Pirineo de Lleida con niños: 5 planes para disfrutar de Valls d’Àneu en familia

Fotos de Pirineo de Lleida, Pau, Vero, Teo y Oriol Aiguestortes

Descubrir Valls d’Àneu en el Pirineo de Lleida ha sido uno de los viajes de este año más enriquecedores y divertidos para nuestros hijos. Primero porque es un destino en el que pudieron disfrutar de la naturaleza, respirar aire puro y estar en contacto directo con pastores de la zona de los que aprendieron otras formas de vida muy distintas a las de su día a día. Y segundo, porque tuvimos la suerte de contar con la compañía de la familia Viajares, unos anfitriones de lujo con los que compartimos momentos inolvidables en esos preciosos parajes de montaña.

Hay proverbio tibetano que dice que “quien ha escuchado alguna vez la voz de las montañas, nunca la podrá olvidar”. Quizás por eso es tan importante inculcar el amor por las cumbres a nuestros hijos desde tan pequeños.  Si aprenden a apreciar y respetar la naturaleza desde su tierna infancia seguro que les regalará grandes experiencias vitales. No obstante, Valls d”Aneu está certificado como Destino de Turismo Familiar y es mucho más que montaña. Son pueblos de cuento enclavados en la piedra, una gastronomía fragante y contundente o tradiciones ancestrales que pasan de boca en boca, de padres a hijos. Acompáñanos en esta preciosa ruta en la que te descubriremos algunos planes divertidos para disfrutar del Pirineo de Lleida en familia. Pero antes… ¡dentro vídeo!

Parque Nacional de Aigüestortes i Estany de Sant Maurici

Fotos de Pirineo de Lleida, Cascada Aiguestortes

La joya de la corona de Valls D’Áneu es, sin duda, el Parque Nacional de Aigüestortes i Estany de Sant Maurici. Además de ser uno de los parajes naturales más bellos de toda Cataluña, tiene rutas relativamente sencillas para caminar con los más pequeños de la casa por la montaña. Tiene unas dimensiones realmente extraordinarias, ya que además de contar con una zona protegida de casi 14.000 hectáreas dispone de una zona periférica de protección de 26.000 hectáreas.

La zona interna del parque tiene dos accesos principales, desde la Vall de Boí y desde Espot en Valls d’Àneu que fue la que lógicamente escogimos. Lo mejor de este acceso es que enseguida ves el precioso Estany de Sant Maurici y la silueta de los célebres “Els encantats” uno de los lugares más emblemáticos gracias a dos picos que suelen reflejarse en las cristalinas aguas del lago.

Fotos de Pirineo de Lleida, Guillem y Teo Aiguestortes

Para acceder justo a los pies del Estany de Sant Maurici tienes que tomar uno de los taxis 4×4 que parten desde Espot, así que la aventura para los niños ya empieza desde el pueblo a lomos de estos robustos vehículos. Las primeras onomatopeyas llegaron pronto al ver ese alucinante paisaje montañoso presidido por el prístino lago y “Els Encantats” majestuosos. Imagínate a cinco niños en semejante paraje. Una fuerza de la naturaleza incontrolable que de repente se pusieron a jugar con todo lo que tenían a su alcance.

Cuando conseguimos amansar a las fieras decidimos hacer una de las rutas más suaves de la zona hasta la preciosa Cascada de Ratera. Hay que decir que el sendero había momentos que picaba hacia arriba, pero en líneas generales la caminata fue muy agradable. Especialmente para los niños que no paraban de curiosear, correr, jugar… menuda energía. De vez en cuando les engatusábamos con historias de osos y otras leyendas, pero en grupo el coraje es mucho mayor. Si estás por Valls D’Àneu con la familia no te lo pienses, el Parque Nacional de Aigüestortes i Estany de Sant Maurici es un entorno mágico repleto de una variada flora y fauna y siempre con el rumor del agua cerca.

Pastores por un día, una experiencia inolvidable

Fotos de Pirineo de Lleida, Teo y Oriol niños pastor

Si a los adultos ya nos resulta complicado encontrar recuerdos de infancia en los que estábamos en contacto con animales de pastoreo, imagínate a nuestros hijos que se han criado en ciudades y al amparo de las nuevas tecnologías. Para no olvidar quienes somos es fundamental saber de dónde venimos, así que es muy satisfactorio hacer actividades que te permitan estar en contacto con profesiones de antaño y aprender que existen otras realidades que nos precedieron. Eso es precisamente lo que buscábamos y conseguimos con la pastorada que hicimos en la aldea de Gavàs con un fenómeno llamado Jesús.

