Este fin de semana en vez de serviros una de mis tradicionales cervezas del mundo voy a ser un poco más exótico e invitaros a un bar de hielo español ubicado en la recóndita Laponia Noruega. Pero antes os pongo en antecedentes, ya que mi relación con los ice bar ha estado plagada de desencuentros.

La primera vez que tuve la oportunidad de entrar a un bar de hielo fue durante la última noche del viaje a Laponia Sueca. Nos alojábamos justo al lado del ice bar de Estocolmo, pero cuando decidimos entrar ya había pasado la hora de apuntarse y todos los turnos estaban completos. La segunda fue en el viaje a Copenhague. El hotel disponía de icebar, pero Teo sólo tenía seis meses, así que demasiado frío para el peque. A la tercera fue la vencida, en mi último viaje a Noruega.

El bar de hielo que visitamos en Laponia Noruega se llama Artico Ice Bar y tiene la peculiaridad de que está regentado por José y Gloria, una pareja de españoles que se lió la manta al cuello y decidió emprender esta aventura helada hace casi una década.

El Ártico Ice Bar está ubicado en el centro de Honningsvåg, una de las poblaciones más septentrionales del mundo y muy célebre porque está a muy poco kilómetros del mítico Cabo Norte. Por eso es utilizada como base de operaciones por muchos viajeros y es destino de cruceros con tanta solera como el Hurtigruten.

Si tenéis la ocasión de visitar el Artico Ice Bar pronto os daréis cuenta que José es una de esas personas que te deja embelesado con sus historias. Él y su enorme perro Lonchas son expertos en travesías polares. El tiempo allí pasa volando pues es una gozada escucharle mientras va narrando anécdotas de sus viajes o descubres la pasión que pone al hablar de su bar de hielo.

Lo más alucinante es que el ice bar se renueva por completo cada primavera, así que alguien que haya ido una vez vivirá una experiencia completamente distinta cuando regrese otro año. Otra peculiaridad de este bar, respecto a otros de su estilo, reside en que el hielo es auténtico, ya que se extrae de lagos de Laponia Noruega cuando las temperaturas descienden de los 25º bajo cero.

¡Te ayudamos a viajar más barato!

¿Os animáis a arrastrar esos enormes cubitos? Toda una odisea para transportar los bloques y moldearlos. 60 toneladas de hielo que se convierten en paredes, barra, mesa y utensilios dentro del ice bar.

El objetivo del Artico Ice Bar no es otro que conseguir revivir el invierno de HonningsvågCabo Norte y Laponia Noruega durante los meses de primavera y verano. Y vaya que si lo logran. ¿Os podéis imaginar nuestras caras de emoción cuando entramos allí dentro? Éramos como niños estrenando un juguete nuevo.

Primero te topas con una tienda repleta de interesantes productos y souvenirs relacionados con Laponia Noruega. Allí te proporcionan la ropa térmica para entrar en el ice bar, ya que la temperatura en el interior es de cinco grados bajo cero. No es demasiado molesto al principio y el frío se pasa enseguida cuando empiezas a jugar con los iglús, las barras o los asientos de hielo cubiertos con pieles. Tampoco puedes parar de hacer fotos.

Como estábamos de servicio, nos tomamos un par de chupitos de licores sin alcohol… en vaso de hielo, por supuesto. La tradición manda que el vaso lo eches a las aguas del mar de Barents que bañan el puerto de Honningsvåg y pidas un deseo.

A priori, piensas que los viajes a Noruega y Cabo Norte te van a regalar un buen puñado de experiencias increíbles, pero nunca me hubiera imaginado tomar un chupito en un bar de hielo español en Laponia.

Por si os apetece tener esta divertida vivencia, el Artico Ice Bar abre sus puertas desde el 1 de abril hasta el 10 de octubre. La entrada cuesta 130 coronas noruegas (unos 16 euros) y el precio incluye la ropa térmica y dos bebidas sin alcohol.

30 COMENTARIOS

  1. Tengo unas ganas increíbles de ir a un lugar de estos! Eso sí, como dice Fran, poco juerga puede hacerse allí. Entre el frío y los precios…..

    Me encanta la cara que pones al entrar! Yo creo que pondría la misma cara de emocionada!

    • Eres un gambitero Fran jajajaja

      Una juerga completa bajo cero es complicada sí, aunque como comento arriba no está enfocado al ocio nocturno, sino a revivir el invierno de Laponia Noruega en primavera y verano 😀

  2. Muy chulo!! Yo conozco el de Estocolmo y es parecido. Lo único que no me convcence de estos sitios es la entrada abusiva que cobran. En Estocolmo creo recordar que valía cerca de 18 euros, consumición incluída. Aun así creo que la experiencia vale la pena, al menos una vez.

    Saludetes!

    • La diferencia con el de Estocolmo es que el de Laponia es completamente artesanal y no está enfocado al ocio nocturno.

      Sólo por las conversaciones con los dueños merece la pena 😀

  3. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Este fin de semana en vez de serviros una de mis tradicionales cervezas del mundo voy a ser un poco más exótico e invitaros a un bar de hielo español ubicado en la recóndita Laponia Noruega. Pero antes os pongo en antecedente…..

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.