Últimamente tengo tan poco tiempo libre que no puedo pasar ni a saludar por aquí. Para compensar esta falta de cortesía voy a invitaros a una de nuestras clásicas cervezas del mundo.

La cerveza escogida hoy es belga, se llama Pauwel Kwak y está elaborada en la Bosteels Brouwerij de Buggenhout. Es la misma productora de joyas como Deus o Tripel Karmeliet.

Aunque ya la había probado hace años, esta Pauwel Kwak la caté en una cervecería espectacular durante nuestro reciente viaje a La Rochelle. En breve empezaré a relataros más historias de esta hermosas ciudad, aunque hoy la protagonista es la cerveza.

La Pauwel Kwak es del tipo Belgian Strong Ale y la que probé en La Rochelle venía en una botella de 33 cl. Aunque me la sirvieron en una copa de otra marca, la Kwak se suele decantar en peculiares vasos de yarda. Otro distintivo de esta cerveza belga es su generosa graduación alcohólica de 8,4º.

A la vista tiene un color ámbar precioso con un cordón de espuma sedoso. En nariz se aprecian maltas dulces, tanto que me recordaron al aroma de los caramelos. En boca sigue siendo coherente y también se aprecian los sabores dulces, acaramelados, con matices de hierbas aromáticas y levadura. El final es ligeramente amargo pero muy agradable.

En líneas generales, adoro este tipo de cervezas tan complejas y potentes.

Con un trago de esta cerveza belga, os deseo que paséis un feliz fin de semana. Nos leemos en lunes.

Artículo anteriorTromsø, la puerta de entrada a Laponia Noruega
Artículo siguienteUna mirada al Atlántico desde las torres de La Rochelle
Soy periodista y bloguero de viajes profesional. Soy Licenciado en Ciencias de la Información en la especialidad de Periodismo. He trabajado y colaborado en numerosos medios de comunicación en temas relacionados con Internet, nuevas tecnologías y turismo. Además, soy co-autor del libro Viajar con niños, el manual para preparar tus vacaciones en familia de La editorial viajera.

9 COMENTARIOS

  1. Esta cerveza la probé en Bruselas y me encantó. De hecho me compré el vaso y lo tengo en casa.

    Me dijeron que el nombre, Kwak, viene del sonido que se produce cuando te bebes el último trago. Al intentar beber lo último que queda en el culo del vaso, se va inclinando el vaso para poder degustar los últimos mililitros de esta delicia, pero llega un momento en que, por la forma que tiene el vaso, cae todo el líquido de repente produciendo un sonoro «kwak» y, si no estás atento, calándote la cara.

    Un saludo

    • Bueno Alberto, no está mal esa leyenda, pero el nombre viene del creador de la cerveza. De hecho en la botella viene su imagen y todo. Gran historia 😀

  2. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Últimamente tengo tan poco tiempo libre que no puedo pasar ni a saludar por aquí. Para compensar esta falta de cortesía voy a invitaros a una de nuestras clásicas cervezas del mundo. La cerveza escogida hoy es belga, se llama…..

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.