El acceso en coche hasta Gavàs no es sencillo. La carretera va ascendiendo y serpenteando hasta que llegas a la fuente que hace las veces de entrada del pequeño pueblo de montaña. Tras bajar de los vehículos empezamos a escuchar los cencerros de las cabras y de repente apareció un enorme rebaño que obedecía las órdenes de Jesús y sus perros. Dicen que el hábito hace al monje, así que muy amablemente el pastor decidió que le acompañáramos en sus tareas por los prados ubicados a unos 1.400 metros de altitud y donde no se veía un alma.

Fotos de Pirineo de Lleida, Teo cabras

La siguientes horas se grabarán en la retina de nuestros hijos para siempre porque disfrutaron de lo lindo con las historias, bromas y juegos que les proponía Jesús. Teo y Oriol junto a sus amigos Dídac, Guillem y Martí aprendieron a llamar a las bestias, corrieron sin parar por los prados y rieron como hacía tiempo. Los papás mientras tanto llenamos los pulmones con aire de montaña y disfrutamos de unas vistas incomparables de Valls d’Aneu. El colofón lo puso la visita a la famosa Quesería La Roseta de Gàvas que elabora quesos artesanales como el serrat, el tupí y el brossat con la leche de aquellas mismas cabras que habían pastoreado nuestros hijos.

Falles de Isil, una tradición ancestral

Fotos de Pirineo de Lleida, Falla Mayor de Isil

Y casi sin esperarlo, durante nuestro viaje al Pirineo de Lleida tuvimos la oportunidad de viajar en el tiempo. Esa es la sensación que se nos quedó en el cuerpo tras asistir a las Fiestas del Fuego del Solsticio de Verano, conocidas popularmente como les Falles del Pirineu. Tal es su arraigo que fueron declaradas a finales de 2015 como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Aunque se celebran en varios pueblos de la zona, unas de las más populares tienen lugar en la pequeña y preciosa localidad de Isil donde el fuego se convierte en el gran protagonista de esta tradición que tiene lugar la noche más corta del año desde tiempos inmemoriales. El epicentro de la fiesta es la plaza del pueblo donde se erige un tronco de árbol de unos 15 metros de alto conocido como la Falla Mayor.

Fotos de Pirineo de Lleida, Fallaires Isil

¡Te ayudamos a viajar más barato!

Un poco antes de la media noche se empieza a prender fuego a la Falla Mayor. Esa señal sirve como pistoletazo de salida para que los participantes en la fiesta empiecen a descender de la montaña cargados con enormes troncos encendidos (fallas) apoyados en sus cuellos. El esfuerzo es titánico y con la penumbra componen una peculiar imagen. Desde la plaza del pueblo la ladera parece una serpiente de fuego que se mueve en zigzag montaña abajo.

Los ojos como platos al ver acercarse a gente cargada con los enormes troncos encendidos que poco a poco iban dejando junto a la Falla Mayor para algarabía de los presentes. Lo cierto es que es una tradición que se trasmite de padres a hijos pues ves muchos fallaires de todas las edades, aunque lógicamente los troncos de los niños son de menor tamaño. Y como buena fiesta atávica, el pueblo se llena de música, danzas tradicionales, vino y comida en torno a la hoguera. Se trata de algo que tienes que ver al menos una vez en la vida.

Descubriendo la Casa de l’Ós Bru dels Pirineus en Isil

Fotos de Pirineo de Lleida, Teo, Oriol niños Casa Os Bru

Aprovechando nuestra estancia en Isil para asistir a sus Fallas, decidimos visitar la Casa de l’Ós Bru dels Pirineus (Casa del Oso Pardo de los Pirineos) y aprender un poco más sobre esta fascinante especie de mamíferos que habita en las montañas de Cataluña. Lo cierto es que es un pequeño centro interactivo que tiene varias plantas con paneles y vídeos sobre los osos.

Desafortunadamente la población de esta especie se vio reducida hasta límites dramáticos hace unas décadas y los expertos medioambientales no tuvieron otra opción que traen un ejemplar desde Eslovenia llamado Pyros para que se apareara con las hembras del Pirineo y empezar su repoblación. Además de la visita, la Casa de l’Os Bru organiza actividades como caminatas temáticas para descubrir los bosques y naturaleza de la zona.

Visita al Centro MónNatura Pirineus de fauna salvaje

Fotos de Pirineo de Lleida, gineta

Pese a que la población de osos va creciendo muy despacio, es prácticamente imposible verlos en la naturaleza. No obstante, los Pirineos están poblados por otras especies salvajes y muchas de ellas se pueden observar en el Centro MónNatura Pirineus de fauna salvaje. A través de una visita guiada puedes ver de primera mano ejemplares de tejones, zorros, urogallos, rebecos, ginetas, gatos monteses o quebrantahuesos.

