La increíble experiencia de volar con la clase business de Turkish Airlines

Fotos Turkish Ailines clase business, avion en Estambul

Debo reconocer que una de las mayores ventajas de dedicarme al periodismo de viajes es poder viajar a destinos increíbles muchas veces al año y, de vez en cuando, tener la suerte de probar servicios que te dejan con la boca abierta por su calidad y brillantez. El mes de septiembre fue una bendición en este sentido. ¿Por qué? Pues porque he regresado a un destino tan apasionante como Tailandia (por tercera vez) y además lo he hecho volando con la clase business de Turkish Airlines, que es una de mis aerolíneas favoritas para llegar a Asia.

Pero, ¿se nota tanto la diferencia con la clase turista? ¿Cómo es volar con la clase business de Turkish Airlines? ¿Qué ventajas tiene y qué es lo que más me impresionó? Espero responder a todas estas preguntas en las próximas líneas, aunque ya te avanzo (si me permites el spoiler) que mi vivencia a bordo fue alucinante. Aquí van unos cuantos apuntes sobre esta increíble experiencia a 12.000 metros de altitud.

El embarque y la llegada a destino

Fotos Turkish Ailines clase business, acceso a mostradores

La experiencia del viaje en la clase business de Turkish Airlines empieza desde que pones un pie en el aeropuerto. El proceso de facturación de equipaje y embarque es realmente rápido y placentero, ya que dispones de acceso preferente en ambos casos. Siempre he pensado que la diferencia entre una buena aerolínea y una excelente la marcan los pequeños detalles y estos empiezan a percibirse incluso antes de subirse al avión. En mi caso llegué al aeropuerto de Valencia con bastante tiempo de antelación, y aunque ya había gente haciendo cola para facturar, en el mostrador de preferente no había nadie… así que enseguida puede entrar a la terminal. Junto con mi tarjeta de embarque me dieron acceso a la Sala VIP del aeropuerto de Manises para que pudiera esperar con mayor comodidad. El mismo proceso se produjo en el vuelo de regreso desde Bangkok y en mis escalas en Estambul (aunque de esto os hablaré un poco más abajo).

Una vez se inició el embarque, no fue necesario hacer cola ya que tenía acceso prioritario a la aeronave. Cuando ocupé mi asiento, un asistente de vuelo me ayudó a colocar el poco equipaje de mano que llevaba y a los pasajeros que llevaban chaquetas o sombrero se los recogía para guardar estas prendas en un armario. A los pocos segundos se acercó el responsable del personal de clase business para presentarse personalmente y enumerar todos los servicios de los que disponía durante el vuelo. Después de las presentaciones formales, te ofrecen prensa local e internacional e incluso antes de que el avión despegue me preguntaron qué me apetecía beber.  Escogí un zumo de naranja natural (¿qué iba a pedir sinó en Valencia?) aunque podía escoger entre varios jugos, vino o champagne. Todo el proceso desde que llegué al aeropuerto de salida, hasta que me senté en mi asiento fue rápido y muy eficiente.

Fotos Turkish Ailines clase business, entrando al avion

En cuanto a la llegada a destino (tanto en la escala de Estambul, como en Bangkok), también tiene sus claras ventajas si viajas en la clase business de Turkish Airlines. La primera y más evidente es que al estar en la parte delantera de la aeronave, puedes bajar del avión primero. Pero además, tienes acceso prioritario durante el proceso de inmigración. Tanto en Estambul como en Bangkok hay mostradores especiales o fast track que te facilitan todos los trámites.

El avión

Fotos Turkish Ailines clase business, asiento

Turkish Airlines es actualmente la aerolínea que vuela a más destinos del mundo y su crecimiento en los últimos años ha sido espectacular. Esta imparable progresión es una de las razones por las que la compañía turca cuenta con una de las flotas de aviones más jóvenes del sector, ya que cada año llegan a más aeropuertos y su demanda de aeronaves se adecua lógicamente a las necesidades de los nuevos pasajeros. Por ejemplo, los trayectos que hice entre Estambul y Bangkok fueron a bordo de un A330-300, un avión que se caracteriza por tener una cabina muy silenciosa y una gran capacidad para el transporte de pasajeros. Para llegar al aeropuerto de Estambul desde España, actualmente, Turkish Airlines dispone de dos frecuencias diarias al aeropuerto de Málaga, siete vuelos semanales a Valencia, cuatro por semana a Bilbao, cuatro vuelos diarios a Barcelona y dos a Madrid.

