El cráter Kerið en Islandia

Valora este artículo

El cráter Kerið en Islandia

Y después de mi periplo por los madriles, seguimos con más relatos viajeros, que para eso fue creado este blog. Hoy le toca el turno a nuestro viaje a Islandia y a uno de esos rincones únicos que sólo se pueden encontrar en este fantástico país. Se trata del cráter Kerið, el cual visitamos en la excursión al Círculo Dorado, justo antes de regresar a Reikiavik.

Lo más espectacular del cráter Kerið es su lago, de un color turquesa precioso que me recuerda por su forma y tonalidad a los maravillosos cenotes que nos describe con maestría el gran Ignacio Izquierdo. Nada más lejos de la realidad, el origen de este lago es volcánico y es uno de los cráteres circulares más perfectos de Islandia.

¡Te ayudamos a viajar más barato!

Mirando el cráter Kerið

El cráter Kerið también se diferencia de otros por las tonalidades rojizas que rodean su caldera. Combinadas con el negro de la ceniza y el verde del musgo, crean una estampa bastante impresionante. El cráter tiene unas medidas de 170 x 270 metros y una altura de 55 metros. El lago tiene una profundidad de entre 7 y 14 metros.

Nosotros nos quedamos un buen rato contemplando este lugar maravilloso, que afortunadamente tuvimos para nosotros solos. Es una de las ventajas que todavía tiene Islandia sobre otros viajes más turísticos.

Un banco en el cráter Kerið

Este fantástico lugar está situado en el área de Grímsnes, y según nos dijo nuestra guía de aquel día, es de propiedad privada. Te imaginas cómo debió ser el momento en el que el marido llega a casa y le dice a su mujer: «Cariño, me he comprado un cráter volcánico». Esas cosas sólo suceden en Islandia.

Como podéis observar, al cráter Kerið no le falta detalle, y sus «dueños» han colocado un banco para que los curiosos puedan observar su majestuosidad sin peligro de precipitarse al vacío. Es lo que tiene Islandia, que no para de sorprenderte, ni de abrumarte. Permaneced con los ojos bien abiertos.

, , ,

8 respuesta a El cráter Kerið en Islandia

  1. Enrique noviembre 3, 2012 en 6:24 am #

    Otro lugar islandés en el que alucinar con la naturaleza. Este país no tiene límites, no deja de dar sorpresas cuando lo visitas. Y eso que la mayoría ni nos adentramos en el interior de la isla… Lo mejor es que casi todos los sitios los visitas casi en solitario.

    • Pau noviembre 4, 2012 en 8:51 am #

      Sin duda, nosotros sólo pudimos ver «lo típico» porque viajábamos con un bebé de 8 meses, pero seguro que volvemos 😀

  2. Pau noviembre 3, 2010 en 12:34 pm #

    @El Capitán, así es Islandia y su vida relajada de isla 😀

  3. El Capitán noviembre 3, 2010 en 12:33 pm #

    Fantástico lo del banco. Vas ahí, te sientas: «mira, un pedazo de cráter con aguas turquesas»… así como el que no quiere la cosa xD

  4. Pau noviembre 3, 2010 en 11:53 am #

    @Iker, bienvenido a ‘el pachinko’. Yo también me quedé a cuadros, por eso la he puesto como cierre del post jejeje

    @Anondorf, jajaja qué poético. En su momento también me lo pareció a mí 😀

  5. Anondorf noviembre 3, 2010 en 8:32 am #

    En cierto sentido el banco le da un toque de melancolía al pobre volcán; la vegetación y el agua se han adueñado de él, viejo y apagado, y hasta la gente puede sentarse ante él tranquilamente. Mola ^^.

  6. Iker - No sin mi mochila noviembre 3, 2010 en 12:00 am #

    La imagen del banco es espectacular. Ideal para el inicio o el final de una película.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Bitacoras.com - noviembre 2, 2010

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Y después de mi periplo por los madriles, seguimos con más relatos viajeros, que para eso fue creado este blog. Hoy le toca el turno a nuestro viaje a Islandia y a uno de esos rincones únicos que sólo se pueden encontrar en e…..

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.