Se trata de especies que han sufrido algún tipo de percance, ya sea en la naturaleza o a raíz de la acción del hombre, y que están recuperando en un estado similar al de su hábitat natural. El objetivo de este lugar es realizar actividades de educación ambiental para concienciar a los visitantes sobre la importancia de preservar nuestra fauna autóctona. Nosotros preferimos que los animales estén en libertad, pero es interesante saber que existen lugares como éste que les ayuden a recuperarse por si sufren algún percance. Además del centro de fauna, en MónNatura disponen de un edificio bioclimático, un observatorio astronómico, alojamiento y un amplio programa de actividades para sensibilizar a la sociedad hacia el desarrollo sostenible, la conservación de la naturaleza y el paisaje a través de actividades de educación ambiental.

Pueblos con encanto y una gastronomía para chuparse los dedos

Fotos de Pirineo de Lleida, Vero, Teo y Oriol Escalo

Además de disfrutar de todas estas actividades en familia, Valls d’Àneu también tiene cabida para los que busquen un turismo más tradicional. Por ejemplo, quedamos alucinados con la cantidad de pueblos bonitos que visitamos. Se trata de localidades donde la piedra es protagonista, con casas de tejados de pizarra y templos con tejados puntiagudos para combatir mejor el frío. Parece que el tiempo se haya detenido en pueblecitos como Gavàs, La Guingueta d’Àneu, Son, Espot o Esterri D’Àneu por citar algunos. En muchos se esconden joyas del románico como el Monasterio de Sant Pere de Burgal cerca de Escaló.

Fotos de Pirineo de Lleida, arroz

En un entono pirenaico como Valls d’Àneu, la gastronomía es contundente y de sabores intensos. La caza, los guisos de cuchara, las setas o los quesos de cabra son deliciosos y de una consistencia perfecta para aguantar los rigores del invierno o las caminatas por la naturaleza en verano. Algunos lugares que nos encantaron para comer fueron el Hotel Poldo en La Guingueta d’Àneu o el Hostal Vall d’Àneu en Esterri D’Àneu.

Cómo llegar a Valls D’Àneu

Fotos de Pirineo de Lleida, paisaje Valls D Aneu

La forma más rápida y sencilla de llegar hasta esta zona de Cataluña es una combinación entre avión y coche. Probablemente lo mejor es que vueles hasta el Aeropuerto de Barcelona, ya que tiene muchísimos vuelos directos desde muchos puntos de España. Nosotros desde Alicante volamos con Vueling hasta Barcelona ya que tenemos varias conexiones diarias.

Una vez has aterrizado en el Aeropuerto de Barcelona lo mejor es alquilar un coche (puedes reservar aquí tu coche de alquiler para moverte por Cataluña), ya que hay unos 250 kilómetros entre la Ciudad Condal y esta zona del Pirineo. Nosotros tardamos aproximadamente tres horas y media haciendo una parada a mitad de camino para tomar un tentempié (puedes buscar la ruta más fácil en Google Maps).

Dónde dormir en Valls D’Àneu

Fotos de Pirineo de Lleida, Teo y Oriol cerca Monasterio de Sant Pere de Burgal

Valls d’Àneu es una zona donde destacan principalmente los hoteles y casas rurales o que están cerca de las estaciones de esquí de la zona. En nuestro viaje nos alojamos en el acogedor Hotel Castellarnau en Escaló, muy bien situado y a pocos kilómetros de los principales atractivos de la zona. Las habitaciones eran muy grandes y estaban dotadas con todas las comodidades para las familias. No obstante, si te interesan otras opciones puedes buscar aquí los mejores hoteles en el Pirineo de Lleida para tu viaje.

¿Te han gustado nuestros planes para disfrutar Valls d’Aneu en familia? ¿Qué otras propuestas nos recomiendas para hacer con niños en el Pirineo de Lleida? Tienes más información sobre esta zona en la web oficial de la Agència Catalana de Turisme.

Galería de fotos de Valls d’Àneu

 

IATI Seguros de viajes

, , , ,

2 respuesta a Pirineo de Lleida con niños: 5 planes para disfrutar de Valls d’Àneu en familia

  1. Sergio Rivas octubre 24, 2017 en 3:13 pm #

    Que bonito y que preciosos paisajes, la verdad es que me encantan los sitios así, parece muy tranquilo.

    • Pau octubre 24, 2017 en 4:16 pm #

      Gracias Sergio, es una zona preciosa para una escapada

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.