Qué ver en Oslo: 10 lugares imprescindibles para visitar en la capital de Noruega

Fotos de Oslo, Opera House

Admitámoslo, los viajes a Noruega son cada vez más atractivos para los españoles y Oslo está entre los lugares imprescindibles para ver en este destino. El país escandinavo seduce al viajero con sus incomparables atractivos naturales, una increíble calidad de vida y una oferta cultural de primerísmo nivel. Aunque este país tiene una gran oferta de aeropuertos para volar directo desde varias ciudades españolas, es probable que aterrices en la capital del país ya sea para visitar los fiordos noruegos o ver auroras boreales en Laponia, así que vamos a recomendarte qué ver en Oslo.

La capital de Noruega está repleta de lugares muy interesantes y en nuestra opinión se está transformando en una de las ciudades más hermosas del norte de Europa, pues está siempre en constante evolución. A ver si en 2019 podemos regresar a este destino que nos apasiona tanto y en el que hemos estado ya cuatro veces, mientras tanto arrancamos con esta guía de viaje con los 10 lugares imprescindibles para visitar en Oslo.

¿Qué ver y hacer en Oslo? Los mejores planes en la capital noruega

Reflejados en la Ópera y el Ballet de Oslo

Recordemos que Oslo es la capital del país y, por tanto, tiene una cantidad enorme de atractivos. La oferta cultural de Oslo es simplemente espectacular, sea cuales sean tus gustos. Teniendo en cuenta que estarás varios días en la capital de Noruega, nosotros te recomendaríamos los siguientes 10 lugares imprescindibles para visitar en Oslo:

Vigelandsparken o parque de las estatuas de Oslo

Monolito y esculturas del Vigelandsparken de Oslo

Una gran opción es empezar tu recorrido por el Vigelandsparken o parque de las estatuas de Oslo, una visita imprescindible y uno de los parques más bellos del mundo en nuestra opinión. Todos los sentimientos humanos se reproducen en las espectaculares obras de Vigeland. El parque de las estatuas, junto con el Munch Museet y el Holmenkollen, es de los atractivos de Oslo que más alejados están del centro de la ciudad. No obstante, llegar hasta allí es muy sencillo. Sólo tenéis que pillar el tranvía 12 y apearos en la parada que lleva el nombre del parque, justo frente a la puerta.

Visita «El grito de Munch» en la Galería Nacional

Los amantes del arte no pueden dejar escapar la oportunidad de visitar la Galería Nacional. La estrella indiscutible de este museo es el celebérrimo El grito de Munch, aunque hay otras obras maestras que merecen una parada. El grito es probablemente una de las obras artísticas más reconocidas y reconocibles del mundo y una obra maestra del expresionismo. El arte no es que sea uno de nuestros fuertes, así que dejamos la parte técnica y crítica para los estudiosos, aunque no hace falta decir que es uno de los lugares imprescindibles para visitar en Oslo.

Un paseo por Karl Johans Gate, la principal arteria de Oslo

El palacio real de Oslo o Det Kongelige Slott

Cuando el tiempo acompaña es casi una obligación pasear por Karl Johans Gate, una de las calles más bonitas del mundo por su estética y lo bien cuidada que está. Es el centro neurálgico de Oslo y empieza (o termina) en el Palacio Real. Entre medias tienes un tramo peatonal con las tiendas más importante de Noruega, la catedral de Oslo o Domkirken, el parlamento noruego o Stortinget, la Universidad de Oslo o el Teatro Nacional con la efigie de Ibsen observándolo todo.

El salón donde se entrega el Premio Nobel de la Paz

Fotos de Oslo, ayuntamiento desde el fiordo

En tu visita a la capital de Noruega, también puedes sentirte como un Premio Nobel de la Paz en el Ayuntamiento de Oslo, el lugar donde se entrega este importante galardón. El interior del edificio es muy bonito. Merece la pena recrearse en los detalles. Un mosaico, una tapiz, una lámpara, un fresco, un picaporte… andad con los ojos bien abiertos porque en cualquier rincón se puede esconder un objeto de belleza sin igual.

