Cheetah Plains, un lodge de lujo en el corazón del Parque Kruger de Sudáfrica

Fotos Cheetah Plains en el Kruger de Sudafrica, arbol

Karen Blixen con su novela best seller (luego llevada al cine por Sydney Pollack), Memorias de África, han sentado las bases de lo que un turista occidental se imagina de una estancia de lujo en el continente africano. Grandes casas coloniales, opíparas cenas con fogatas en mitad de la sabana y apuestos rangers a lo Robert Redford capaces de conquistar y ayudar a una damisela en apuros.

Parte de esa esencia (un tanto exagerada por los estudios de Hollywood) la pudimos encontrar en el espectacular lodge Cheetah Plains, nuestra base de operaciones en la reserva privada de Sabi Sands al sur del Parque Kruger de Sudáfrica.

Fotos Cheetah Plains en el Kruger de Sudafrica, coche

Para llegar hasta el alojamiento Cheetah Plains tienes que conducir aproximadamente una hora por carretera desde el aeropuerto de Hoedspruit (al sur del Kruger) o un ratito más desde el Kruger Mpumalanga International Airport. No te extrañes si por el camino ya divisas alguna manada de jirafas o de elefantes africanos, especialmente cuando atraviesas las puertas de Sabi Sands. Momentos mágicos.

Alojamiento de lujo en el Parque Kruger de Sudáfrica

Fotos Cheetah Plains en el Kruger de Sudafrica, cama

Tras un largo vuelo desde España, el Cheetah Plains fue el primer lugar que visitamos en el viaje a Sudáfrica que hicimos con nuestros amigos de Aventura Africa. El lujo lo marca en este caso la exclusividad de estar en el corazón del Parque Kruger, en un lodge que sólo cuenta con nueve “habitaciones”.  Y lo entrecomillo porque la más “básica” es ya un chalet con todas las comodidades del mundo a pesar de estar en mitad de la sabana africana.

Nada más entrar, es imposible no acordarte de Meryl Streep al contemplar una comodísima cama cubierta con la típica mosquitera o dosel que te apetecería compartir con alguien muy especial. Lástima que a este viaje fuera sin los míos o que tuviéramos que madrugar tanto para salir de safari.

Fotos Cheetah Plains en el Kruger de Sudafrica, habitacion

Ni cabe decir que los chalets están equipados con todo lo necesario para que la estancia sea muy agradable y placentera tras un día de safari por el Kruger. Duchas con agua caliente, aire acondicionado, amenities típicamente sudafricanas que olían de maravilla, lavandería, teléfono y conexión a internet gratuita, jardínes y unas vistas magníficas a la jungla.

El nexo común entre los chalets es un edificio principal donde puedes degustar la deliciosa gastronomía local (especialmente la carne) con una cerveza bien fría en la mano o vino sudafricano, y una piscina en la que puedes hacer unos largos mientras observas a una manada de búfalos o de elefantes chapotear en una charca que hay a pocos metros del lodge. Todo un privilegio.

Safaris y otras actividades en el Cheetah Plains

Fotos Cheetah Plains en el Kruger de Sudafrica, bufalos en la charca

Una de las características que más me gustaron de este alojamiento es su envidiable ubicación. Por la noche, mientras trabajaba con el portátil en la habitación se escuchaba el rugido de los leones y el sonido de la selva en todo su esplendor.

Por la noche, mientras cenábamos, no era difícil observar a los elefantes pasar a pocos metros de nuestra mesa, incluso un día al salir del lodge de madrugada en coche vimos a un leopardo rondar por los alrededores. Por eso cuando digo que está en mitad de la sabana es literal, tanto es así que por la noche sólo puedes ir del “restaurante” a tu habitación acompañado por un ranger. La sensación de aventura es indescriptible.

Fotos Cheetah Plains en el Kruger de Sudafrica, leopardo

No obstante, el gran aliciente del Cheetah Plains son las actividades que se organizan en Sabi Sands. La más espectacular y demandada es, sin duda, el safari fotográfico, cuyo reclamo es contemplar de cerca a los “big 5” (leones, leopardos, búfalos, rinocerontes y elefantes). En el Parque Kruger de Sudáfrica viven más de 500 especies de aves y 147 de mamíferos pero hay que tener en cuenta que en las zonas públicas no te puedes salir de los caminos, lo cual disminuye la probabilidad de ver a las fieras, mientras que en las actividades organizadas en el lodge sí puedes abandonar las pistas acompañado de un ranger experimentado y capaz de detectar el rastro de un animal perfectamente.

Alojarte en un lodge como este es una experiencia fascinante, aunque estarás pensando aquello de que el lujo se paga ¿no? Para que te hagas una idea, la noche en el Cheetah Plains cuesta alrededor de 240 euros, aunque os aseguro que merece mucho la pena.

Quiero dar las gracias a Aventura África por ayudarme a hacer este reportaje y permitirme que descubriera un alojamiento tan fantástico en mitad de Sabi Sands.

, ,

Trackbacks/Pingbacks

  1. Bitacoras.com - febrero 5, 2015

    Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Karen Blixen con su novela best seller (luego llevada al cine por Sydney Pollack), Memorias de África, han sentado las bases de lo que un turista occidental se imagina de una estancia de lujo en el continente africano. Grande..…

Deja un comentario