En nuestros viajes a Noruega hemos descubierto que Laponia y el Cabo Norte son lugares realmente fascinantes para cualquier viajero. Allí vivimos algunas experiencias memorables, como por ejemplo un safari de avistamiento de aves en la Reserva Natural de Gjesværstappan.

Es imposible olvidar aquella mañana, porque para mí fue una de las sorpresas más gratas que viví en aquellas recónditas tierras del norte de Noruega, muchos kilómetros por encima del Círculo Polar Ártico.

Siempre que me preguntan digo que la gran diferencia de Laponia Noruega con sus vecinas reside en que tiene mar, y ese detalle la dota de unos paisajes realmente espectaculares. Enormes acantilados golpeados una y otra vez por el mar, pequeñas islas deshabitadas, o playas de roca negra con alguna que otra casita de colores vivos para contrastar.

En ese contexto incomparable, y a veces hostil por las bajas temperaturas, se encuentra la Reserva Natural de Gjesværstappan, hogar de muchas especies de aves.

Advertisement

¡Te ayudamos a viajar más barato!

Para el safari de avistamiento de aves en Laponia partimos en bus desde Honningsvåg. Tras 45 minutos de carretera y hermosas vistas llegamos hasta el pequeño puerto de Gjesvær donde nos aguardaba un barco para explorar la zona.

Advertisement

Aunque estábamos a principios de junio, las cumbres nevadas nos recomendaban que nos equipáramos con ropas térmicas. Las temperaturas no eran demasiado bajas, pero como íbamos a pasar la mayor parte del tiempo en cubierta y el viento era frío mejor estar protegidos. De este modo la experiencia es más agradable.

La excursión dura aproximadamente dos horas y enseguida nos dimos cuenta de que la travesía por aquellas islas iba a ser muy especial. A los pocos minutos de salir del puerto empezamos a divisar enormes colonias de aves marinas. No soy ningún experto en ornitología, pero me quedé impresionado.

Los frailecillos fueron la primera especie, y quizás la única, que reconocí. Ya los había visto antes en Islandia, pero no una bandada tan numerosa como la que vi en aquellas islas de Laponia Noruega. Aunque son blancos y negros su precioso pico de varios colores llama muchísimo la atención.

Los nombres de las otras especies que vimos en la Reserva Natural de Gjesværstappan nos los fueron chivando, lógicamente. Apenas recuerdo los pigargos coliblancos, alguna especia de cormorán, incluso águilas marina que acechaba al resto de pájaros. Naturaleza en estado puro, donde el depredador intenta preservar el equilibrio natural del ecosistema.

Para mí la excursión fue redonda. Paisajes increíbles desde la cubierta de un barco, fauna en estado puro y una cantidad ingente de aves que nos dio la sensación de ser testigos de excepción de un documental de naturaleza de esos que se ven en La 2 por la tarde. Creo que en poco lugares he visto una colonia tan numerosa como en el norte de Noruega.

Luego, vendrían dos aventuras interesantes. Primero visitaríamos un bar de hielo español en Laponia y luego haríamos un safari de cangrejo real. Ahora entendéis mejor porqué decía que en nuestros viajes a Noruega vivimos experiencias memorables, ¿verdad?

15 COMENTARIOS

  1. Impresionante lugar. Estoy mirando billetes para febrero y llegar a cabo norte desde Finlandia… Están muy bien de precio y me están picando… pero el problema es que en el curro no se como se va a plantear el comienzo de año y no me atrevo a cogerlos…

    sobre los frailecillos vi un documental hace poco y vi como los cazaban en Islandia… Alucinante! En vez de cazarlos, los atrapaban con unas redes!

  2. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: En nuestros viajes a Noruega hemos descubierto que Laponia y el Cabo Norte son lugares realmente fascinantes para cualquier viajero. Allí vivimos algunas experiencias memorables, como por ejemplo un safari de avistamiento de …..

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.