El Museo de Barcos Vikingos de Oslo

Barco vikingo del Vikingskipshuset de Oslo

Algunas de las atracciones más importantes de Oslo se encuentran en la la península de Bygdøy. Puedes llegar hasta allí en el autobús 30 hasta o en el ferry que parte desde el ayuntamiento. Una vez allí te quedarás prendado al contemplar los drakkar en el impresionante Museo de Barcos Vikingos de Oslo, en muy pocos lugares del mundo se conservan como aquí. Las verdaderas estrellas del museo son los drakkar que fueron desenterrados en tierra firme en la región del Oslofjord. No hace falta ser muy ducho en historia vikinga para saber que los nobles eran enterrados en sus barcos con todo lo que necesitaran para el más allá. En estos enormes y hermosos mausoleos compartían tumba el señor, los sirvientes, las joyas, armas, muebles o comida para que no les faltara de nada.

El Museo Fram y la historia de los pioneros polares

Fotos de Oslo en Noruega, Museo Fram

¡Te ayudamos a viajar más barato!

Muy cerquita puedes visitar el Museo Fram que es otro de los lugares imprescindibles para visitar en Oslo. Allí puedes aprender sobre la historia de los exploradores polares Nansen y Amundsen. Hazañas de otros tiempos. Lo mejor de todo es que puedes acceder al Fram y pasear por su cubierta. También descender hasta sus bodegas para comprobar de primera mano lo dura que era la vida para las tripulaciones de Nansen y Amundsen durante sus gestas árticas polares. Hay todo tipo de cachivaches, fotografías o utensilios marineros y médicos de la época.

Museo del Pueblo Noruego de Oslo

Iglesia de madera en el Museo del pueblo noruego de Oslo

El Museo del pueblo noruego de Oslo o Norsk Folkemuseum es uno de esos lugares ideales para pasar un buen rato si viajáis con niños. Uno de sus principales atractivos es la Gol Stavkirke, un templo cristiano medieval de madera construido en el año 1200 en Gol y que fue trasladado a la península de Bygdøy en 1855. Es relativamente sencillo ver algunas de estas iglesias de madera durante un viaje a Noruega, pero os aseguro que la primera vez te suelen dejar bastante aturdido. Se trata de alguno de los edificios de madera más antiguos del mundo y sus formas sinuosas parecen sacadas de una aldea de los elfos de Tolkien. Lástima que no se apareciera la Dama Blanca.

Caminar sobre la Ópera y el Ballet de Oslo

Ópera y el Ballet de Oslo

En los últimos años se ha vuelto imprescindible caminar sobre el edificio de la Ópera y el Ballet de Oslo y disfrutar de las vistas del fiordo desde las alturas. Se trata de un icono de corte vanguardista que llama la atención desde la lontananza. Es el saludo estridente y fresco que Oslo quiere lanzar a todos los que se acercan a la ciudad desde el fiordo. De tonos blancos, rotos por el reflejo de los cristales, el edificio de la ópera de Oslo se ha convertido en poco tiempo en uno de los reclamos arquitectónicos y artísticos más populares de la capital de Noruega.

Visitar la fortaleza y el castillo de Akershus

Teo en la fortaleza de Akershus en Oslo

Otro planes imprescindibles para hacer en Oslo puede ser pasar una mañana entre los muros de la fortaleza y el castillo Akershus y pasear por sus jardines. Probablemente sea el vestigio más imponente del Oslo medieval, aunque se le han dado muchos usos. No obstante, tiene tantos atractivos que podrías estar una mañana recorriendo salones, contemplando muros o paseando por sus jardines. Desde luego que este lugar merece un tiempo para intentar comprenderlo.

 El trampolín de saltos de esquí Holmenkollen

El trampolín de saltos de esquí Holmenkollen de Oslo

Y si te gustan los deportes de invierno tienes que desplazarte hasta el vertiginoso trampolín de saltos de esquí Holmenkollen de Oslo. Pese a que no os gusten demasiado los saltos de esquí la estructura del trampolín impresiona y mucho. Te sientes muy diminuto desde abajo y te parece imposible que alguien que esté en sus cabales se atreva a tirarse desde allí arriba sin paracaídas. 60 metros de altura y casi 100 de longitud. Yo no lo haría sobrio. El Holmenkollen está en una zona montañosa ubicada a una media hora en metro desde el centro, luego hay que andar un poquito cuesta arriba, pero pronto veréis el descomunal trampolín.

