Núpsstaður

Durante el viaje a Islandia, también vimos algún que otro rincón con algo de historia. No os penséis que todo son paisajes espectaculares, aunque está claro que las maravillas naturales son lo más atractivo que hay fuera de Reykjavík.

Por eso Núpsstaður es una rareza, ya que combina un entorno natural muy hermoso con edificaciones rurales del siglo XIX. Al estilo de Þingvellir, pero con una importancia muchísimo más pequeña.

Iglesia de Núpsstaður

Núpsstaður está situado unos 30 kilómetros al este de Kirkjubæjarklaustur, muy cerquita del Parque Nacional de Skaftafell. Su importancia radica en algunas construcciones hechas de turba y piedra como las que podéis ver en las imágenes. Es un paisaje típicamente agrícola en el que habita la misma familia desde hace siglos.

No es que haya muchas construcciones de este tipo, pero algunas están abiertas y se pueden visitar también por dentro. Quizás la más interesante sea esta pequeña iglesia dedicada a San Nicolás y que fue transformada en capilla protestante en el siglo XVII. Su importancia radica en que en Núpsstaður se levantó una de las primeras edificaciones que crearon los católicos en el siglo XIII.

Colina próxima a Núpsstaður´

Cuando nosotros fuimos a Núpsstaður sólo había una pareja de franceses con sus hijos, y nos dio bastante coraje ver como los niños se dedicaban a pisotear los tejados de turba sin que sus padres les dijeran nada. Al contrario, les reían las gracias. En Islandia no hay casi vigilancia y los lugares están abiertos a la gente porque se supone que van a respetar el entorno para que los demás lo puedan disfrutar también. Sólo cuando se fueron empezamos a contemplarlo con tranquilidad.

Anécdotas a parte, Núpsstaður está rodeado de un paisaje muy hermoso con algún que otro salto de agua. Como siempre agua, verde y el negro de la roca volcánica se vuelven a juntar para darle un aspecto muy peculiar y característico del país. El conjunto del paisaje y las casas de turba han sido propuestas para que formen parte del Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, aunque todavía no han obtenido este reconocimiento.

Artículo anteriorUn paseo por Tsim Sha Tsui en Hong Kong
Artículo siguienteLas casas-cueva de Campo de Criptana
Soy periodista y bloguero de viajes profesional. Soy Licenciado en Ciencias de la Información en la especialidad de Periodismo. He trabajado y colaborado en numerosos medios de comunicación en temas relacionados con Internet, nuevas tecnologías y turismo. Además, soy co-autor del libro Viajar con niños, el manual para preparar tus vacaciones en familia de La editorial viajera.

4 COMENTARIOS

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Durante el viaje a Islandia, también vimos algún que otro rincón con algo de historia. No os penséis que todo son paisajes espectaculares, aunque está claro que las maravillas naturales son lo más atractivo que hay fuer……

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.