Archivo | Qué ver en Málaga

Peña Juan Breva, Museo de Arte Flamenco en Málaga

Peña Juan Breva, Museo de Arte Flamenco en Málaga

Ya sabéis que desde el pasado viernes estoy por tierras andaluzas, concretamente en Jaén. Como no me apetecía dejar el pachinko desatendido, me he dejado un post programado en el que os hablo de una de las experiencias más divertidas y enriquecedoras que he vivido últimamente por Andalucía.

Se trata de una visita que hicimos durante el pasado #TBMAGP a la Peña Juan Breva, el Museo de Arte Flamenco en Málaga. Los que me conocen saben perfectamente que el flamenco no es precisamente uno de los géneros que más me apasionan o que el ritmo y el baile no son mis fuertes.

Pese a todo, me apunté a esta actividad porque sabía que nos lo pasaríamos en grande y tendríamos la oportunidad de conocer mejor una de nuestras señas de identidad… y encima en uno de los templos más importantes del flamenco.

Leer más →

Museo del Vino de Málaga

Cata en el Museo del Vino de Málaga

Hoy al ser festivo no os penséis que ibais a libraros del post pachinkero, aquí estamos contra viento y marea. Sin embargo, al ser un día tan especial he pensado que mejor lo celebramos con una copita de buen vino. Si me apuráis nos tomaremos unas cuantas, a la salud del Museo del Vino de Málaga.

Como sabéis hace poco estuve disfrutando de Málaga gracias al #TBMAGP. Había un programa increíble de actividades para conocer la ciudad, aunque yo sólo escogí una cata en el Museo del Vino de Málaga y una visita flamenca a la Peña Juan Breva. El que mucho abarca poco aprieta, dirían los más viejos del lugar.

Vinos de Málaga

La cata en el Museo del Vino de Málaga era el viernes por la tarde. Yo había llegado hace unas horas en bus a la ciudad y me pensaba que la cita era a las siete de la tarde. Tras acicalarme para la ocasión, me dirigí andando al museo pensándome que iba con tiempo más que suficiente para llegar a tiempo. Cuando entré por la puerta del museo vi que no había nadie pululando por allí y el asunto me escamó. “¿Qué raro que yo sea el primero?”.

En realidad había llegado el último, ya que miré mal el programa y el reloj se cobró media hora de retraso. Dentro ya estaban por la segunda copa de vino y me esperaban ilustres como José Luis Sarralde, Carlos Olmo, Lúa Monasterio, Daniel Ruiz o el gran Daniel Gaeta, nuestro ángel de la guarda durante todo el fin de semana. Que me disculpe el resto, pero al llegar tarde y no presentarnos no me acuerdo de sus nombres.

Leer más →

Mi #TBMAGP en Málaga

#TBMAGP

Tras un par de días de descanso vuelvo a la andadas y lo hago con lo más reciente. Los recuerdos de mi escapada a Málaga todavía están muy latentes y siempre permanecerán en el cajón donde se guardan los buenos momentos.

Ya os conté porqué iba a Málaga. Tenía una reunión con la gran familia viajera llamada #TBMAGP (TravelBloggers Meeting). Lo que no atisbaba es que esta familia tuviera tantos y tantos parientes.

Al calor de la conversación viajera, más de 100 personas entre blogueros, patrocinadores y organizadores estuvimos disfrutando de la ciudad de Málaga. Allí intercambiamos conocimientos sobre nuestra pasión por los viajes.

No obstante, no voy a contaros lo que allí sucedió, eso ya lo han hecho otros blogueros con gran maestría. Prefiero hablaros de personas y de momentos, pues son las experiencias las que acaban formando parte de nuestra propia historia y las que conservamos como oro en paño.

Ya iba con una idea preconcebida de lo que me encontraría en la Costa del Sol. Me encanta la ciudad de Málaga y me encanta el evento, así que sólo podían salir cosas buenas de aquel cóctel.

La principal novedad, esta vez, era que nos habían preparado un menú de tres días. El sábado fue el día central con las conferencias y exposiciones, mientras que viernes y domingo estaban reservados para vivir otra cara de la polifacética Málaga.

Yo llegué en autobús. Siete horas de trayecto que son un ejemplo de que en este país sólo se piensa en Madrid y Barcelona. El resto somos ciudadanos de segunda. Paradójicamente, desde Alicante tengo más fácil volar a Reykjavík que a Málaga, aunque esto no viene a cuento.

