El Gamla Stan de Estocolmo

Seguro que coincidís con nosotros en que uno de los momentos más deliciosos de los viajes llega cuando dejas todos los trastos en el hotel y te pones a callejear sin rumbo, a tomarle el pulso a la ciudad desconocida que te acaba de recibir.

Sabía que llegaríamos bastante tarde a Estocolmo, así que el primer día de nuestro viaje a Suecia no organizamos nada, simplemente nos dejaríamos llevar.

Vero y Teo paseando por el Gamla Stan de Estocolmo

Yo ya conocía el Gamla Stan de la primera vez que estuve en Estocolmo, no tuve demasiado tiempo para patearlo esa ocasión, aunque me cautivó. Por eso tenía claro que lo primero que haríamos, sería perdernos por sus callejuelas empedradas.

El Gamla Stan es uno de los cascos antiguos más bonitos de Europa. Ahora en verano está atestado de turistas a la caza del souvenir y degustando deliciosos helados. Sin embargo, eso no le resta ni un ápice de belleza, justo lo contrario, le confiere un ambiente de ciudad viva, dinámica, especial.

Patio del Palacio Real de Estocolmo

Hasta dos tardes nos perdimos a propósito por el Gamla Stan de Estocolmo. Tiene muchos atractivos culturales y patrimoniales, entre los que destaca el Palacio Real, sus museos y el tradicional cambio de guardia al que esta vez obviamos.

También es célebre la puntiaguda Storkyrkan, o catedral real, y el Nobelmuseet. Sin embargo, lo mejor del Gamla Stan son sus calles, sus cuestas, sus adoquines, sus tiendas, sus cafeterías, sus impresionantes edificios, en definitiva, los pequeños detalles que te sorprenden en cada rincón.

Saliendo del Gamla Stan de Estocolmo

¡Te ayudamos a viajar más barato!

La arteria principal es Västerlånggatan o calle larga del oeste. Cruza el Gamla Stan prácticamente de punta a punta y es un hervidero perfecto para saborear lentamente un pastel tan delicioso como el corazón de Estocolmo.

Yo os recomiendo que lo crucéis un par de veces con los ojos bien abiertos y luego os perdáis por las callejuelas que se contornean a su alrededor. Seguro que encontráis algo que os llame la atención. Un edificio, una tienda, una coqueta cafetería, una estatua o simplemente una preciosa colección de flores.

Músico tocando en Stortorget

El Gamla Stan es para vivirlo con los cinco sentidos, más si cabe, cuando el verano y el buen tiempo acompañan. Una mirada a la gente guapa, escuchar a un músico callejero, embriagarse con el aroma del barquillo recién hecho, degustar un trozo de tarta o simplemente sentir el frío tacto de la piedra.

Tampoco quiero daros más detalles de los lugares que vimos o de las experiencias que tuvimos. Eso llegará con más calma. Mi intención es que afrontéis la visita al Gamla Stan sin ningún temor a perderos y a descubrirlo. Seguro que el paseo acaba con decenas de anécdotas y sorpresas irrepetibles. Fue un comienzo perfecto para nuestro viaje a Suecia.

16 COMENTARIOS

  1. Hola, a todos! el próximo miércoles 25 de julio, salimos volando a Estocolmo! estaremos cinco días en casa de unos amigos que viven allí y, aunque confío en ellos para que nos guíen y sorprendan, he tomado nota del Gamlan Stan y del SoFo, para que no se les olvide!

  2. ¡Qué pasada que son las ciudades escandinavas en verano! Entre los edificios y las flores creo que toda la gama de colores está representada.

    ¡Tengo ganas de leer todos los artículos del viaje a Estocolmo Pau!

  3. @Chiqui, pues sí, yo la visité en primavera y todavía quedaba nieve y el lago estaba helado. Esta vez fue distinto, con buen tiempo casi todos los días y un ambiente espectacular.

  4. @comerJapones.com, una pena que no me hablaras antes de esta zona, nos hubiera encantado visitarla. Seguro que alguien que lea el post le saca partido a tu consejo 😀

  5. Pues si te ha gustado Gamla Stan, te encantará ir un poco más al sur, a la isla de Södermalm. ¿Conoces el SoFo? Es un barrio modernillo cuyo nombre está a medio camino de la ironía y el wannabe del Soho. Se llama así porqué está al sur (Söder) de la calle Folkungagatan.

  6. @José Carlos DS, esta zona de Estocolmo es increíble, puedes pasar horas y horas simplemente paseando, sentándote a escuchar a un músico callejero y disfrutando de un buen trozo de pastel. Es un barrio que engancha.

  7. A nosotros nos pasa lo mismo, el primer día en una ciudad en la que vamos a pasar varias jornadas seguidas lo dedicamos a caminar y no se como nos las apañamos, que es el día que más cansados terminamos, a veces las distancias a pie engañan xD

    Me gustan mucho las calles y edificaciones de Estocolmo, tan distinto a lo que vemos por España y ahora en verano seguro que se pasea más relajado, que durante el invierno jeje

    Saludos!!

  8. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Seguro que coincidís con nosotros en que uno de los momentos más deliciosos de los viajes llega cuando dejas todos los trastos en el hotel y te pones a callejear sin rumbo, a tomarle el pulso a la ciudad desconocida que te ac…..

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.