Villanueva de los Infantes, una de las villas manchegas más bellas de la Ruta del Quijote

Fotos de Villanueva de los Infantes, Plaza Mayor

Uno de los entretenimientos más placenteros de la Ruta del Quijote en Castilla La Mancha es ir encontrando referencias a la obra de Miguel de Cervantes o imaginar que vas tras los pasos del Caballero de la Triste Figura. Ese camino donde se entremezclan lugares reales con pasajes de la ficción suele regalar al viajero momentos inolvidables y muchas sorpresas. Quizás la mayor de todas nos la llevamos en Villanueva de los Infantes, una de las poblaciones más bellas de todo el recorrido y que cuenta con un conjunto histórico-artístico realmente espectacular para una villa de poco más de 5.000 habitantes.

La historia ha regalado a los infanteños una colección de conventos, palacios y patios manchegos sin parangón. Pero por si este hecho no fuera suficiente aliciente para visitar Villanueva de los Infantes, el municipio de Ciudad Real está relacionado con dos de los genios más grandes de la literatura en lengua castellana de todos los tiempos. Por una parte, en esta villa del Campo de Montiel descansan los restos de Francisco de Quevedo que falleció en el Convento de Santo Domingo. Por otra, la polémica está servida. Un reciente estudio de los catedráticos Francisco Parra Luna y Manuel Fernández Nieto asegura que el célebre “Lugar de La Mancha” del que habla Cervantes en el Quijote está situado en esta localidad. Lógicamente son muchos los que ponen en duda esta afirmación, pero más allá de mitos y leyendas te animamos a que nos acompañes en un recorrido por Villanueva de los Infantes, una de las villas manchegas más bellas de la Ruta del Quijote.

¿Cómo se llega a Villanueva de los Infantes?

Fotos de Villanueva de los Infantes, Isaac haciendo fotos

Villanueva de los Infantes está emplazada al sureste de la provincia de Ciudad Real y la forma más rápida y cómoda de llegar hasta allí es en coche. Está ubicada a unos 220 kilómetros de Madrid, así que dependiendo desde donde viajes puedes ir primero hasta la capital de España y luego tomar un coche de alquiler hasta esta villa manchega. El trayecto se cubre en unas 2 horas y 15 minutos.

Una vez llegas a Villanueva de los Infantes puedes aparcar el vehículo cerca de tu alojamiento y moverte a pie, ya que las dimensiones del municipio invitan a descubrirlo caminando tranquilamente. El tiempo se mide de otra forma en este lugar de La Mancha, donde se respira tranquilidad y calidad de vida.

¿Dónde alojarte en Villanueva de los Infantes?

Fotos de Villanueva de los Infantes, Casa del Caballero del Verde Gabán

Lo que caracteriza al tipo de alojamientos que puedes encontrar en Villanueva de los Infantes es que suelen estar regentados por familias y suele haber mucho cariño y empeño en sacar adelante sus pequeños negocios. La oferta no es muy grande pero destacan especialmente las casas rurales y posadas y no existen en la localidad los típicos hoteles de negocios o de grandes cadenas.

Nosotros nos alojamos en La Casona del Abuelo Parra emplazada en una precioso edificio típicamente manchego con un patio interior magnífico. Desde allí hay unos siete minutos a pie hasta la Plaza Mayor que es el corazón de la localidad. No obstante, para ponértelo fácil puedes buscar aquí los mejores hoteles en Villanueva de los Infantes para tu viaje.

¿Qué comer en Villanueva de los Infantes?

Fotos de Villanueva de los Infantes, pisto

La gastronomía manchega es un verdadero placer para los sentidos. Se trabaja con productos típicos y con recetas que han pasado de generación en generación. En Castilla La Mancha siempre han sido de buen comer y conservan platos que quizás no son tan conocidos como los de otras regiones pero mantienen un sabor fresco y muy atractivo. Además, han sabido conservar nomenclaturas que parecen sacadas de las páginas de Cervantes y que resultan muy peculiares.

