Fotos de Aragón, Teo, Oriol y Vero manos Ibon de Piedrafita

La provincia de Huesca ha sido la principal protagonista del viaje a Aragón que hemos hecho con los niños recientemente. El motivo es que es muy distinta al lugar donde vivimos y tiene innumerables atractivos que hicieron que nos quedáramos prendados de este destino casi desde el primer instante. ¿Cuáles? Para empezar su hermosa naturaleza con los Pirineos siempre presentes, ciudades de tamaño medio con mucha calidad de vida, algunos de los pueblos más bonitos de España, un patrimonio histórico muy bien conservado, experiencias ideales para toda la familia y, por supuesto, una gastronomía para chuparse los dedos.

Una escapada a la provincia más septentrional de Aragón es una buena idea casi en cualquier época del año, ya que los paisajes, pueblos y ciudades van cambiando con las estaciones. Se puede disfrutar de la nieve durante muchos meses y cuando las temperaturas suben los ríos, lagos e ibones se muestran espectaculares. Vamos a recomendarte 10 planes para hacer en Huesca con niños… estamos convencidos que les encantarán a tus hijos.

Qué ver en Huesca con niños

Embalse de Lanuza en Huesca

Huesca tuvo un papel fundamental en la creación del Reino de Aragón. Ese legado todavía se puede ver en ciudades, pueblos y los numerosos castillos que hay repartidos a lo largo de toda la provincia. Jugar a revivir leyendas de caballeros y princesas siempre es un excelente plan cuando se viaja con peques, aunque resulta todavía más interesante si el entorno es tan bello como el que encontrarás en esta zona de Aragón. Vamos con nuestras sugerencias y lugares imprescindibles para visitar en Huesca con niños.

Huesca, una capital muy divertida y acogedora

Huesca desde la Catedral

Nuestro recorrido por la provincia empezó por su preciosa capital homónima. Su coqueto centro histórico tiene muchas zonas peatonales y lugares muy interesantes para recorrer a pie con los niños. Visitamos la extraordinaria Catedral de Santa María, donde no nos resistimos a subir a su torre campanario y dimos un paseo por las calles principales de la ciudad. Para comer confiamos en la app Aragón en Familia (puedes descargártela aquí para iOS y Android) y decidimos hacer una de sus actividades más valoradas. Se trata de un curso de cocina para niños en el restaurante El Alambique emplazado a muy pocos minutos de la catedral (Costanilla de Ricafort, 9, bajo).

Fotos de Aragón, Teo y Oriol Alambique Huesca

Pilar que es la que regenta el restaurante, vistió a Teo y Oriol con un par de mandiles y gorros mientras les explicaba con mucha paciencia cómo debían preparar su propia pizza. Además de ser una actividad muy divertida para los peques, les animó a probar cosas nuevas y a que diferenciaran sus sabores en crudo o al horno. Los niños se lo pasaron genial diseñando su comida y tras hornearla no dejaron ni una porción. Mientras los papás disfrutamos de la gastronomía del local y mirábamos desde la barrera todas las peripecias de los niños en la cocina.

Fotos de Aragón, Teo Planetario de Huesca

¡Te ayudamos a viajar más barato!

Para completar nuestra visita a Huesca nos acercamos hasta el Planetario de Aragón Espacio 0.42. En coche es muy fácil de encontrar pues está emplazado en el Parque Tecnológico Walqa a tan sólo 10 minutos del centro. En este fascinante espacio puedes descubrir algunos de los secretos mejor guardados del cosmos. La visita es muy amena casi desde que cruzas el umbral, pues siempre hay alguna exposición didáctica sobre ciencia y astronomía que merezca la pena. Lo que más nos gustó fue el planetario con pantalla de 360º donde casi puedes viajar por el espacio a través de un simulador 4D. A los niños les encantó el viaje galáctico. Además, pudimos disfrutar de los tres potentes telescopios que hay en el Planetario de Aragón donde pudimos observar la superficie del sol. Una visita para hacer con niños en Aragón imprescindible.

¿Qué hacer en Aragón con niños?