Como es lógico, la principal diferencia de la clase business respecto a la turista es, sin duda, el asiento del que disfruta el pasajero. Se trata de butacas que se reclinan si lo deseas a una posición totalmente horizontal. No obstante, si te apetece puedes configurarla para estirar completamente las piernas y ver la pantalla como si estuvieras en el salón de tu casa o inclinar el respaldo como quieras. El reposacabezas se puede adaptar al cuello con varias posiciones distintas, aunque los asistentes de vuelo te ofrecían varios cojines (cervicales y lumbares) para que todo fuera perfecto. Además, en los vuelos nocturnos te ponían una especie de sábana sobre la butaca para que tu viaje fuera más confortable si cabe. Sinceramente, sólo faltó que me arroparan y me dieran un beso de buenas noches. Los baños quedaban muy cerca y no tienes que molestar a nadie para acceder a los pasillos. En este caso, el tamaño importa porque el espacio y la calidad de los asientos hacen tu viaje mucho más placentero.

Atención al pasajero

Fotos Turkish Ailines clase business, Pau en el asiento

Siempre he pensado que en cuestión de trato al pasajero las aerolíneas de origen asiático son otro mundo, pero lo de la clase business de Turkish Airlines lo supera con creces. Tienes un asistente de vuelo a tu disposición desde que pones un pie en la cabina del avión, además, el chef y el jefe del equipo te dan la bienvenida y se despiden de ti personalmente para cerciorarse de que todo ha ido como la seda. En todo momento se dirigen a ti por tu nombre y están pendientes de que no te falte de nada durante todo el vuelo.

Al haber menos pasajeros en business la tripulación es muy numerosa, atenta y extremadamente educada. Sobresaliente. Todo el personal de vuelo con el que tuve contacto hablaba inglés y alguno al ver que era español se atrevió con alguna frase en castellano. El personal suele ser gente joven, pero se nota que son personas cualificadas y dispuestas a atenderte con una gran sonrisa en la boca. Además todos los asistentes de vuelo iban realmente impecables desde el aterrizaje hasta el despegue… y eso que hasta Bangkok son unas cuantas horitas.

La información que se facilitaba a los pasajeros se locuta siempre en inglés y en turco, aunque lógicamente en mis conexiones entre Valencia y Estambul también se dirigieron a los pasajeros en castellano. Como curiosidad, el vídeo de seguridad de Turkish Airlines está protagonizado actualmente por algunos célebres personajes de LEGO. Es muy divertido y seguro que a mis hijos les hubiera encantado ver a alguno de sus personajes favoritos como Batman, los Ninjago o Wonder Woman entre otros. Sin duda, una forma muy amable de que atiendas a las recomendaciones de seguridad a bordo.

Entretenimiento a bordo y detallitos que molan

Fotos Turkish Ailines clase business, dos pantallas

Hoy en día no me puedo imaginar un viaje largo desde España a Asia, América o África sin un buen sistema de entretenimiento a bordo. ¿Cómo era volar a algunos destinos remotos hace unos cuantos años? Ahora puedes ver varias pelis, escuchar música, ver deportes en directo, jugar a videojuegos o incluso conectarte a internet en pleno vuelo por si quieres trabajar durante los trayectos. ¡Bienvenidos al siglo XXI! El sistema de entretenimiento durante el vuelo de Turkish Airlines es realmente increíble. Dispone de miles de opciones de audio y vídeo en monitores individuales para todas las clases, aunque en clase business cuenta con pantallas y mandos con control táctil que permiten poner los monitores en visualización dual. Por ejemplo, puedes ver una película de estreno en el monitor más grande que tienes justo enfrente y al mismo tiempo consultar el itinerario del vuelo en la pantalla más pequeña de los laterales que se puede extraer y manejar como si fuera un smartphone o tablet pequeña.

