Ålesund, el encanto del Art Nouveau en los fiordos noruegos

Canales de Alesund en Noruega

Cuando pensamos en los viajes a Noruega lo primero que se nos pasa por la mente son esos paisajes verdes salpicados por casitas de colores, un cielo iluminado por las auroras boreales sobre un manto blanco polar o los saltos de agua que brotan con fuerza de las montañas para sumergirse súbitamente en los fiordos. Noruega es un destino en el que los amantes de la naturaleza y el turismo activo podrían pasarse años y años descubriendo postal tras postal, experiencia tras experiencia sin perder ni un ápice de ilusión.

¿Pero tiene este paraíso natural cabida para los urbanitas y aquellos viajeros que busquen atractivos creados por el hombre? Después de pasar unos días en Ålesund la respuesta a este misterio es sí. Se trata de una ciudad que no supera los 25.000 habitantes, pero que tiene un encanto inusual para su latitud y tamaño.

El Art Noveau en Alesund, Noruega

A pesar de sus reducidas dimensiones Ålesund está muy bien comunicada. Nosotros llegamos a su puerto con el Hurtigruten y nos despedimos de la ciudad volando desde su aeropuerto hasta Oslo. Entre esos dos momentos, descubrimos una urbe con un pasado turbulento que la convirtió en un museo al aire libre de Art Nouveau.

Se podría decir que Ålesund es tan bella como Bergen, pero mucho menos masificada – si es que se puede utilizar este apelativo en Noruega– y diminuta. Su relación con el Art Nouveau fue la consecuencia inesperada de las devastadoras llamas que arrasaron la ciudad el 23 de enero de 1904.

Estatua en Alesund, Noruega

¡Te ayudamos a viajar más barato!

El fuego acabó con el viejo Ålesund y dejó sin hogar a más del 80% de sus habitantes que acogerían con algarabía la ayuda de gente y materiales procedentes de toda Noruega y también de Alemania. La necesidad ante el rudo invierno y el entusiasmo de la gente propició una reconstrucción milagrosa de la ciudad que resurgió de sus cenizas como el ave fénix. Los ingenieros encargados de aquel prodigio se habían formado en escuelas alemanas y decidieron darle un estilo Art Nouveau con algunos toques vikingos al nuevo Ålesund.

Esta singular historia se puede escuchar y sentir en el Centro Jugendstil de Art Nouveau, un peculiar centro de arte cuya visita es imprescindible y que es una verdadera joya por fuera y por dentro. Sus puertas son como una especie de túnel del tiempo. Al entrar parece que estés en una antigua farmacia que es la antesala de magníficas exposiciones.

Alesund, Noruega

Lo más interesante del Centro Jugendstil de Art Nouveau es la tecnología punta envolvente con la que se proyecta un documental en el que te explican los horrores del gran incendio de 1904 y la asombrosa reconstrucción posterior de la ciudad. Casi puedes sentir el calor de las llamas o escuchar el sonido de los picos y palas de los obreros que se afanan en sus labores.

No obstante, los apasionados de la arquitectura y del Art Nouveau no lo tienen muy complicado para deleitarse con edificios singulares. Merece la pena dar un paseo sin rumbo por los canales y callejuelas de Ålesund para descubrir una ciudad que parece sacada de un laboratorio o de la mente de un genio del urbanismo.

Edificio Art Noveau en Alesund, Noruega

Es indispensable caminar por calles de nombres impronunciables como Apotegergata, Kirkegata, Owregata, Lovenvoldgata o Kongensgata. La combinación del aire fresco procedente de los fiordos noruegos y la singularidad de las edificaciones Art Nouveau es simplemente mágica.

Si tienes pensado hacer un viaje a Noruega y saborear la belleza de sus fiordos occidentales guarda un huequecito para Ålesund. Quizás un día sea suficiente para visitar los lugares principales de la ciudad, aunque estamos seguros que te quedarás prendado con su historia y su transformación Art Nouveau.

Tiqets

, , , , ,

9 respuesta a Ålesund, el encanto del Art Nouveau en los fiordos noruegos

  1. Dani López febrero 4, 2014 en 1:57 pm #

    Gracias a esas fotografías puedes meterte en un lugar pintoresco, tranquilo y agradable. Seguro que es así, bonito lugar para apuntarse a visitar, si alguna vez paso por aquella zona.

    Saludos.

  2. Angie enero 31, 2014 en 8:29 pm #

    Es cierto, para ser reconstruida, tiene mucho encanto y colorido 🙂 Qué bonita, la guardo para algún viaje a Noruega. Un saludo!

    • Pau febrero 3, 2014 en 2:23 pm #

      Bienvenida a ‘el pachinko’! Seguro que te gusta, la reconstrucción tuvo lugar hace más de 100 años y es una joya.

  3. Ricard Torres enero 30, 2014 en 7:51 pm #

    ¡Y tan encanto! La primera foto transmite muy bien ambiente y tranquilidad 🙂

    • Pau enero 31, 2014 en 9:59 am #

      Muy tranquilo sí, es una localidad muy pequeña que se puede recorrer a pie disfrutando de las vistas 😀

  4. El Tio Chiqui enero 30, 2014 en 4:31 am #

    qué sensación de frío me da el post! 🙂

    saludos!

    • Pau enero 30, 2014 en 10:18 am #

      Pues si te digo la verdad pasamos hasta calor, pues fuimos en julio. Imagino que en invierno otro gallo cantará

Trackbacks/Pingbacks

  1. Bitacoras.com - enero 29, 2014

    Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Cuando pensamos en los viajes a Noruega lo primero que se nos pasa por la mente son esos paisajes verdes salpicados por casitas de colores, un cielo iluminado por las auroras boreales sobre un manto blanco polar o los saltos ..…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.