Visita al Castillo de Loarre en familia

Fotos de Aragón, Castillo de Loarre

Tras visitar la ciudad de Huesca nos dirigimos hasta el magnífico Castillo de Loarre. Se trata de una fortificación construida en el siglo XI y que está considerada la fortaleza románica mejor conservada de Europa. Su posición es realmente estratégica, ya que era la principal defensa de la frontera del Reino de Aragón. Y no nos extraña que cumpliera esta función a las mil maravillas, ya que el castillo está perfectamente camuflado con la montaña. No lo vimos hasta que estuvimos muy cerca y la carretera de acceso empezó a caracolear cuesta arriba.

Fotos de Aragón, Teo y Oriol Castillo de Loarre

A los cinéfilos os sonará porque el Castillo de Loarre apareció en la película El Reino de los Cielos (2005) del maestro Ridley Scott. Lo cierto es que este imponente fortín está excelentemente conservado. Mantiene gran parte de sus murallas originales, salones de lo que fue su palacio real, su Iglesia-donjon y también del antiguo monasterio. La visita para los niños fue muy entretenida, ya que a la entrada te proporcionan un mapa para que mientras recorres sus salas y patios resuelvas los diez acertijos que te llevarán directamente a conseguir un tesoro que es una réplica de la primera moneda aragonesa acuñada. Nosotros hicimos la búsqueda del tesoro junto la visita guiada, así es mucho más fácil de conseguir el premio y de paso vas aprendiendo muchas de las cosas que sucedieron en este fantástico alcázar.

Castillo de Marcuello y al Mirador de los Buitres

Fotos de Aragón, Teo, Oriol coche Castillo de Marcuello

Tras la visita al Castillo de Loarre te recomendamos que te desvíes unos pocos kilómetros hacia el pequeño pueblo de Sasamarcuello para conducir por pistas hasta dos miradores realmente impresionantes. Tendrás la sensación de estar perdido durante varios kilómetros de camino pedregoso, pero la recompensa a tanto bache merece mucho la pena. La auténtica estrella de este recorrido es el denominado Mirador de los Buitres, pero poco antes de alcanzarlo puedes hacer una parada en las ruinas del Castillo de Marcuello. Se trataba de uno de los principales castillos aragoneses del Prepirineo y sus vistas son magníficas. Queda en pie una de sus estancias y un pedazo de lo que asemeja una torre.

Fotos de Aragón, mirador de los buitres

Pocos metros adelante se encuentra el Mirador de los Buitres. El nombre no está escogido al azar, ya que el cielo está plagado de estas enormes aves carroñeras. Desde allí se divisa la Pared de los Buitres, donde se localiza una de las mayores colonias de buitre leonado de Europa. El otro gran aliciente de este mirador son las magníficas vistas de los espectaculares Mallos de Riglos.

Divertida actividad de supervivencia en familia en Ayerbe

Fotos de Aragón, Teo y Oriol brujula Ayerbe

Tras pasar la noche en el Hotel Spa Agua de los Mallos decidimos hacer una de las actividades mejor valoradas de la imprescindible app Aragón en Familia. Se trata de una jornada de supervivencia en familia con la empresa Locura de Vida. Chapi, uno de sus guías y todo un experto en supervivencia, nos acompañó a una arboleda cercana a la localidad de Ayerbe y nos dio algunas lecciones básicas de cómo orientarnos en la naturaleza con mapas y brújulas, además de enseñarnos qué equipamiento era recomendable llevar en una salida a la montaña. Fue alucinante todo lo que salió de su mochila. La primera impresión que nos dieron estas primeras lecciones es que nunca vamos lo suficientemente preparados cuando vamos de excursión y que cosas tan sencillas como una manta térmica plegable, un toldo, o pastillas potabilizadoras nos pueden salvar la vida si nos perdemos en el monte.