Además, el sistema de entretenimiento está disponible en varios idiomas, entre ellos el castellano. Cuenta con decenas de películas de estreno, clásicos, asiáticas, turcas, de autor, series, documentales, programas en directo, deportes y cientos de títulos para que no te aburras. En mi caso, siempre aprovecho estos viajes para para ver cintas relativamente nuevas, ya que con los niños sólo vamos al cine a ver películas infantiles o de dibujos animados. Tenía unas cuantas pendientes como Avengers: Infinity War, Baby Driver o Ready Player One. Igualmente los aviones de largo alcance de Turkish Airlines cuentan con conexión WiFi disponible tanto en las cabinas de clase business (donde es gratuito) como en turista.

¡Te ayudamos a viajar más barato!

Fotos Turkish Ailines clase business, cabina

En cuanto a los accesorios para el confort del vuelo, la business de Turkish Airlines logra que te sientas importante y muy a gusto desde que entras en la cabina del avión. Además de la típica mantita para el frío, una almohada para el cuello y las lumbares, te proporcionan unos enormes auriculares que te aíslan por completo del resto del mundo. También te proporcionan unas zapatillas parecidas a las que te ponen en los hoteles para que vayas más cómodo durante el vuelo.

Pero lo mejor es que al poco de comenzar el vuelo te regalan un neceser de Christian Lacroix con muchas pijaditas para que el vuelo sea más placentero: un antifaz, unos calcetines, tapones para los oídos (por si a tu compañero la da por roncar), cepillos de dientes y pasta, un peine de viaje, un calzador, así como crema para la cara y cacao para los labios del mencionado Christian Lacroix. Eso sí que es mimar al pasajero para que se sienta VIP. Por otra parte, los asientos también disponen de enchufes para conectar el ordenador, puertos USB y diferentes opciones de conexión para que llegues a destino con todos tus dispositivos electrónicos y gadgets completamente cargados.

Comida a bordo cocinada en altura

Fotos Turkish Ailines clase business, aperitivos

Uno de los grandes placeres de los vuelos en clase business de Turkish Airlines es la comida que puedes degustar a bordo. En este caso, te puedes olvidar de la típica bandeja recalentada que sabe a rayos, para disfrutar de algunos de los sabores más exquisitos del mundo. Sin ir más lejos, este servicio ha recibido el galardón al mejor servicio de catering de Europa ofrecido durante un vuelo en los The World Airline Awards.

Antes de despegar, te ofrecen una bebida de bienvenida y te entregan una carta con el menú del día con los platos que puedes seleccionar. Mis dos vuelos fueron de noche así que pude escoger lo que iba a tomar de cena y al despertarme en el desayuno. En los desplazamientos más largos (en mi caso de Estambul a Bangkok ida y vuelta), además de los platos que vienen en el menú (normalmente dos por servicio) puedes pedir lo que te apetezca de un carrito de entrantes fríos y también con los postres y las bebidas. El concepto de los menús incluye una serie con los mejores platos de la cocina internacional y también propuesta de la cocina turca, como Adana köfte, karnıyarık, mantı o yaprak sarma. Además, como son preparados en el momento conservan todo el sabor y los aromas de la comida recién hecha.

Fotos Turkish Ailines clase business, fruta

También ponen a disposición de los pasajeros dietas especiales para vegetarianos, niños y bebés, también para pasajeros con intolerancias alimentarias (celíacos, alérgicos a la lactosa, dietas bajas en grasa y sal) o menús que se ajustan a requisitos religiosos. Turkish Airlines es, además, una de las pocas aerolíneas que proporciona dos comidas en vuelos de seis horas para todos los pasajeros. Yo disfruté mucho probando las especialidades turcas, con los zumos de frutas frescas y de los platos recién hechos.

Escala en Estambul, bienvenidos a la sala VIP más espectacular del mundo

Fotos Turkish Ailines clase business, Estambul

Estambul es apasionante para el viajero, especialmente por esa mezcla tan interesante de culturas que siempre ha tenido una ciudad que está a caballo entre Oriente y Occidente. La urbe más poblada de Turquía es el centro histórico, cultural y económico del país, pero también un punto del globo ideal para viajar a cualquier parte del planeta por su ubicación estratégica. A la espera de la inauguración del Nuevo Aeropuerto de Estambul (prevista para finales de 2018), el Aeropuerto Internacional Atatürk (emplazado en la parte europea de la ciudad) es el principal hub de Turkish Airlines.

