Que ver en San Sebastian con niños

Nuestros hijos se lo pasaron en grande así que estamos convencidos de que te gustarán nuestras recomendaciones sobre qué ver en San Sebastián con niños. Decía Ortega y Gasset que la belleza que atrae rara vez coincide con la belleza que enamora, aunque eso no suele suceder con Donostia.

La capital guipuzcoana era una de las grandes asignaturas pendientes de nuestra familia en Euskadi, especialmente porque todos los que nos habían hablado de Donosti la ponían por las nubes. Temíamos que esas altas expectativas nos jugaran una mala pasada, pero esos miedos infundados desaparecieron en un santiamén. Afortunadamente sentimos pronto el flechazo y entendimos a la perfección los motivos de tanta alabanza. Ponte zapato cómodo y pilla una rebequita por si acaso que vamos a empezar a descubrirte los mejores planes para hacer en San Sebastián con niños.

Planes divertidos para hacer en San Sebastián en familia

Planes para hacer en San Sebastian en familia

Donosti son sus amplias avenidas y la Concha. La oda a la gastronomía que son los pintxos (especialmente la gilda) y su ambiente sofisticado. El sentirse la ciudad más bonita del mundo o tomar un helado viendo los fuegos artificiales desde la bahía. Las vistas desde el Monte Igueldo y su incesante actividad cultural. Todo eso y mucho más porque también es una capital perfecta para visitar en familia. ¡Empezamos!

Disfrutar del icónico Peine del Viento

Fotos de San Sebastián, Pau, Vero, Teo y Oriol en el Peine del Viento

Cuando comenzamos a explorar una ciudad con los niños solemos visitar primero uno de sus lugares más característicos o buscar uno de sus miradores para empezar a situarnos. Nuestro objetivo inicial era el Parque de Atracciones Monte Igueldo, pero no nos pudimos resistir a pasear hasta el final de la playa de Ondarreta y disfrutar de la mítica colección de esculturas de Eduardo Chillida.

El Peine del Viento no defrauda, tiene una energía única que lo convierte en un rincón muy especial. Su consonancia con el Cantábrico es extraordinaria. No obstante, lo que más llamó la atención de los niños fueron los respiraderos que hay sobre el espigón y que escupen fuertes corrientes de aire provocando carcajadas y muecas divertidas en sus rostros. Fue muy complicado abandonar un lugar con tanto magnetismo y que se convirtió en uno de los planes más divertidos que hicimos en San Sebastián en familia.

Divertirse en el Parque de Atracciones Monte Igueldo

Fotos de San Sebastián, Teo y Oriol tobogan del Monte Igueldo

Una apuesta segura en esta guía para descubrir San Sebastián con niños. Para empezar el trayecto en funicular les suele encantar a los más pequeños y cuando llegan a la cima y descubren el Parque de Atracciones Monte Igueldo saben que van a pasar un buen rato. El lugar está emplazado en un enclave privilegiado que te regala unas vistas magníficas de San Sebastián y su bahía. El parque es todo un clásico, ya que fue inaugurado en 1912. Su estética y alguna de sus atracciones nos recordó a la de un lugar tan emblemático como el Tívoli de Copenhague.

A los peques les encantó deslizarse por los toboganes gigantes, soltar adrenalina por la temida montaña suiza, perderse por la casa del terror o hacer un rato el cabra con los autos de choque. Existen hasta 20 opciones para pasar un buen rato en este lugar histórico para los donostiarras que en 2014 fue nombrado Conjunto Monumental.

Pasear o darse un chapuzón en la Playa de la Concha

Fotos de San Sebastián, playa de la Concha

Lo del paseo o el baño va a depender de la época del año en la que visites Donostia con tu familia. A los que venimos del Mediterráneo (y sus aguas templadas) nos da un poco de respeto eso de meter el piececito en el Cantábrico. Sin embargo, nuestra primera visita a San Sebastián coincidió con unos días de calor fabulosos que invitaron irremediablemente al chapuzón en la Playa de la Concha.

Teo y Oriol no se lo pensaron demasiado y se unieron rápidamente a los muchos bañistas que ese día se relajaban en una de las playas urbanas más hermosas de Europa. Si el tiempo no acompaña (aunque siempre hay valientes que no perdonan su baño) es una gozada caminar por la arena o por el paseo marítimo, tal y como hicimos en nuestro segundo viaje a San Sebastián en familia.

Explorar los fondos marinos en el Aquarium San Sebastián

Fotos de San Sebastián, Teo y Oriol mirando en el Aquarium

Y no dejamos el mar, ya que Donosti tiene este medio muy presente. Una forma muy entretenida de explorarlo es visitando el precioso Aquarium San Sebastián, considerado uno de los mejores museos oceanográficos de Europa. Está emplazado en el Muelle muy cerquita de la Parte Vieja y se accede a través de una caminata muy agradable.

Lo cierto es que nuestros hijos han tenido la oportunidad de visitar muchos acuarios, pero éste nos gustó por su buena distribución y su túnel de 360º en el que puedes ver muy, muy cerca varias especies de tiburones o mantas. De ese modo, la visita se hace muy amena y liviana para los niños que van señalando sin cesar los tanques de las medusas o peces tropicales. Existen unas 200 especies de distintos ecosistemas marinos.