Fotos de Aragón, Teo y Oriol supervivencia Ayerbe

No obstante, tras la clase teórica vino lo más divertido para los niños. Chapi nos pidió que con todo lo que encontráramos en los alrededores hiciéramos un refugio para pasar la noche. Con palos, hojas, piedras y un poco de creatividad conseguimos nuestro objetivo y construimos un refugio muy majo. Tras pasar la prueba, nos enseñó a hacer otro con una hamaca y un toldo. Por último, aprendimos a hacer fuego a la antigua usanza… sin mecheros, ni cerillas. Eso sí, justo al lado de un arroyo y completamente controlado, pues en el bosque es ilegal (además de ser muy peligroso).

Visita al Monasterio de San Juan de la Peña

Fotos de Aragón, Monasterio de San Juan de la Pena

Nuestra siguiente parada en la ruta en coche por Aragón en familia fueron los Pirineos de Huesca. No obstante, antes de llegar a Jaca quisimos hacer una parada en el Monasterio de San Juan de la Peña, uno de los sitios históricos más importantes del antiguo Reino de Aragón. Son muchas las leyendas que han acompañado siempre a este lugar, de hecho, durante la Edad Media se llegó a relacionar con el paradero del Santo Grial.

Sea cierto o no, lo que está claro es que esta joya de la época medieval fue el panteón real de Aragón hasta el siglo XII, de ahí su importancia. Pero además de su relevancia histórica, la visita a este soberbio enclave te dejará con la boca abierta al ver como el monasterio del siglo X se encastra bajo una enorme roca y se mimetiza como un auténtico milagro con el entorno natural. En verano además, hay visitas teatralizadas que pueden ser interesantes para los que viajamos con niños.

Jaca, la primera capital del Reino de Aragón

Fotos de Aragón, Jaca

Hacía más de 25 años que no estábamos en Jaca, eso fue mucho antes de tener hijos (de hecho, los niños éramos nosotros) así que no podíamos desaprovechar la oportunidad de regresar a la que fuera la primera capital del Reino de Aragón y una de las urbes más animadas de los Pirineos. La catedral de San Pedro de estilo románico (pieza clave en el Camino de Santiago Francés), su Ciudadela famosa por acoger el Museo de Miniaturas Militares, su ayuntamiento renacentista o el Pabellón de Hielo merecen, sin duda, una visita.

Pero Jaca, además, puede ser una base de operaciones perfecta para hacer actividades en el Pirineo de Huesca. Por ejemplo, las espectacular Cueva de las Güixas en Villanúa, el parque multiaventura Val D’echo en la Selva de Oza, paseos a caballo en Pirineo Ecuestre, la Tirolina del Valle de Tena y para los amantes de la nieve, las estaciones de Astún y Candanchú.

Lacuniacha, el parque faunístico de los Pirineos

Fotos de Aragón, Teo, Oriol y Vero en Lacuniacha

A unos 20 minutos en coche de Biescas se encuentra Lacuniacha, el parque faunístico de los Pirineos. Se trata de una enorme extensión de bosque ubicada en la falda de una montaña donde puedes ver flora y fauna autóctona de la zona en semilibertad. El parque se encuentra situado entre los 1.380 y los 1.580 metros de altitud, y todo el recorrido se realiza al aire libre.

A nosotros siempre nos gusta explicarles a los niños que los animales tienen que vivir en libertad pero que a veces hay lugares turísticos como Lacuniacha que se dedican a la recuperación de los mismos antes de que vuelvan de nuevo a la naturaleza. Este espacio está emplazado en un bosque en pleno corazón del Pirineo Oscense por lo que el recorrido que se hace a pie pica hacia arriba. Es recomendable llevar calzado cómodo para caminar por la montaña. Hay algunos miradores con vistas a los ibones.

Excursión al ibón de Piedrafita

Fotos de Aragón, Teo, Oriol y Vero caminando Ibon de Piedrafita

Aprovechando que queda muy cerca de Lacuniacha (de hecho la senda comienza en el párking del parque faunístico), es casi una obligación subir a pie hasta el precioso ibón de Piedrafita, a los pies de la sierra de Partacua. Probablemente es la experiencia que más disfrutamos de esta ruta en coche por Aragón con niños, ya que las montañas que tenemos por Alicante son muy distintas a los colosos que hay la zona de Pirineos.

