    La impresión personal que me llevé de Japón es que en general la gente es mucho más civilizada y educada que en muchas partes de occidente.

    Cierto es que está mal generalizar y que seguramente todo el mundo no sea igual en Japón, pero mi experiencia personal fue muy gratificante.

    Un saludo y gracias por comentar!!!

  2. hiruchy agosto 27, 2008 en 10:07 pm #

    !wao! me imaginaba algo parecido de japon. No entiendo como existen personas que son capaces de repudiar esa cultura, si en educacion ellos nos gana por millon. aparentemente al mundo occidental mientras mas descortes eres, es mejor VIVA JAPON. y sigue asi que verdaderas historias se nesecitan de este lado, para k las personas ignorantes entiendan que la cultura japonesa esta llena de sorpresas y son buenas.

  3. Prognatis abril 23, 2008 en 3:49 pm #

    Bienvenida a «el pachinko» Girasol_a. Es muy destacable poder decir que en todo el viaje no tuvimos ningún incidente desagradable con la gente, todo lo contrario.

    Gracias por pasarte de nuevo por aquí nora. Ya me he dado cuenta que en tu blog la gente se toma las cosas muy a pecho, como si los temas que trataras les afectara en algo personal.

    Yo simplemente cuento mis anécdotas personales, que es lo que tu haces en tu blog. ,Simplemente quiero decirte que sigas igual de auténtica, pues es esa autenticidad y esa sinceridad las que hacen de tu blog uno de mis favoritos.

    No quiero generalizar, sin embargo este tipo de cosas son las que hacen que te lleves buena impresión de un lugar y de sus gentes y a mi los japoneses me trataron de maravilla.

    Un saludo y gracias a todo el mundo por sus comentarios.

  4. nora (una japonesa en Japón) abril 23, 2008 en 2:29 pm #

    No es la primera vez que leo cosas parecidas, lo que me hace pensar que hay japoneses así. Tus compatriotas me contaron sus experiencias, pero no las pienso escribir en mi blog porque sé lo que me van a decir si cuento cosas buenas de Japón 😉
    Por eso, agradezco de todo corazón que hayas contado tu experiencia, y me gustaría decir también que NO TODOS los japoneses son así, porque hay de todo como en todos los países del mundo.
    Con todo respeto y agradecimiento.

  5. Girasol_a abril 23, 2008 en 12:41 pm #

    Sorprendente tanta amabilidad. Parece ser que los japoneses aprovechan cualquier situación para conocer gente nueva.

  6. Prognatis abril 23, 2008 en 8:39 am #

    Hola pablasso, muchas gracias por tu aportación. La verdad es que a mí me sorprendieron cada día que estuve por ahí.

    Un saludo para México.

  7. pablasso abril 23, 2008 en 2:18 am #

    Caray, que grandes los nipones, había escuchado historias parecidas, pero nunca dejan de sorprender. En México es una posibilidad de uno a mil.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.