Cascadas en el Nærøyfjord

Tras vivir la increíble experiencia de dormir al lado de un fiordo, la siguiente etapa de nuestro viaje a Noruega se presentaba, cuanto menos, apasionante. Había llegado el turno de navegar dos de los fiordos noruegos más hermosos y anhelábamos aquel momento.

La belleza de su cauce es proporcional a lo complejo de sus nombres: Nærøyfjord y Aurlandsfjord. El primero, además de ser Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, se ha ganado el título de ser uno de los brazos más bonitos del Sojnefjord o fiordo de los Sueños, que a su vez es considerado el más largo y profundo de toda Noruega.

El paisaje de los fiordos noruegos

Como veis el cartel estaba formado por primeros espadas, aunque nuestras esperanzas se vinieron al traste ya que el traicionero clima de esa zona de Noruega nos jugó una mala pasada. San Pedro pintó de gris el cielo y luego le añadió una intensa lluvia que pretendió estropearnos el cuadro.

En esta situación nos apoyamos en el refranero y aplicamos aquello de al mal tiempo buena cara. Pese a que las condiciones climáticas no eran las más adecuadas, nada nos iba a impedir que disfrutaramos de uno de los paisajes más increíbles del mundo. Así que abordamos el Fjord1, un ferry que cubre la distancia que hay entre Gudvangen y Flåm en un par de horas.

Navegando por los fiordos noruegos Patrimonio de la Humanidad

El barco es bastante grande y tiene muchas zonas a cubierto por si caen chuzos de punta. Además, dispone de una cafetería para tomar sopa o alguna bebida caliente.

Hoy más que nunca las fotos no hacen justicia a los paisajes que pudimos contemplar en los fiordos noruegos. El Nærøyfjord es uno de los brazos más estrechos del Sojnefjord y está repleto de abruptos acantilados y espectaculares cascadas que no cesan de unirse al fiordo desde las montañas.

Navegando por el Nærøyfjord

¡Te ayudamos a viajar más barato!

Tampoco es complicado ver una constante lluvia de casitas de colores que le dan mucho colorido a aquel impresionante paisaje. Pese a la lluvia, había veces que me tenía que frotar los ojos para comprobar que no estaba soñando y que todo aquel espectáculo era cierto.

Viendo que la lluvia estropeaba las fotos más de lo que me gustaría, guardé la cámara y me dediqué a contemplar el paisaje con el rostro pegado a una ventana para intentar abstraerme del resto de pasajeros de aquel ferry.

Casitas de colores en los fiordos noruegos

En ese estado entre la vigilia y los reinos de Morfeo pensaba en la gente que vivía en aquellas casitas y en la suerte que tenían al contemplar cada día aquella obra divina. Al menos disfrutamos navegando por los fiordos noruegos Patrimonio de la Humanidad ¿Qué harían los noruegos para escoger primero en el reparto de los paisajes?

22 COMENTARIOS

  1. Por ahí estuve yo este pasado diciembre y tengo fotos de casi los mismos sitios (las de esta entrada y las de Gudvangen). Increíble ver el cambio del paisaje de invierno a verano…

    Desde luego, un sitio al que volvería encantado en cualquier época del año pese al frío o la lluvia.

  2. Aunque no tiene que ver con el relato.. como anda de moda el tema este de los Liebster blogs de marras, he hecho el mio particular y creo que sabes de hace tiempo que estás entre mis favoritos, con lo cual poco más hay que decir…

    Un abrazo Pau

  3. Menudo país de cuento… con sus casitas de colores, las nubes descendiendo sobre el verde… Creo que necesitaré otra vida para ir a todos los sitios a los que quiero ir 😉 Gracias por un post muy evocador 🙂

  4. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Tras vivir la increíble experiencia de dormir al lado de un fiordo, la siguiente etapa de nuestro viaje a Noruega se presentaba, cuanto menos, apasionante. Había llegado el turno de navegar dos de los fiordos noruegos más her…..

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.