¿Cómo llegar a Oslo?

Aviones de SAS en el aeropuerto de Gardermoen en Oslo

Gracias a la colonia de noruegos que viven en España, tenemos muchísimos vuelos directos a Oslo. El avión es lógicamente la forma más sencilla y rápida de llegar hasta Noruega desde nuestro país. Gardermoen, Torp y Rygge son los tres aeropuertos más cercanos a Oslo, aunque el primero es el principal del país escandinavo y probablemente tu puerta de entrada.

En este post te explicamos cómo ir del aeropuerto de Gardermoen a Oslo. Nosotros hemos probado el espectacular tren de alta velocidad Flytoget y también los autobuses con Wi-Fi gratuita y sillitas especialmente indicadas para los que hacemos viajes con niños.

¿Cuantos días me recomiendas estar en Oslo?

Esto como siempre es muy relativo y depende del tiempo del que disponga cada uno para sus vacaciones. Las veces que hemos viajado a Noruega, normalmente hemos estado unos tres días en su capital y siempre nos quedamos con ganas de ver muchas cosas más. No obstante, ten en cuenta que nosotros viajamos con un niños pequeños y vamos más despacito de lo normal.

Si utilizas Oslo como entrada al país, recuerda que Noruega cuenta con algunos de los paisajes de naturaleza más espectaculares del mundo. Si dispones de pocos días para conocer el destino, quizás con dos o tres días en Oslo es más que suficiente.

¿Es cara la vida en Oslo?

De picnic en el Vigelandsparken de Oslo

Mentiríamos si te dijéramos que no. En general, Oslo nos parece una ciudad bastante cara ¿recuerdas la cerveza de 15 euros? No obstante, si sabes buscar (o tienes tiempo para ello) puedes encontrar precios asequibles. Para comer, por ejemplo, está lleno de puestos callejeros donde es barato comprar un perrito caliente y un refresco o un delicioso bocadillo de salmón noruego.

También hay un gran número de museos y lugares de interés que no cobran entrada al viajero. Además, el Oslo Pass es una tarjeta que merece mucho la pena adquirir y con la que te ahorrarás un pico si estás unos días en la capital de Noruega.

¿Dónde alojarse en Oslo?

Aunque tiene fama de ciudad cara, en Oslo podrás encontrar alojamientos para todos los bolsillos y gustos. Desde albergues y campings como opción más asequible, pasando por pensiones y, por supuesto, hoteles con diseño escandinavo pensados para los amantes del lujo.

Aunque ya estamos empezando a plantearnos el tema de los apartamentos turísticos, las veces que hemos viajado con Teo y Oriol a la capital de Noruega nos hemos alojado en hoteles. En Oslo dormimos en el Clarion Hotel Royal Christiania y en el Clarion Collection Hotel Folkteateret, ambos ubicados muy cerca de la estación central de autobuses. Siempre intentamos buscar hoteles que estén muy bien comunicados o céntricos para luego poder desplazarnos andando a todos los sitios. Estos dos cumplían nuestros requisitos, aunque si te interesan otras opciones aquí puedes buscar los mejores hoteles para tu estancia en Oslo.

¿Qué lugares te quedaste con ganas de ver?

Escultura del parque de las estatuas de Oslo

La verdad es que nuestro itinerario en Oslo fue bastante completo para los días que estuvimos allí, aunque siempre quedan cosas en el tintero.

Nos hubiera encantado acercarnos a ver el Munch-Museet, navegar por el fiordo de Oslo, asistir a un concierto de black metal en el mítico Spektrum o dar un paseo nocturno, experiencia que al viajar con niños echamos bastante de menos (ya crecerán).

¿Cómo moverse por Oslo?

Sinceramente, nosotros lo hicimos casi todo andando. Oslo es una ciudad muy cómoda para moverse caminando o si nos apuras en bicicleta. No obstante, su red de transportes es impresionante, por lo que dispones de autobuses, tranvías, metro o ferry para visitar los lugares que más te interesen.

