Excursion a la Calzada del Gigante, Irlanda del Norte

¿Pensando en hacer una excursión a la Calzada del Gigante en Irlanda del Norte? Se trata de uno de los lugares naturales más impresionantes de la Isla Esmeralda y probablemente de toda Europa. Eso sí, te recomendamos que madrugues para evitar las masificaciones de turistas ansiosos por inmortalizarse junto a las alucinantes columnas de roca basáltica.

La Calzada del Gigante o Calzada de los Gigantes tiene un precioso origen mitológico céltico. La leyenda irlandesa cuenta que dos gigantes, Finn y Staffa, se enfrentaron midiendo sus fuerzas y astucia en este incomparable paraje. El resultado es uno de los lugares de interés de Irlanda del Norte más codiciados por los viajeros. Ponte zapato cómodo que vamos a explorar este mágico lugar.

Excursión a la Calzada del Gigante en Irlanda del Norte

Caminando sobre la Calzada del Gigante en Irlanda del Norte

Si vas a viajar a Irlanda, aprovecharía la coyuntura para disfrutar de la Calzada del Gigante. Llegar hasta allí es muy sencillo desde Belfast o incluso desde Dublín. En las oficinas de turismo, en los hoteles, incluso en los bed&breakfast, encontraréis muchísimas opciones para ir hasta este precioso paraje natural.

Excursiones a la Calzada del Gigante desde Belfast y Dublín

Pero volvamos a hablar de magia. Hay quienes piensan que existen lugares que transmiten una energía especial, que tienen cierto halo de misticismo o son un imán para vivir experiencias extrasensoriales. Como buen ateo, soy bastante escéptico ante estas afirmaciones, pero no negaré que paseando la primera vez sobre la Calzada del Gigante tuve la impresión de estar en un emplazamiento único en el mundo.

Playa negra en la Calzada del Gigante en Irlanda del Norte

¡Te ayudamos a viajar más barato!

Para empezar tiene muchos de los elementos que me atraen de un paisaje. El mar de fondo y ese sonido embriagador que provoca al chocar contra las rocas. Los acantilados, que desafían cada día a las olas que van esculpiendo su cara golpe tras golpe. El verde perpetuo de la isla esmeralda y un cielo cambiante que te permite divisar varios lienzos en un mismo día.

¿Pero qué convierte a la Calzada del Gigante en un rincón extraordinario? Está claro que sus 40.000 columnas de basalto con forma hexagonal ayudan mucho a dibujar una estampa inigualable. Es uno de esos casos en los que la naturaleza nos regala un diseño que ni el más creativo de los arquitectos hubiera podido imaginar.

La bota en la Calzada del Gigante en Irlanda del Norte

Para añadirle más mística al asunto, sobre el tapete siempre está presente el debate entre las historias que puedes escuchar en los pubs sobre el origen de la Calzada del Gigante y la vertiente más darwiniana que defienden los geólogos y científicos. Bendito duelo este que enfrenta a razón y corazón, sólo hace que aumente el interés de la gente por viajar hasta allí y verlo con sus propios ojos.

Si te animas a creer las leyendas te espoleo a que intentes encontrar entre las columnas basálticas lugares a todas luces irreales con forma de camello, cabeza de león, órgano de iglesia… incluso a que divises una de las botas que calzaban Finn y Staffa. Es un ejercicio casi tan divertido como intentar no resbalar caminando entre los hexágonos mientras sigues los pasos de los gigantes.

Ruta de Juego de Tronos por Irlanda del Norte

Hexágonos en la Calzada del Gigante en Irlanda del Norte

La visita a la Calzada del Gigante en Irlanda del Norte merece que te lo tomes con calma. Si esta pintura se perfiló hace 60 millones de años, es casi una obligación dedicar mucho tiempo a paladear semejante manjar. Puedes seguir cualquiera de las sendas propuestas y ver los prismas hexagonales desde decenas de perspectivas distintas.

¡Qué diantres! Incluso los incrédulos como yo somos capaces de sentir la fuerza salvaje, la magia y el romanticismo que desprende este rincón de la costa norte de Irlanda.

Columnas en la Calzada del Gigante en Irlanda del Norte

No sé si en algún momento Finn y Staffa dirimirían sus diferencias a pedrada limpia junto al mar, pero sí que es cierto que vi un brillo especial en los ojos de todos los irlandeses a los que comenté que había estado en la Calzada del Gigante. Es fácil sentirse orgulloso de este espectáculo de la naturaleza.

Espero que os haya gustado esta excursión a la Calzada del Gigante en Irlanda del Norte. Si tienes cualquier duda espero tus preguntas en los comentarios

19 COMENTARIOS

  1. ¡Qué recuerdos! En cuanto a paisajes se refiere, es uno de los sitios imprescindibles que hay que ver. Nosotros fuimos unas Navidades a Irlanda y, aunque el tiempo no nos acompañó demasiado (¡casi salimos volando!), pudimos disfrutar de esta maravilla de la naturaleza.
    Le debemos otra escapada a Irlanda en verano, con más horas de luz y mejor clima. Un abrazo!

  2. Cuánto me recuerda a la costa del sur de Islandia!. Me apasionan los paisajes formados por basalto y la calzada de los gigantes está en mi lista de deseos. Uno de los últimos que he descubierto es la garganta de Takachiho en Japón, busca fotos porque es impresionante.

  3. Asignatura pendiente… aunque como dicen por aquí, tengo miedo que me decepcione, sobre todo después de haber pisado playas patagónicas similares verdaderamente impresionantes. De todas formas, apuntado!. Irlanda a la vista!

  4. Pues a mí es un lugar que me decepcionó un poco. Tenía este lugar marcado como uno de los puntos míticos que quería visitar en Irlanda, y por eso fui pese a estar un poco a desmano de todo. Lo visité en una escapada por Irlanda del Norte y me dejó un cierto regusto amargo. El sitio es bonito, sin duda, pero menos impresionante de lo que parece viendo las fotos que se publican normalmente.

    • Jejeje si nos tuviéramos que fiar de las fotos que ponen en los catálogos vamos listos, nos decepcionaría cualquier lugar.

      A mí sí que me impresionó. Primero porque es un tipo de paisaje que me gusta mucho, pero sobre todo porque las columnas de basalto lo convierten en un lugar único en el mundo, yo no he visto nada parecido en otra parte y eso lo valoro mucho.

      Luego está el tema de las leyendas e historias que le dan un plus de emotividad.

      • Lo mismo pensaba yo, que era único en el mundo, pero resulta que hay al menos una decena de sitios similares. Incluso Corea tiene una porción de costa con columnas hexagonales de basalto en la isla Jejudo.

        Pero en fin, que pese a esto merece la pena visitar este lugar, sin duda.

        • Yo en Islandia, por ejemplo, también vi formaciones basálticas y no tenían nada que ver con la Calzada. Son lugares muy extraños e insólitos y eso para mí le da mucho valor.

          Habrá que apuntar para el futuro lo que comentas de la isla Jejudo

  5. Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Pues sí hoy es Halloween. Supongo que las calaveras, las telarañas, las calabazas y los niños disfrazados de draculines y fantasmas os habrán puesto sobre aviso. Por estos lares no hay tanta tradición con este festejo, a…

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.