Desde España podemos volar directamente desde Barcelona, Bilbao, Madrid, Málaga y Valencia para conectar desde Estambul con 304 destinos de 122 países. Como ya he comentado, actualmente Turkish Airlines es la aerolínea que vuela a más destinos del mundo y el Aeropuerto Internacional Atatürk es siempre una mezcla fascinante de gente venida desde los rincones más remotos del orbe. A veces se asemeja a un enorme centro comercial dentro de una terminal, pero con todas las comodidades que te puedas imaginar. A mí desde luego me encanta ese ambiente que lo convierte en un crisol de culturas.

Fotos Turkish Ailines clase business, Lounge Estambul logo

Uno de los lugares más espectaculares del Aeropuerto Internacional Atatürk (y a la que pueden acceder de forma gratuita los pasajeros que vuelan en businnes class con Turkish Airlines) es la sala VIP que tiene la aerolínea turca en la terminal internacional. Para mí es, una de las mejores del mundo. Para que te hagas una idea, el lounge de Turkish Airlines en Estambul tiene 5.900 metros cuadrados de extensión en dos plantas con todo tipo de facilidades, opciones de entretenimiento y restaurantes. Lo que más suele llamar la atención es su mini-teatro, la biblioteca con su mesa de billar, un simulador de golf, un Scalextric gigante o un espacio con videojuegos de última generación. También hay una cantidad ingente de consignas para guardar tu equipaje, enchufes para dejar tu dispositivo cargando, ordenadores, conexión gratuita a internet, duchas y espacios para el relax. Las gastronomía también es muy potente, ya que puedes disfrutar de todo tipo de bebidas y varios restaurantes con cocinas y sabores de todo el mundo. Con estos lujos, las escalas se hacen muchísimo más llevaderas y agradables.

Fotos Turkish Ailines clase business, Lounge Estambul slot

Otro de los servicios gratuitos que ofrece Turkish Airlines en el aeropuerto son las visitas guiadas a Estambul. Esta opción está disponible para pasajeros con una escala mayor de 6 horas. Las reservas se hacen en el mismo momento, sin cita previa, y están sujetas a las plazas disponibles en los autocares. Duran desde 2 horas y media (la más corta) hasta nueve horas. En estas excursiones gratuitas visitas lugares tan emblemáticos como el puente de Gálata, el Palacio de Dolmabahçe, la Mezquita Azul, el Palacio de Topkapı, o el Gran Bazar dependiendo de la duración de la escala. En otro post os contaré mi experiencia y todo lo que necesites saber del servicio TourIstanbul.

Conclusiones tras volar en business con Turkish Airlines

Fotos Turkish Ailines clase business, Lounge Estambul gente

Siempre me ha gustado decir que la experiencia del viaje empieza desde que te subes a un avión. Tener una buena experiencia de vuelo es fundamental para llegar al destino descansado y con las fuerzas intactas para disfrutar del lugar que visitas. En este sentido, Turkish Airlines tiene un prestigio más que merecido. Su mapa de rutas a destinos de todo el mundo no tiene parangón en estos momentos y además cuenta con unos precios muy competitivos para viajar a cualquier rincón del planeta.

Lo mejor: la atención al pasajero es magnífica, especialmente porque cuidan todo hasta el más mínimo detalle. Te hacen sentir especial pero sin caer en el peloteo innecesario. Enseguida detectan si quieres descansar o si por el contrario necesitas algo. El asiento y todos sus accesorios son fantásticos, así que el vuelo aunque sea a la otra punta del globo se hace corto y muy agradable.

Lo peor: la diferencia que hay entre volar en clase business y la clase turista, aunque esto sucede con todas las aerolíneas.

¿Has volado con Turkish Airlines? ¿Conoces su clase business? Si te interesa conocer algo sobre esta sensacional aerolínea para tu próximo viaje o algún aspecto que no haya mencionado en el post me lo puedes preguntar en los comentarios. Más información en la web oficial de Turkish Airlines.

Fotos de Turkish Airlines y su clase business

IATI Seguros de viajes

, , , ,

2 respuesta a La increíble experiencia de volar con la clase business de Turkish Airlines

  1. Carmen octubre 11, 2018 en 4:14 am #

    Torre Gálata???jeje!!!

    • Pau octubre 12, 2018 en 11:43 am #

      Bienvenida a ‘el Pachinko’ Carmen, muy perspicaz 😛

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.