¿Te han gustado nuestras recomendaciones sobre qué ver y hacer en Oslo? ¿Qué te han parecido nuestros 10 lugares imprescindibles para visitar en Oslo? ¿Viajas pronto a Noruega y tienes alguna duda? Cuéntanoslo en los comentarios y te ayudaremos a resolverla.

Nosotros nunca viajamos sin seguro de viaje

Escultura de bronce del parque de las estatuas de Oslo

Nosotros nunca viajamos sin seguro de viaje. Cuando sales de casa siempre es conveniente estar protegido por lo que pueda pasar y más en un destino donde la asistencia médica es tan cara como Noruega. Te recomendamos viajar a Oslo con una póliza que te cubra en destino posibles accidentes, hospitalizaciones por enfermedad o contratiempos que puedan suponer un sobrecoste en tu presupuesto de viaje (ten en cuenta que la hospitalización o atención médica en Noruega es extremadamente cara). Nosotros utilizamos el seguro de viaje de IATI Seguros porque tiene una cobertura superior a la media y ofrecen siempre un trato personalizado y rápido. Puedes contratar aquí el Seguro de viaje de IATI Seguros y sólo por ser lector de el Pachinko te aplican directamente un 5% de descuento.

Galería de fotos de Oslo

, , , , , ,

21 respuesta a Qué ver en Oslo: 10 lugares imprescindibles para visitar en la capital de Noruega

  1. David octubre 7, 2019 en 3:35 pm #

    Hola,

    Muy buen artcihulo ¿recomendais visitar Oslo en diciembre? Lo difo por el frío, horas de luz,….

    • Pau octubre 7, 2019 en 4:37 pm #

      Hola David, bienvenido a ‘el Pachinko’.

      Visitar Noruega en invierno no tiene nada que ver a visitarla en verano, son como dos países distintos así que yo siempre recomiendo visitarla en cualquier época del año.

  2. Sergio Rivas enero 8, 2018 en 7:38 pm #

    Pues la verdad que tengo muchas ganas de ir, pero primero tengo un par de viajes planeados, para dentro de muy poco, aun así no descarto la posibilidad de incluir Oslo para un futuro.
    Un saludo y feliz año :).

    • Pau enero 8, 2018 en 8:01 pm #

      Noruega es un destino alucinante, así que no lo descartes jejeje

  3. Pau octubre 20, 2011 en 6:34 pm #

    @José Carlos DS, jajaja qué buena la foto de Collina, menudo crack!

  4. José Carlos DS octubre 20, 2011 en 6:25 pm #

    Otro muy buen hilo recopilatorio de lo más destacado en Oslo.

    Veo que no hay problema para hacer fotos en la Galería Nacional, siempre está bien llevarse unas instantáneas de las mejores obras y da rabia cuando prohíben hacer fotos. En este caso es un fijo hacer la foto al cuadro de Pierluigi Collina, que diga del grito de Munch 😛

    Parecidos razonables: http://i53.tinypic.com/vo8hur.png

    Saludos 😉

  5. Pau octubre 12, 2011 en 4:14 pm #

    @Xavi_kun, espero que te sea de utilidad en el futuro. Nosotros los hemos conocido casi todos estos últimos dos años por el peque. Son países que están genial para visitarlos con niños.

  6. Xavi_kun octubre 12, 2011 en 1:15 pm #

    Ey que bueno, los países nórdicos no estan en is planes a corto plazo, pero seguro que acaberé yedo así que me gusardo el post para entonces que me vendrá de perlas 🙂

  7. Pau octubre 11, 2011 en 3:36 pm #

    @Purkinje, gracias espero que os sea de utilidad.

  8. Purkinje octubre 11, 2011 en 3:31 pm #

    Que buen resumen @Pau, uno de esos post que guardaremos a buen recaudo, para cuando podamos acercarnos a Noruega…

  9. Pau octubre 11, 2011 en 11:44 am #

    @Víctor, genial, esa información viene de perlas para toda la gente que lea el post. Gracias!

