Pisadas de animales en Laponia

Siete días fuera de casa, seis con el grupo y cinco de caminata. El viaje a Laponia Sueca estaba en su tramo final. La etapa que nos dirigía desde el refugio de Sälka a Singi fue la primera que afronté con la moral a tope. El día de antes no había sufrido y empecé a darme cuenta de que estaba en un lugar único y que la aventura se estaba acabando. Era ahora o nunca.

Caminando hacia Singi

Ese día eran 12 kilómetros de travesía más o menos llanos y con poca dificultad, por lo que fue una jornada muy tranquila en la que disfruté del paisaje de Laponia y del Círculo Polar Ártico. De hecho, todo el grupo fuimos a un paso muy cómodo, lo que me permitió parar a hacer fotos muchas veces.

Montañas gemelas en Laponia

El paisaje era similar al de la etapa anterior. Un valle de formación glaciar con montañas casi idénticas una detrás de otra. No obstante, esta vez me sentía muy cómodo y tenía ganas de vivir más intensamente el paisaje casi desértico. Fue también en este trayecto donde vimos por primer vez la montaña más alta de Suecia, el célebre Kebnekaise.

Montañas y cielo amenazador en Laponia

En la travesía nos topamos con muchas pisadas de animales salvajes, algunos dijeron lobeznos, aunque no los llegamos a ver. Casi al final del día llegamos a divisar a lo lejos una familia de renos salvajes, aunque estaban muy cerca de la montaña y no había zoom para tanto.

Sombras bajo el puente

El momento más fantástico de ese día vino cuando nos situamos sobre un puente metálico que estaba ya cerca del refugio. Pudimos ver cómo la primavera se iba acercando a Laponia de manera inevitable y se manifestaban los primeros síntomas del deshielo en uno de los muchos riachuelos que atraviesan el Kungsleden. En ese momento te sientes muy feliz.

¡Te ayudamos a viajar más barato!

Avanzando entre las rocas

El resto fue un paseo hasta llegar al refugio de Singi con nuestras inseparables raquetas de nieve y las clásicas bromas bilingües que nos gastábamos los miembros del grupo. El ambiente era muy bueno y quizás no éramos conscientes de que la aventura estaba a punto de terminar, aunque la jornada del día siguiente nos tenía preparada una nueva sorpresa.

Dunas de nieve en Laponia

4 COMENTARIOS

  1. Increibles estos paisajes son una gozada para la vista. Se ve que cada día que iba pasando disfrutabas más y las fuerzas no abandonaban, no obstante el final se acercaba. Qué será lo que te guardas? mmmm…

    Un saludo!

  2. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Siete días fuera de casa, seis con el grupo y cinco de caminata. El viaje a Laponia Sueca con YokmoK estaba en su tramo final. La etapa que nos dirigía desde el refugio de Sälka a Singi fue la primera que afronté con la moral…..

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.