Aunque pica hacia arriba, la caminata hasta el ibón de Piedrafita es bastante sencilla y con poco desnivel positivo. Haciendo bastantes paradas para hacer fotos y disfrutar de los riachuelos, lagos y cumbres tardamos aproximadamente hora y media… teniendo en cuenta que íbamos con un niño de 9 años y otro de 6. Es recomendable llevar calzado cómodo, agua y comida para hacer un pícnic en el ibón. Si no quieres hacerlo andando, hasta allí te puede acercar el tren turístico que parte del precioso pueblo de Tramacastilla de Tena. Además de este pueblecito, también merece la pena dar una vuelta por el Embalse de Lanuza, visitando Sallent de Gállego y Lanuza. Por cierto, fantástico el alojamiento y la gastronomía del Hotel El Privilegio de Tena.

Descubriendo algunos de los pueblos más bonitos de Huesca

Roda de Isábena al fondo

Uno de los consejos que más solemos repetir cuando nos preguntan sobre viajar con niños es que antes de hacer un viaje al destino lejano con el que siempre has soñado, pruebes con pequeñas escapadas a un lugar cercano… y si es en un entorno rural y tranquilo mucho mejor. Nosotros también nos hemos aplicado el cuento y cada año hemos tenido la suerte de descubrir muchos pueblos encantadores que nos han acabado enamorando por la belleza de su entorno, lo bien cuidadas que están sus calles y plazas, por sus peculiares tradiciones y fiestas, y especialmente por la cercanía y generosidad de sus gentes.

La provincia de Huesca está repleta de estos fantásticos pueblos. Ya hemos citado algunos como Tramacastilla de Tena, Sallent de Gállego y Lanuza, pero en esta lista no pueden faltar algunas localidades como Aínsa, Alquézar, Ansó o Roda de Isábena. Éste último es uno de nuestros favoritos y se trata de una auténtica joya del románico escondida en el Pirineo Aragonés. Calles empedradas, vistas al espectacular Turbón, cuestecitas, arcos y piedra, mucha piedra. Este pueblo de la comarca de la Ribagorza tiene además la Catedral de San Vicente Mártir, una construcción muy bien conservada, a pesar de que fue construida en el siglo XI. Se trata de la catedral ubicada en el pueblo más pequeño de España, pues en Roda de Isábena no viven ni 50 personas.

Disfrutar de la nieve en las estaciones de esquí del Pirineo Aragonés

Esquiando con un Snowboard

En verano buscarás los preciosos senderos que hay en Huesca para hacer rutas a pie en las faldas de los Pirineos. No obstante, cuando empiezan a bajar las temperaturas y las cumbres se llenan de blanco, son muchas familias que acuden a las estaciones de esquí para pasarlo en grande.

Huesca en este sentido es una gran privilegiada, ya que cuenta con cinco estaciones de esquí alpino de gran prestigio y preparadas para divertirse en familia: Astún, Candanchú, Cerler, Formigal y Panticosa. En total Aragón cuenta con 6 estaciones de esquí (Aramón Javalambre – Valdelinares está en Teruel) y 8 espacios nórdicos donde poder practicar raquetas, esquí alpino, esquí nórdico, actividades muy divertidas y diferentes como mushing, tobboganing o dormir en un iglú.

Castillo de Loarre en Huesca

¿Qué te ha parecido nuestras recomendaciones sobre qué ver en Huesca con niños? ¿Nos recomendarías otros lugares imprescindibles de la provincia de Huesca para visitar en familia? Esperamos tus consejos en los comentarios, pues nos encanta escucharte. Tienes más información en la página oficial de Turismo de Aragón y en su web especializada Aragón en familia.

Galería de fotos de la ruta por Huesca con niños

2 COMENTARIOS

  1. Vaya, leyendo este post, si que tiene que ser chulo viajar por Huesca, sobre todo con niños.

    Sus lugares y, sobre todo su naturaleza, lo convertirán una auténtica maravilla.

    Gracias por compartir 😉.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.