  10. Víctor octubre 11, 2011 en 11:43 am #

    Pau, mira, acabo de ver que efectivamente están cerrando el área de exposiciones del museo por reformas. No lo hacen de forma contínua, así que lo mejor es elegir un periodo para viajar que te permita visitarlo, si te interesa claro:

    http://www.visitnorway.com/es/Product/?pid=43209

  11. Pau octubre 11, 2011 en 11:38 am #

    @Víctor, muchas gracias por tu aportación. Yo no estuve en el Munch-Museet por falta de tiempo, pero fueron varias las personas que me lo recomendaron. Me alegro de que aclares el asunto, siempre es bueno tener varias opiniones sobre un mismo tema.

  12. Víctor octubre 11, 2011 en 11:14 am #

    Pues la verdad es que no sé qué pasaría cuando JAAC fue al Munch Museet, pero yo estuve allí y vi dos versiones distintas del Grito, así como otros muchos de sus cuadros más importantes: muerte en la enfermería, el baile de la vida, vampiro, cenizas, el niño enfermo.

    Y luego es una maravilla ver el cambio de Edvard Munch post psiquiátrico, donde se vuelven mucho más sosegados sus cuadros, con gran cantidad de obras paisajísticas y costumbristas de la Noruega de su época.

    Eso sí, el vídeo de que habla JAAC no lo vi. Creo que estaban de reformas este año, igual es por eso.

    Además tengo fotos que lo prueban 😉

  13. Pau octubre 11, 2011 en 10:29 am #

    @JAAC, vaya pues un amigo me lo recomendó encarecidamente.

    @Los apuntes del viajero, esto de los gustos va por barrios. A mí sí que me gustó mucho. Un ambiente fantástico, su enorme actividad cultural, bellos edificios… eso sí, el que vaya buscando naturaleza que le dedique pocos días a Oslo y más a los fiordos, Lofoten y Laponia.

    @Chiqui, hay amigo mío, la vida nocturna con Teo es una quimera 😉

  14. Chiqui, Un Albaceteño en Japón octubre 11, 2011 en 9:34 am #

    Gran entrada Pau! Una ciudad con muchas posibilidades por lo que veo….y la vida nocturna? jejej Esa imposible conocerla viajando con niños…ea! 😉

    abrazos!

  15. Los apuntes del viajero octubre 10, 2011 en 8:29 pm #

    Hola Pau!

    Buen post-resumen para la gente que quiera ir a Oslo. Nosotros la verdad es que no encontramos esta ciudad demasiado atractiva. Quizá de las ciudades europeas que más frío me ha dejado. Estuvimos poco más de un día y de haber sabido lo que nos estábamos perdiendo al otro lado (Bergen, fiordos, iglesias de madera…) lo habríamos reducido aún más. El Grito, el Parque Vigeland y Holmenkollen (impactante) fue lo que más nos gustó. No vimos el Museo de Barcos Vikingos, pero tiene que estar muy bien. Por cierto, el alojamiento carísimo… incluso los Youth Hostel.

    Saludos!

  16. JAAC octubre 10, 2011 en 7:17 pm #

    No os perdisteis nada en el Munch Museet. Lo venden como si hubiera una gran colección de cuadros pero no hay más que una película de una hora de su vida y luego bocetos, pruebas y más pruebas de la decoración de la Universidad de Oslo. Nada de «El grito» ni ningún otro conocido… Nosotros entramos y se nos quedó cara de tontos.
    Incluso preguntamos y nos dijeron que era sólo eso :-O

Trackbacks/Pingbacks

  1. El trampolín de saltos de esquí Holmenkollen de Oslo | el pachinko - febrero 22, 2013

    […] fiebre me han tenido fuera de combate casi una semana, pero ya estoy aquí para hablaros de uno de los lugares más visitados de Oslo, el trampolín de saltos de esquí […]

  2. Viaje a Noruega – Todo el mundo está en Stavanger | el pachinko - octubre 18, 2011

    […] unos días muy intensos en Oslo, el siguiente destino de nuestro viaje a Noruega eran los míticos fiordos occidentales. Los […]

  3. Bitacoras.com - octubre 10, 2011

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Hace tres meses estábamos a punto de emprender nuestro viaje a Noruega. En este tiempo os he estado hablando de muchos lugares interesantes para visitar en Oslo, una ciudad que merece mucha la pena. No obstante, antes de pasa…..

Responder a Pau Haga click para cancelar su comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.