Futuroscope, uno de los lugares más divertidos de Francia para ir con niños

Fotos de Futuroscope en Francia, edificio futurista

El tema de los parques temáticos y de atracciones es para nosotros un claro caso de “Donde dije digo, digo Diego”. Antes de viajar con niños, no solían entrar en nuestros planes, pero cuando tuvimos a Teo y luego a Oriol han entrado con fuerza (que no a la fuerza) en nuestro menú viajero. Es un paradigma de la filosofía “niños felices, papás contentos” y en el caso de Futuroscope con doble motivo.

No es el típico lugar donde se busca la diversión pura y dura, sino que se consigue con creces aplicando una vertiente pedagógica en las atracciones y espectáculos. En este apartado la tecnología y la educación medioambiental juegan un papel fundamental. Quizás los niños (y más cuando son tan pequeños como nuestros hijos) no sean muy conscientes de todo ello ahora, pero ese mensaje va calando poco a poco en sus pequeñas consciencias.

Cómo llegar a Futuroscope

Fotos de Futuroscope en Francia, atracciones sobre el agua

Muchos son los viajeros que optan por descubrir nuestro país vecino en coche. Si, además, viajas con niños te recomendamos encarecidamente que hagas una parada en Futuroscope, pues es uno de los lugares más divertidos de Francia para los peques. La ciudad más próxima al parque temático es Poitiers en la region de Poitou-Charentes, sin embargo, está situado a unas 3 horas de París o Burdeos, o a unas 5 de Lyon o Bilbao.

En tren puedes parar en la estación del TGV de Futuroscope que tarda unos 80 minutos desde París. En avión el aeropuerto más cercano es el de Poitiers, aunque vistas las distancias que hay en coche también puedes volar hasta alguno de los aeródromos de la capital francesa.

Visita a Futuroscope con niños pequeños

Fotos de Futuroscope en Francia, toboganes

Aunque Futuroscope está a punto de cumplir 30 años, el salto que haces por el túnel del tiempo cuando pisas sus instalaciones es muchísimo mayor. Parece que los edificios han sido sacados de la mente de algún científico loco o de un visionario que situaba este lugar en el siglo XXII. No obstante, las sensaciones que vives allí son mucho más agradables que las que podemos tener tras visionar películas basadas en un futuro distópico como Matrix, 12 Monos, Terminator o le re-estrenada recientemente Mad Max.

Como decíamos al principio, en Futuroscope todo está diseñado para la diversión, pero no valen las risas ni las emociones fuertes a cualquier precio, el objetivo principal de sus instalaciones y espectáculos es entretenerse mientras aprendes o descubres, y eso es una premisa ideal para aquellos que viajamos con niños.

Fotos de Futuroscope en Francia, atracciones de agua

Cuando nosotros visitamos el parque nuestro hijo mayor tenía 2 años y medio, así que había muchas atracciones a las que todavía no podía acceder por edad y tamaño (sí, te miden antes de entrar). Sin embargo, eso no fue ningún impedimento para que disfrutara de las zonas habilitadas para niños pequeños y nosotros con él, claro. Teo se lo pasó en grande trasteando con las Máquinas de Leonardo en las que llegamos a volar literalmente tras darle con energía a los pedales.

Si viajas con niños menores de 3 años existen muchos juegos al aire libre, algunos relacionados con el agua (si vas este verano) y algunas proyecciones interactivas y multisensoriales. Por ejemplo, a nosotros nos encandiló una revisión de El Principito en 3D en la que prácticamente te zambullías en el mágico mundo que creo hace siete décadas un genio visionario como Antoine de Saint-Exupéry.

Un viaje en el tiempo y de descubrimiento

Fotos de Futuroscope en Francia, Teo y Pau

También recordamos con mucho cariño las atracciones que en Futuroscope denominan de descubrimiento. Se trata de juegos y experiencias que tienen como principal objetivo aprender más sobre el arte, la naturaleza, nuestro pasado o la importancia de respetar el medio ambiente, como puede ser El Jardín de las Energías.

No obstante, el parque va renovando sus atracciones constantemente y hay algunas en las que tienes la sesación de viajar en el tiempo. Por ejemplo, la de los Rabbids, que a los jugones os sonará del videojuego de Rayman. Otras atracciones que no te puedes perder son las de Baila con los Robots o la de Arthur (el de los Minimoys) en 4D. Lo cierto es que el complejo está lleno de referencias a series o pelis de dibujos animados que les sonarán a vuestros hijos, así que volvemos a aquello de “niños felices, papás contentos”. Si vas a Francia de vacaciones con tus peques te agradecerán que los lleves a Futuroscope.

, , ,

Sin comentarios.

Deja un comentario