Diez planes divertidos para hacer en Cork con niños

Fotos de Cork en Irlanda, Teo en el Blarnet Castle

El Ancestral Este de Irlanda presume con vehemencia de sus agrestes paisajes costeros, una gastronomía con productos excepcionales y una colección de pueblecitos realmente deliciosos. No obstante, si tuviéramos que escoger qué destino es el más orgulloso de la Isla Esmeralda, el honor recaería holgadamente sobre Cork. Los corquianos alardean ufanos de su historia mientras paulatinamente convierten su ciudad en una urbe animada y con una vida cultural de lo más sugerente.

Es normal que con el intenso calor estival afloren de manera natural los recuerdos de nuestro reciente viaje a esta ciudad de clima tan suave y cambiante. Además, Irlanda y su verde perpetuo es un destino perfecto para descubrir durante el verano en familia, no sólo por sus temperaturas agradables, sino por los muchos atractivos que tiene para los más pequeños de la casa. Por si estás planeando un viaje a esta isla singular, vamos a recomendarte diez planes divertidos para hacer en Cork con niños.

Tocar las campanas y ver Cork desde la Iglesia de Santa Ana

Fotos de Cork en Irlanda, Teo en la iglesia de Santa Ana

Podemos empezar nuestra ruta por el barrio de Shandon que se emplaza sobre un promontorio. Desde lejos divisarás la célebre Iglesia de Santa Ana construida en el siglo XVIII. En su momento, este templo era conocido como la “mentirosa de las cuatro caras” ya que los relojes que hay ubicados en cada una de ellas marcaban horas completamente distintas. Lo más divertido para los niños es tocar las campanas de su torre desde el primer piso de a misma. Teo que lleva un par de años aprendiendo música se atrevió con el You Really Got Me de The Kinks, un riff de guitarra que tantas veces ha escuchado viendo Los Minions. Después puedes subir hasta los miradores que te regalan unas vistas magníficas de Cork.

Descubrir la comida irlandesa en el English Market

Fotos de Cork en Irlanda, English Market

Dando un paseo de diez minutos hacia el sur y cruzando el río Lee llegaréis hasta el centro de Cork donde se encuentra su célebre English Market de estilo victoriano. En este mercado podrás encontrar algunos de los mejores productos gastronómicos de Irlanda, así que es una buena ocasión para que los niños de primera mano cómo son los manjares irlandeses. En la primera planta pudimos disfrutar de la gastronomía local en el Farmgate Café. No obstante, si tus hijos buscan algo más convencional, una de nuestras recomendaciones es que coman en la preciosa y cinéfila pizzeria Uncle’s Pete, situada a tres minutos del English Market.

Blackrock Castle, una fortaleza convertida en un museo espacial

Fotos de Cork en Irlanda, Blackrock Castle

El lugar de Cork que probablemente más le gustó a Teo fue el Blackrock Castle. Tiene el aliciente de ser un precioso castillo que se erigió sobre una fortaleza defensiva del siglo XVI. Su emplazamiento es muy hermoso, ya que está en una de las riberas del río en un entorno con hierba de un verde intenso y campos de flores silvestres. Pero además de un continente espectacular, el contenido de este edificio encandilará a los niños. Actualmente alberga un observatorio astronómico y un museo interactivo con muchos juegos relacionados con la ciencia y el espacio. Está a unos 30 minutos en autobús (línea 202) del centro de la ciudad.

Aprendiendo con las exposiciones de Lifetime Lab

Fotos de Cork en Irlanda, Lifetime Lab

Una de las alternativas más divertidas cuando viajamos con niños es visitar lugares con exposiciones interactivas. Uno de los más interesantes de Cork es el denominado Lifetime Lab que se asienta sobre el río Lee en unos antiguos edificios industriales emplazados al oeste de la ciudad. Desde el centro se puede llegar en unos 20 minutos tomando el autobús 208. Además de visitar la antigua fábrica, este lugar acoge eventos muy atractivos para los peques, relacionados con la ciencia o la robótica con piezas de LEGO.

Descubriendo la ciudad en kayak por los canales de Cork

Fotos de Cork en Irlanda, kayak

Cork es una ciudad realmente extraordinaria para los amantes de las actividades náuticas. Además de estar atravesada por el río Lee y por numerosos canales, en su entorno se encuentra una de las bahías naturales más importantes del mundo. Nuestro viaje de principios de junio coincidió con el Cork Harbour Festival, un evento con muchísimas iniciativas que miran hacia el mar. Una de las más divertidas para hacer con niños es descubrir la ciudad atravesando sus puentes y canales a bordo de un kayak.