En Villanueva de los Infantes probamos algunos de los más característicos. Por ejemplo, los pistos, el asadillo manchego una especie de “ensalada” elaborada con pimientos rojos y tomates asados que está para chuparse los dedos. Otra de las recetas que nos sorprendieron por su sencillez fueron los huevos a la porreta. Se elabora con huevo, cebolleta tierna y hay distintas variantes con calabacín o incluso algún producto de casquería como los sesos. Otro clásico que no podéis dejar de probar son los duelos y quebrantos preparados con huevo revuelto, chorizo y tocino de cerdo entreverado. Un buen lugar para disfrutar de todos estos placeres es la Plaza Mayor, en concreto en el Restaurante La Plaza.

¿Qué ver en Villanueva de los Infantes?

Fotos de Villanueva de los Infantes, Plaza Mayor iluminada

Durante el siglo XVI este municipio vivió una época de esplendor que ha regalado a los infanteños un conjunto histórico-artístico sin parangón en toda Castilla La Mancha. Figuras como el arzobispo Santo Tomás de Villanueva, el humanista Bartolomé Jiménez Patón o maestros de la literatura como Quevedo, Cervantes y Lope de Vega situaron a esta villa en el mapa y la convirtieon en un referente a nivel cultural y espiritual. Muchas de esas huellas siguen vigentes en la localidad así que si te animas a descubrir esta histórica villa, te recomendamos qué ver y hacer en Villanueva de los Infantes.

  • No se nos ocurre otro lugar más apropiado para empezar a descubrir Villanueva de los Infantes que su espectacular Plaza Mayor. Su planta rectangular porticada es la viva imagen de la típica villa manchega, aunque su presencia es mucho más imponente gracias a sus magníficos edificios de estilo renacimiento tardío o neoclásico como el Ayuntamiento o la magnífica Iglesia parroquial de San Andrés Apostol. Dentro de este hermoso templo descansan los restos de un ilustre de las letras como Francisco de Quevedo. No obstante, Cervantes y su Quijote también tienen presencia en la plaza con unas esculturas que hacen referencia al Caballero de la Triste Figura y su fiel Sancho Panza. Por la noche es un lugar ideal para disfrutar de la gastronomía manchega y ver la vida pasar a un ritmo relajado.
  • Desde la Plaza Mayor empezamos un paseo por el maravilloso conjunto histórico-artístico de Villanueva de los Infantes, pero antes una advertencia. Caminad con los ojos bien abiertos porque la colección de edificios nobles es realmente cautivadora para una villa que no llega a los 5.500 habitantes. De hecho, muy cerquita del corazón del pueblo se pueden divisar joyas como el Hospital de Santiago y la Alhóndiga que en su momento sirvió para almacenar el grano o se utilizó como casa de contratación. Su interior tiene un precioso patio con gruesas columnas circulares.

Fotos de Villanueva de los Infantes, Casa del Arco

  • En la Plaza Doctor Alberdi, también muy próxima a la Plaza Mayor, se encuentra la denominada Casa del Arco. Llama poderosamente la atención por sus pórtico de estilo neoclásico que recuerda un poco al de la Iglesia parroquial de San Andrés Apostol. Esta preciosa casa solariega también hará que fijes la mirada en su impresionante puerta decorada con herrajes de la orden de Santiago o sus escudos heráldicos. Llamamos a la puerta y muy amablemente nos dejaron visitar su interior y descubrir un fantástico patio manchego con columnas jónicas. Muy cerca queda la Casa de los Estudios, en el que podrás ver uno de los patios más hermosos de Villanueva de los Infantes con las bóvedas de arista y balaustrada de madera.
  • El paseo puede continuar por la Calle Santo Tomás (que hace referencia a Santo Tomás de Villanueva, un agustino que fue arzobispo de Valencia) repleta de palacetes que exhiben todavía ufanos los escudos heráldicos de sus familias. Un buen ejemplo es la Casa de Santo Tomás que luce un emblema arzobispal esquinado o la antigua Cárcel de la Inquisición que muy pronto reconocerás tras ver su escudo inquisitorial con la cruz, las tibias cruzadas y la calavera.

