A estas alturas de la película no puedo ocultar que uno de los principales motivos de nuestro viaje a Flandes fue empaparme de la cultura cervecera de aquel destino. Tuve la ocasión de probar muchas cervezas del mundo, de hablar con personas muy duchas en el tema y de visitar alguna que otra pequeña y gran productora. Por ejemplo… la fábrica de cerveza más grande del mundo situada en Lovaina.

Esta localidad es célebre por su actividad universitaria y por su espectacular plaza mayor, de la que ya os hablaré en el futuro. Lovaina está ubicada a sólo 27 kilómetros de Bruselas, así que nos desplazamos hasta allí en tren y regresamos a la capital por la noche.

Ojito que no os pase la misma pardillada que a nosotros. En la estación de Bruselas tomamos por error el tren a Louvain-la-Neuve, ciudad universitaria pero de Valonia y que nada tiene que ver con la Lovaina flamenca. Las dos se escribe Louvain en francés y los dos destinos comparten andén en la estación de Bruselas, pero un tren parte para Flandes y el otro para Valonia. ¿Todavía me pregunto a qué genio se le ocurrió organizarlo de este modo? Con la tontería tardamos dos horas en hacer un trayecto que normalmente se cubre en 20 minutos.

Metepatas a parte, nuestra cita con la fábrica de cerveza más grande del mundo nos aguardaba. Está ubicada a pocos minutos andando  de la estación de tren y pronto la reconoceréis por sus descomunales dimensiones y por los enormes logotipos de Stella Artois. Se trata de una de las marcas más conocidas del mundo, aunque en España no goza de tanta fama como en el extranjero.

Lo primero que hicimos fue presentarnos en el control de seguridad y al rato vino el que sería nuestro guía durante la visita. No hay visitas guiadas los lunes, pero con nosotros hicieron una excepción a pesar de que llegábamos con bastante retraso por culpa del malentendido de las dos Lovainas.

Lo primero que hacen es contarte un poco de la historia de Stella Artois y de la fábrica. Lo que más me sorprendió es que en la actualidad se ha convertido en un conglomerado de empresas con sede en Lovaina que se llama Anheuser-Busch InBev.

¡Te ayudamos a viajar más barato!

Después de muchas fusiones y adquisiciones se han convertido en el mayor productor mundial de cerveza con una cuota mundial del 25%. También me llamó poderosamente la atención que en la fábrica de Lovaina se producen dos millones de litros de cerveza al día. ¡OMG!

Para tratar de asimilar esa cifra nos dimos un paseo por las tres edificios principales de esta megafábrica donde te van explicando todo el proceso de elaboración de la cerveza. A partir de agua, distintos tipos de maltas y lúpulo van consiguiendo el preciado líquido en un proceso que está completamente mecanizado y que cuenta con tecnología punta para que la cerveza acabe en la botella, la lata o el barril.

Teo alucinó bastante al ver toda esa maquinaria, aunque en esta visita el niño de dos años parecía yo en vez de él. Para acabar de convencerme, nos llevaron a la cervecería de la fábrica y nos dieron a probar dos Stella Artois de barril.

Me dio la sensación de que todo es bastante aséptico e impersonal, pero es lo que me esperaba de una productora de esas dimensiones. Sin embargo, tengo que decir que la visita merece la pena, sobre todo por ver cómo se aplican tecnologías súper avanzadas en la producción de la cerveza.

Si en vuestros viajes a Flandes estáis por Lovaina y os apetece hacer una visita a la fábrica de cerveza más grande del mundo, podéis echarle un vistazo a las diferentes opciones que existen en esta web de Stella Artois.

24 COMENTARIOS

  1. […] Apenas había pegado dos sorbos de la rubia de Amberes que me habían servido, cuando Kristof se presentó ante la mesa en la que estaba sentado. Para él fue una verdadera sorpresa que un bloguero de viajes se acercara hasta aquella cervecería para charlar un rato con él. Le hablé de mi pasión por esa bebida, de mis cervezas del mundo, que había estado en Moeder Lambic en Bruselas o que buscaba un contrapunto a la visita que había hecho unos días antes a la  fábrica de cerveza más grande del mundo en Lovaina. […]

  2. Pues yo tampoco he estado nunca en una fábrica de cerveza… Pero en praga vi un spa con cerveza y ese si que me apetecería probarlo alguna vez…

    Por cierto… Si me pasa a mi lo del tren, me despierto en Francia seguro…

  3. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: A estas alturas de la película no puedo ocultar que uno de los principales motivos de nuestro viaje a Flandes fue empaparme de la cultura cervecera de aquel destino. Tuve la ocasión de probar muchas cervezas del mundo, de hab…..

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.