Ver animales salvajes en el Fota Wildlife Park

Fotos de Cork en Irlanda, rinoceronte en el Fota Wildlife Park

Desde la estación de tren de Kent en Cork puedes tomar un tren que te llevará en pocos minutos al Fota Wildlife Park. Nosotros somos de los que pensamos que loa animales salvajes deben vivir en su entornos natural, pero si acaban en lugares donde se encuentren en cautividad, mejor que dispongan de mucho espacio, estén bien cuidados y en una institución donde se realicen labores de conservación de varias especies. El parque ocupa casi la tercera parte de la isla de Fota, así que es mejor ir con calzado cómodo y prepararse para caminar. A excepción de los grandes mamíferos y aves rapaces, la mayoría de animales campan a sus anchas.

Aprender la historia del Titanic en Cobh

Fotos de Irlanda, Teo y el barco en el Titanic Experience Cobh

Otro imprescindible del condado de Cork es la visita al precioso pueblo marinero de Cobh. Su puerto fue el último en el que atracó el Titanic, así que hay varias visitas relacionadas con este famoso transatlántico. La más interesante es la Titanic Experience Cobh, un museo interactivo para toda la familia en la que ayudado de proyecciones y paneles visuales puedes experimentar en primera persona cómo era la vida en el lujoso barco durante la travesía y también cómo fue su desdichado final. Puedes llegar hasta Cork en el mismo tren que para en la isla de Fota.

Navegar hasta la isla de Spike

Fotos de Irlanda, Teo en la Isla de Spike

La excursión a Cobh puede completarse con la visita a la isla de Spike. Varios barcos zarpan desde el Kennedy Pier cada jornada a esta pequeña ínsula conocida popularmente como la “Alcatraz de Irlanda”. El motivo de ese peculiar sobrenombre se debe a que albergó en los siglos XIX y XX la que fue considerada la mayor cárcel del mundo. Puedes adentrarte en muchas de las antiguas celdas, barracones y también en los túneles que es la parte que más suele gustar a los niños, junto con las numerosas actividades al aire libre que se organizan. Hoy en día se ha recuperado la Isla de Spike para fines civiles y además de los campamentos para niños, es una isla verde para pasar un día diferente en familia.

Encontrar la piedra de la elocuencia en el Blarney Castle

Fotos de Cork en Irlanda, Blarney Castle

La visita al castillo de Blarney es probablemente la más popular del condado de Cork. Desde la estación de autobuses puedes tomar el 215 y en una media hora estarás paseando por los hermosísimos jardines que rodean esta fortificación del siglo XV. Además de por la belleza del edificio, lo que buscan los viajeros en este destino es la denominada piedra de la elocuencia. Tras subir por una estrechísima escalera de caracol, llegarás a la cumbre de la torre donde los turistas hacen cola para besar la famosa piedra. Para hacerlo te tienes que tumbar boca arriba e inclinarte hacia el vacío mientras te sujetan las piernas y desde abajo te observa la gente. Luego es imprescindible pasear por los jardines, aunque cuidado si vas con niños con el Poison Garden. Aunque todo está señalizado mejor estar atentos para que no toquen, ni ingieran ninguna de las plantas de este parterre.

Endulzarse la vida en la Blarney Chocolate Factory

Fotos de Cork en Irlanda, Blarney Chocolate Factory

Y como a nadie le amarga un dulce, la visita al castillo de Blarney puede concluir de una forma deliciosa. A mitad de camino entre la parada de autobuses y la entrada a la fortaleza se encuentra una tiendecita llamada Blarney Chocolate Factory. Todos los chocolates, helados y chucherías que puedes degustar allí son de fabricación casera y tienen un aspecto y sabor delicioso. Nosotros compramos algunas tabletas como souvenirs, aunque alguna nos la terminamos en el bus de regreso a Cork.

Fotos de Cork en Irlanda, vaca en Blarney

¿Qué te han parecido estos diez planes divertidos para hacer en Cork con niños? ¿Nos recomiendas otros lugares para visitar en Irlanda con niños? Cuéntanoslo en los comentarios.

Queremos dar las gracias a Turismo de Irlanda por ayudarnos a regresar a este fascinante destino y facilitarnos las visitas para la redacción de este artículo. Tienes más información sobre Cork y su entorno en la web de Descubre Irlanda.

Galería de fotos de Cork

Las imágenes del Lifetime Lab y del kayak son del banco de imágenes Shutterstock.

 

, ,

Sin comentarios.

Deja un comentario