Bioparc, un pedacito de la sabana africana en el corazón de Valencia

Fotos de Bioparc Valencia, cocodrilo

Cómo ha cambiado la ciudad de Valencia desde que vivíamos en un pisito de estudiantes en el barrio de Benimaclet hace ahora quince años. O quizás antes nos fijábamos en otras cosas y no nos percatábamos en las increíbles posibilidades que tiene la capital del Turia para los que viajamos con niños. Ciudad de las Artes y las Ciencias, Bioparc, la Albufera, la playa, los estupendos parques repartidos por los Jardines del Turia, el Gulliver, su centro histórico…

Echando la vista atrás, nos hemos dado cuenta de que desde que tenemos hijos hemos regresado muchísimas veces a Valencia y siempre hemos encontrado algún plan divertido para hacer con los niños. La última escapada fue el fin de semana pasado y Teo y Oriol volvieron durmiendo en el coche con una sonrisa de oreja a oreja tras unos días geniales en familia.

Fotos de Bioparc Valencia, Vero Teo, Oriol y los lemures

Pese a que ya habíamos estado en mayo, nuestra primera visita fue al Bioparc Valencia. Les había gustado tanto a los peques que tuvimos que repetir. Para el que no lo conozca, se trata de uno de los mejores parques de animales del mundo (según TripAdvisor). Además de ver fauna muy cerca, el objetivo de este lugar es que la gente experimente una aproximación directa con la vida salvaje y comprenda la necesidad de preservarla.

Visita al Bioparc Valencia con niños

Fotos de Bioparc Valencia, leones

En Bioparc Valencia se recrean hasta cuatro ecosistemas africanos (sabana, bosque ecuatorial, humedales e Isla de Madagascar), así que lo primero que suele llamar la atención al visitante son los recintos donde viven los animales. Los detalles se cuidan al milímetro para que la sensación de estar ante la fauna salvaje sea muy parecida a la que nos encontraríamos en sus hábitats naturales y todo se encuentra en un estado de conservación óptimo. Son especialmente vistosas las reproducciones de baobabs.

Para añadir más realismo a la visita, no hay ninguna barrera visible, se juega mucho con los vidrios transparentes para que todo se aprecie mejor y también para que tengas la posibilidad de estar cara a cara con especies tan fascinantes como los gorilas, los leones o los cocodrilos del Nilo. Aún así, no se permite la interacción con los animales y está completamente prohibido tirarles comida ni molestarlos para que no se sientan incómodos.

Fotos de Bioparc Valencia, lemures

Una de las zonas más divertidas para los niños (y también para los papás) es la de la Isla de Madagascar, sobre todo, la zona de los lemures. Los peques alucinan cuando entran a este recinto y ven como estos divertidos primates saltan de árbol en árbol por encima de sus cabezas o les pasan rozando sus piernecitas con sus largas colas rayadas. Las onomatopeyas, risas y caras de asombro están aseguradas. En ese momento es imposible no acordarse del Rey Julien de la peli Madagascar.

Otro aspecto de Bioparc Valencia que les gustó mucho a Teo y Oriol es el ambiente en el que se recrean los hábitats y paisajes originales. El recorrido está repleto de cuevas y senderos donde los niños pueden esconderse, jugar y observar a los animales salvajes muy de cerca. Quizás a Oriol no le hizo mucha gracia, pero recordamos su carita de estupor y el saltito de susto que dio cuando estaba mirando a un cocodrilo a través de un cristal y de repente el reptil abrió su enorme boca. Impagable.

Fotos de Bioparc Valencia, Teo, Oriol y los cocodrilos

En total se pueden contemplar 85 especies africanas entre aves, anfibios, insectos, mamíferos, peces y reptiles aunque a los niños les suelen llamar la atención los más grandes y conocidos: elefantes, gorilas, leones, chimpancés, las esbeltas jirafas o los enormes hipopótamos. También es muy entretenido el espectáculo con aves rapaces.

Educación y conservación de la fauna salvaje

Fotos de Bioparc Valencia, elefante

Más allá de que la visita al Bioparc Valencia puede ser una experiencia divertida e interesante para los que viajamos con niños, lo que más nos gusta como padres es que en todo momento inciden en la importancia de la educación para la conservación de la fauna salvaje. De hecho, la máxima del parque es que “preservar el hábitat de la especie es requisito imprescindible para salvar la especie misma”.

En ese sentido, el Bioparc Valencia tiene un completísimo programa de actividades y talleres durante todo el año pensados especialmente para que niños y jóvenes comprendan la importancia de la conservación de los hábitats de las especies y la protección de las mismas.

Horarios, precios y datos prácticos del Bioparc Valencia

Fotos de Bioparc Valencia, gorila

Dirección y teléfono

Bioparc Valencia
Tel. 902 250 340
Avenida Pío Baroja, 3
46015 Valencia (España)

Horarios de apertura

Bioparc Valencia abre todos los días del año, ahora en invierno de 10:00 a 18:00 horas, en verano hasta las 21:00 horas

Precios y tarifas

La entrada de adulto cuesta 23,8 euros, para los niños 18 euros, pero siempre tienen muchas promociones para que el acceso sea más barato.

¿Se puede comer dentro del parque?

No se puede entrar comida, pero el Bioparc Valencia cuenta con una cafetería, un restaurante y muchísimas máquinas de vending.

Galería de fotos del Bioparc Valencia

Queremos dar las gracias a Turismo de Valencia por habernos ayudado a hacer este reportaje y redescubrirnos una ciudad tan importante en nuestras vidas.

, ,

Sin comentarios.

Deja un comentario