Fotos de Villanueva de los Infantes, estatua de Quevedo

  • Al final de la calle de Santo Tomás, justo en la Plaza de San Juan, se encuentra uno de los rincones más emblemáticos de Villanueva de los Infantes. Se trata del Convento de Santo Domingo, en el que Francisco de Quevedo falleció el 8 de septiembre de 1645. Todavía se puede visitar la celda que ocupó uno de los mayores exponentes del Siglo de Oro. La entrada a la celda de Quevedo es gratuita y allí tienes la oportunidad de ver un habitáculo muy sencillo donde se conserva el escritorio del autor de La vida del Buscón que escode un compartimento secreto. Tras una historia un tanto turbulenta los restos del escritor descansan en la Iglesia parroquial de San Andrés Apostol.
  • Desde la Plaza de San Juan, podemos regresar hasta el corazón de la villa por la calle de Cervantes donde se encontraban muchas de las familias nobles de Villanueva de los Infantes. Aquí las casas son típicamente manchegas con un patio centralizado, galería, escaleras, puerta del corral y bellísimas fachadas la mayoría con escudos nobiliarios. Aquí encuentras el Palacio de Rebuelta, la oficina de turismo del municipio o una de las claras referencias infanteñas al Quijote de Cervantes. Se trata de la bellísima Casa del Caballero del Verde Gabán, un personaje que se cita en numerosas ocasiones en la obra del “manco de Lepanto”. La casa está inspirada en la que perteneció a D. Diego de Miranda en la obra cervantina. Tuvimos la gran suerte de contemplarla y disfrutar de su magnífico patio al estilo castellano, con pórticos sobre columnas toscanas con zapatas. También se puede observar el pozo y la entrada a la cueva donde se conservaba el vino.
  • Otros edificios interesantes que quedan relativamente cerca y que forman parte del riquísimo conjunto histórico-artístico de Villanueva de los Infantes son la Casa de la Pirra, el Palacio de los Ballesteros, la Casa de Don Manolito, el Convento de las Franciscanas, el Tribunal de la Inquisición, o un poco más alejado el Convento de los Trinitarios.

¿Qué lugares próximos a Villanueva de los Infantes puedes visitar?

Fotos de Castilla La Mancha, Plaza Mayor San Carlos del Valle

Villanueva de los Infantes puede ser utilizada como base de operaciones para visitar otras localidades de la Ruta del Quijote en la provincia de Ciudad Real. Muy cerquita queda la pequeña localidad de San Carlos del Valle que merece un alto aunque sea para disfrutar de su espectacular Plaza Mayor. También es interesante detenerse en Manzanares para visitar el Museo del Queso Manchego, sorprenderte con el genio de Manuel Piña en su museo o dormir en un castillo del siglo XIII reconvertido en hotel. Los amantes de la naturaleza pueden acercarse hasta el Parque natural de las Lagunas de Ruidera,

Otra parada imprescindibles es Argamasilla de Alba que cuenta con uno de lugares más emblemáticos de la tradición cervantina como es el caso de la Cueva de Medrano. También es recomendable viajar hasta Tomelloso, uno de los motores económicos de la provincia de Ciudad Real y uno de los municipios con mayor tradición vitivinícola de toda Castilla La Mancha, además de cuna de muchos artistas como Antonio López García y su tío Antonio López Torres. Aquí  pudimos degustar una de las mejores pizzas del mundo en el restaurante Marquinetti o descubrir el bombo, una construcción rural tradicional que se encuentra en el Museo del Carro y Aperos de Labranza.

Molinos de viento de Campo de Criptana

Además, Campo de Criptana y sus famosos molinos están emplazados a poco más de una hora de Villanueva de los Infantes.

¿Cómo me muevo por Villanueva de los Infantes?

Fotos de Villanueva de los Infantes, escudo de la Inquisición

Con un centro urbano tan acogedor es casi una obligación moverte a pie. Además, todos los atractivos quedan muy cerca unos de otros.

¿Te han gustado nuestras recomendaciones sobre qué ver en Villanueva de los Infantes? ¿Nos recomiendas otros lugares para visitar en esta hermosa villa manchega y su entorno? Cuéntanoslo en los comentarios. Tienes más información en la página web de Turismo de Castilla La Mancha.

Galería de fotos de Villanueva de los Infantes

IATI Seguros de viajes

,

2 respuesta a Villanueva de los Infantes, una de las villas manchegas más bellas de la Ruta del Quijote

  1. Dario Pozo Ruz agosto 8, 2017 en 8:18 pm #

    Muy buena presentación

    • Pau agosto 8, 2017 en 8:24 pm #

      Muchas gracias Darío y bienvenido a “el Pachinko”.

Deja un comentario