Conociendo mis limitaciones, de las decenas de actividades paralelas que había programadas, sólo escogí una el viernes y otra el sábado. Prefería disfrutar bien de ellas que ir de un lado a otro como un pollo sin cabeza. Mis elecciones fueron una cata en el Museo del Vino y una visita a la Peña Juan Breva. De allí quería llevarme un buen recuerdo e intentar descifrar el misterio de algo tan pasional como el flamenco. Ambos fueron muy buenos momentos y tendrán sus propios artículos.

En mi zurrón también me traigo muy buenos bocados e instantes alrededor de una mesa. ¿Qué sería de los viajes sin la gastronomía y de las conversaciones que se tienen a su alrededor? Málaga en este sentido es de sobresaliente, así que prefiero hablar con más detalle de las cucharadas, sorbos y delicias que probé.

De un plumazo he dejado para otro día las jornadas del viernes y el domingo, así que sólo nos falta hablar del quid de la cuestión, el #TBMAGP de Málaga.

Empezaré por los maestros de ceremonia. El #TBMAGP ha sido el mejor de todos los celebrados hasta ahora. Sé de buena tinta que Victoria Eddy se han dejado la piel en la organización y eso se ha notado. Son poco amantes de los halagos y los flashes, pero muy trabajadores y humildes. Han aprendido de los pocos errores del pasado y han cedido todo el protagonismo a los blogueros. Un diez y un gran aplauso para ellos. También para los patrocinadores.

De la jornada de conferencias me quedo con varios momentos. Primero, las exposiciones de los destinos fueron hechas por blogueros. Para mí ese matiz les aporta mucha credibilidad, pues están contando experiencias reales. Héctor, Juan Carlos y Claudio fueron unos embajadores de primera. Escuchando sus exposiciones te daban ganas de hacer las maletas y viajar a Eslovenia, Túnez o Chile. Fantástico.

El momento denominado La conversación Viajera 2.0 aportó frescura, tuvo ritmo y pasión. Las once exposiciones desbordaban ilusión y sus protagonistas trasmitían perfectamente su pasión por viajar. También muy buen humor.

La guinda al pastel la puso Rafa Pérez. Me encanta viajar y la fotografía, por eso Rafa nos dejó a todos con la boca abierta. Sus fotos y su forma de ganarse la simpatía de la gente que retrata me pusieron los pelos de punta. Además, tuvo el detalle de regalarme un libro sobre mi tierra.

En general, fue un evento muy participativo en el que en todo momento se buscó la complicidad del público. Así todos nos sentimos un poco protagonistas y pudimos aportar nuestro granito de arena. Tocamos todos los temas de actualidad viajera, incluyendo el tema de los polémicos blogtrips o de las posibilidades que tenemos para ganarnos la vida haciendo lo que más nos gusta.

La jornada un éxito, pero lo fue gracias a la gente con la que te reencuentras y a la que conoces por primera vez. Es injusto que no os cite a todos, pero estuve todo el día cerca de Iván (MVP del #TBMAGP), Quique de ViajablogDoris de 3Viajes y su amiga Kaajal, Rafa Pérez, Iñaki, Egoitz de Nomaders, JD, Gonzalo de Minube, Judith, Claudio BravoHaritz de Tokitan.tvHelen

También fue un placer desvirtualizar a Carlos OlmoFran, Sele, Jose Carlos, Juan CarlosZumito, Lúa, Isabel, Luis Cicerone o Pedro, Ángela… seguro que me dejo a muchos porque no tengo buena memoria. Pegadme un tirón de orejas.

Pero antes de cerrar el telón, queda hablar del tercer tiempo del #TBMAGP, los legendarios Lilicubatas. En ese ambiente distendido es donde se forjan amistades de leyenda y donde resurgen los cracks. Como siempre el Cataluña Team, lo dio todo. Liderados por Alba Roig  los muchachos de Quart de Volta y Tweet United, no defraudaron. Qué seria del TBM sin ellos.

En resumidas cuentas, me gustaría que os quedarais con unas jornadas muy bien organizadas, con una ciudad como Málaga que lo tiene todo, y con grandísimos momentos que han surgido gracias a nuestra pasión por viajar. Podréis ir a muchos eventos, pero en ninguno se destila tan buen rollo como en éste. Nos vemos en el próximo TBM.