El imprescindible mercado de pescado Jagalchi de Busan

Cortando pescado en el Mercado Jagalchi de Busan

Quizás seamos un poco raritos, pero cuando estamos de viaje nos encanta visitar algún mercado local para intentar tomarle el pulso a la ciudad y tratar de averiguar cómo viven los nativos en su día a día. Te guste o no esta práctica, en Busan es imprescindible acercarse hasta el mercado de pescado Jagalchi. Sí o sí, aquí no hay medias tintas.

Busan fue la segunda etapa de nuestro viaje a Corea. Aunque el nombre no os suene demasiado, esta ciudad es la segunda más grande del país, pues tiene casi tantos habitantes como Madrid. Las distancias en esta urbe son descomunales y nos pareció una metrópolis un tanto caótica y desordenada, en la que al principio es muy complicado orientarse.

Puesto afuera del Mercado de pescado Jagalchi de Busan

A pesar del desconcierto inicial, no podríamos decir que Busan nos tratara mal, más bien todo lo contrario. En esta enorme ciudad portuaria vivimos muy gratas experiencias y eso es, al fin y al cabo, lo que te queda de un lugar. La primera de esas vivencias extraordinarias fue la visita al mercado de pescado Jagalchi.

Tras dejar los trastos en el hotel, pillamos un taxi y nos dirigimos directamente hasta Jagalchi. Fue en ese trayecto donde nos empezamos a percatar del colosal tamaño de Busan y también de la aparente falta de criterio urbanístico y estético de la ciudad. En unos cuantos kilómetros vimos una argamasa de estilos arquitectónicos fuera de lo común, como si se tratara de un collage donde se ponen y se quitan piezas sin ningún tipo de planificación.

Mercado de pescado Jagalchi de Busan

Aunque los taxis son muy baratos en Corea, puedes optar por pillar el metro hasta el mercado de pescado Jagalchi de Busan, ya que tiene parada propia. Nada más llegar es imposible no esbozar una sonrisa y que las pupilas no se te pongan como platos, todo llama la atención.

El mercado tiene un edificio principal con varias plantas y varios anexos cubiertos, aunque el aroma a mar y a pescado fresco se puede percibir mucho antes en el laberinto de callejuelas, puestecitos y pequeños restaurantes que se van abriendo paso ante tus ojos y que tratan de captar tu atención.

Puesto del Mercado de pescado Jagalchi de Busan

Aquí no valen las nuevas técnicas de marketing para atraer al cliente. El juego de la seducción empieza con una mirada, una sonrisa, una voz melodiosa. Da igual que hables coreano, la conquista aquí se produce sin trampa ni cartón, los mostradores y piscinas te encandilaran con sus pescados y mariscos recién sacados del mar.

Tendrías que ser de piedra para no embelesarte con los lenguados, atunes, caballas, gambas tigre, moluscos de tamaño ciclópeo o algunas de las comidas más raras de Corea, como el meongge, la lombriz de mar, la carne de ballena, el pepino de mar o el hoe o pescado crudo.

Lampreas en el Mercado de pescado Jagalchi de Busan

Precisamente uno de los grandes alicientes de Jagalchi es poder degustar todas estas exquisiteces en los restaurantes que hay en las plantas superiores del mercado o en las decenas de puestecillos que hay en las callejuelas adyacentes.

Como era mediodía y había mucha hambre, nosotros optamos por uno de los restaurantes ubicados enfrente del mercado y la verdad es que comimos como reyes por muy pocos wones. Aunque no teníamos ni papa de coreano, la mujer adivinó que queríamos hoe y empezó a servirnos platos y más platos hasta hartarnos. Enfrente había unos parroquianos que se lo pasaban en grande mientras se ponían tibios con el soju.

Comprando pescado en el Mercado de pescado Jagalchi de Busan

Como nos había pasado en Seúl, todos flipaban con Teo y sus enormes ojos. Aquí era todavía más exagerado, ya que éramos los únicos occidentales que paseábamos entre los puestos. Todos querían verlo de cerca, sobre todo las Jagalchi Ajumma o señoras de mediana edad encargadas de vender el pescado.

Y como seguro que nos lo vais a preguntar, os diremos que el mercado de pescado Jagalchi de Busan no tiene nada que envidiar al de Tsukiji en Tokio. Es mucho menos turístico, más anárquico, pero mucho más accesible para el viajero. Sin duda, uno de los lugares imprescindibles para visitar en un viaje a Corea.

IATI Seguros de viajes

, , , ,

25 respuesta a El imprescindible mercado de pescado Jagalchi de Busan

  1. lorco marzo 27, 2013 en 7:38 am #

    LONJAAAAAS!!!

    Lo de que tengas restaurantes para poder disfrutarlas las hace DOBLEMENTE interesantes

    • Pau marzo 27, 2013 en 10:56 am #

      Lo esta lonja es una locura, el pescado es tan fresco que te lo puedes comer vivo si quieres.