Descubrir la Parte Vieja de San Sebastián mientras juegas

Fotos de San Sebastián, Teo con la guia de Hagoos

Hagoos es una de las agencias de viajes especializadas en familias más prestigiosas de España. Curiosamente son de San Sebastián y han elaborado una fantástica guía de juegos para descubrir la Parte Vieja de Donostia en damilia. Para los adultos es una gozada pasear por el centro de la ciudad, ya que está repleto de joyas arquitectónicas que evocan a los años dulces del modernismo.

Los aledaños entre la Avenida de la Libertad y el Boulevard Zumardia son perfectos para ir de pintxos o de compras. Un poco más al norte queda la preciosa Plaza de la Constitución o Basílica de Santa María del Coro, mientras que al sur está emplazado el Puente de María Cristina o la Catedral del Buen Pastor. El paseo, ya de por sí entretenido, es mucho más agradable para los niños si van superando las pruebas que le propone la magnífica guía de Hagoos. No puede haber ninguna escapada a San Sebastián con niños sin descubrir la Parte Vieja de la ciudad.

Y por supuesto… disfrutar de la mejor gastronomía de San Sebastián

Fotos de San Sebastián, pintxo del Gandarias

La playa de la Concha, un partido de la Real Sociedad o el Festival Internacional de Cine de San Sebastián son meras anécdotas si lo comparamos con la gastronomía de Donosti. En pocos lugares del mundo se puede comparar la oferta culinaria de esta ciudad y sus alrededores. 16 estrellas Michelín, sidrerías y bares de pintxos atraen cada año a miles de aficionados del buen yantar a la capital guipuzcoana. A nosotros nos encanta probarlo todo y nuestros hijos a pesar de tener 10 y 7 años comen como campeones.

Fotos de San Sebastián, Basílica de Santa María del Coro

En un contexto así no podíamos desaprovechar la ocasión e hicimos una incursión a la Parte Vieja para ir de poteo en familia. Nos dejamos aconsejar por los locales y adoptamos su tradición de 1 bar 1 pintxo. En cada uno pedimos un zurito de cerveza o un vino (a los niños refrescos o agua). Además, nos dijeron dos buenos trucos. Por una parte, los bares con mucha luz, cartelitos con los nombres de los platos o banderillas de colores… no son nada auténticos ¡huye! Los bares llenos de gente mayor o muy mayor son garantía de buenos pintxos. Algunos de los más especiales en la Parte Vieja son Paco Bueno y su garbadina, Casa Urola, el Gandarias y su mítico pintxo de solomillo, La Viña para catar su tarta de queso o el bar Portaletas.

Fotos de San Sebastián, Teo en la sidreria Petritegi

Otra experiencia gastronómica que recomendamos encarecidamente es la de ir a una sidrería. Nosotros tuvimos la suerte de visitar Petritegi en Astigarraga, ubicada a sólo cinco minutos de San Sebastián en coche. Lo interesante de este lugar es que antes de la cena los niños pudieron ver cómo funciona el proceso natural de fabricación de la sidra (o el mosto) y ayudar en las tareas de la recogida de la manzana dentro de sus talleres infantiles y actividades en familia. La sidrería está en un entorno precioso rodeado de manzanos y con un caserío de los de toda la vida.

Fotos de San Sebastián, chuletón de Sidreria Petritegi

Luego la cena en Petritegi es un auténtico espectáculo. Los adultos pudimos degustar diversas variedades de sidra natural que el «txotxero» nos escanciaba directamente desde las botas mientras los niños salieron entusiasmados con el sabor intenso del zumo de manzana natural. El menú es un clásico con su tortilla de bacalao, el bacalao frito con pimientos, la txuleta y de postre queso, membrillo, nueces, tejas y cigarrillos. El ambiente es extraordinario y la comida increíble. ¿Qué más se puede pedir?

Cómo llegar a San Sebastián

Fotos de San Sebastián, indicaciones

La forma más rápida y sencilla de llegar hasta Donosti es en avión. Actualmente sólo hay vuelos regulares desde Madrid y Barcelona hasta el Aeropuerto de San Sebastián, así que mucha gente opta por volar al Aeropuerto de Bilbao y luego ir por carretera hasta la capital guipuzcoana. Nosotros desde Alicante volamos con Vueling hasta Bilbao ya que es la segunda base operativa de esta aerolínea en España con más de 20 destinos.

Una vez has aterrizado en el Aeropuerto de Bilbao tienes varias opciones para llegar hasta San Sebastián emplazado a unos 100 kilómetros. La más barata es en un autobús que llega hasta la plaza Pío XII de la capital guipuzcoana y que también dispone de parada en Zarautz. El precio de este servicio es de 17,10 euros. Otra buena opción reservar aquí tu coche de alquiler para moverte por Euskadi.

¿Te han gustado nuestros planes divertidos para descubrir Donostia en familia? Esperamos que te hayan gustado nuestras recomendaciones sobre qué ver en San Sebastián con niños. Esperamos tudas dudas o preguntas en los comentarios.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.