  2. Arol marzo 25, 2013 en 11:19 pm #

    Yo no voy directamente a los mercados de los países pero ando cerca: intento probar lo que allí comen lejos de los turistas y perdiéndome en la ciudad así que tu entrada no hizo más que querer ir a ese sitio y como vosotros cruzarme al restaurante a comer algo fresco 😀

    • Pau marzo 26, 2013 en 11:37 am #

      Es que los mercados y las gastronomía son dos motivos enormes para viajar.

  3. El Guisante Verde Project marzo 25, 2013 en 12:54 pm #

    Bufff! Pau! Menudo mercado! Creo que estos lugares son imprescindibles en un itinerario viajero, especialmente en países tan diferentes al nuestro. Al fin y al cabo, somos lo que comemos, ¿no? 🙂
    Saludos!

    • Pau marzo 25, 2013 en 3:47 pm #

      Sí y en este caso comimos de maravilla y lo pasamos genial con lo bien que nos acogieron por allí.

  4. Marta marzo 22, 2013 en 10:42 am #

    Pero, ¿qué son esos pedazos de moluscos? ¡Madre mía! O.O
    Un abrazo, Pau y gracias por mostrarlo (somos unos grandes fans de los mercados 🙂

    • Pau marzo 22, 2013 en 10:45 am #

      Había una especie de mejillones del tamaño de mi cabeza, brutal!

  5. Pigafe marzo 22, 2013 en 3:00 am #

    Tiene buena pinta el mercado este, suelen ser sitios donde todo es muy barato y es buena calidad. Las lombrices de mar me dan un poco de grima, uffff!

    • Pau marzo 22, 2013 en 10:16 am #

      Yo no me atreví con ellas, de todas formas no hubiera sabido pedirlas en coreano.

  6. samuel marzo 21, 2013 en 8:54 pm #

    Las fotos y el escrito estan geniales!

    Gracias por compartir tus experiencias!!

    • Pau marzo 22, 2013 en 10:15 am #

      Para mí es un placer!

  7. Paco Nadal marzo 21, 2013 en 7:50 pm #

    Me alegra verte operativo tras #loquetodossabemos. Por cierto, no sois ratitos; los mercados son los lugares donde mejor puedes conocer y entender a la población local. Un imprescindible en cualquier viaje.
    Un abrazo!! y feliz vuelta al día a día.

    • Pau marzo 22, 2013 en 10:15 am #

      Gracias por la bienvenida Paco, siempre es un placer tenerte por esta casa 😀

  8. Israel ( @koreaffinity ) marzo 21, 2013 en 11:52 am #

    por aquí me pasee y ese pulpo vivo cayo a lo Old Boy! Eso si, no se pegaba tanto a la boca ni era tan grande como en la película. Ahora que veo, me recuerda un poquitín al de la isla de Jeju cuyo olor era insoportable por momentos. Cosas de hacer calor y humedad por aquella época, imagino.

    • Pau marzo 21, 2013 en 12:59 pm #

      Bienvenido a ‘el pachinko’ 😀

      Yo no recuerdo mal olor, de hecho, me sorprendió muchísimo que no oliera muchísimo a pescado.

  9. Octavio marzo 21, 2013 en 11:05 am #

    Muy buena entrada!! A nosotros nos encanta visitar los mercafos de las ciudades que visitamos, los consideramos como esencia del país.
    Como bien sabes, ahora nos vamos para Corea y hemos estado mirando información sobre él pero aún no habíamos leido ninguna experiencia personal. Gracias por mostrarlo!!

    Un abrazo!

    • Pau marzo 21, 2013 en 12:58 pm #

      Buen viaje! Hasta el momento he escrito sobre todo de Seúl, si necesitáis más info sobre Busan o Gyeongju avisadme 😀

  10. allbarcino marzo 21, 2013 en 10:44 am #

    La verdad es que parece un lugar increible! Buena entrada; muy interesante!

    • Pau marzo 21, 2013 en 10:47 am #

      Bienvenido a ‘el pachinko’ y gracias por comentar 😀

  11. Chiqu, Un Albaceteño en Japón marzo 21, 2013 en 1:48 am #

    Tsukiji tiene una fama gigantesca y para mí inmerecida. No digo que no se pueda visitar y resulte curioso, pero es que todo el mundo que viene pregunta por él como si fuera un sitio de culto.

    abrazos pachinkos!!

    • Pau marzo 21, 2013 en 10:29 am #

      A mí la visita a Tsukiji me encantó, pero como digo en el post, este mercado de Busan no tiene nada que envidiar y además al ser menos turístico la gente no te mira con tan malos ojos como en la lonja tokiota.

  12. Ricard Torres marzo 20, 2013 en 11:00 pm #

    ¡Me gusta! Definitivamente lo visitaría. Es más suelo hacerlo siempre que voy de viaje, un mercado local es visita obligada 😉

    • Pau marzo 21, 2013 en 10:28 am #

      Son lugares perfectos para ver un poco las costumbres del lugar y además suelen ser muy fotogénicos.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Bitacoras.com - marzo 20, 2013

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Quizás seamos un poco raritos, pero cuando estamos de viaje nos encanta visitar algún mercado local para intentar tomarle el pulso a la ciudad y tratar de averiguar cómo viven los nativos en su día a día. Te guste o no esta p…..

Deja un comentario