Disfrutando de las solitarias y kilométricas playas de Kijkduin en La Haya

Fotos de La Haya, kitesurf rojo playas de Kijkduin

Cuando los miembros más insignes de las realezas del viejo continente viajaban a La Haya para lucir sus mejores galas y pasear por el primer bulevar de Europa, probablemente ignoraban la presencia de las preciosas costas cercanas a la villa holandesa bañadas por el implacable mar del Norte.

Lo mismo sucede actualmente con muchas personas que viajan a Holanda para visitar Amsterdam y desde allí el coqueto centro de La Haya. Cometen el error de obviar el litoral tras quedar deslumbrados por el Parlamento, las mansiones construidas con las fortunas amasadas en Indonesia, las lujosas embajadas o las obras maestras de Rembrandt y Vermeer que engalanan las paredes del imprescindible del Mauritshuis. Esta urbe merece holgadamente una escapada, incluso si lo único que pretendes es descansar y escuchar el rumor de las olas en las solitarias playas de Kijkduin.

Fotos de La Haya, bicicleta playas de Kijkduin

Admito que para mí fue una sorpresa muy agradable. Acostumbrado a climas mucho más cálidos y a costas masificadas por el turismo de sol y playa, la zona de Kijkduin en La Haya fue como un soplo de aire fresco. Supongo que el clima norteño normalmente no será tan benigno como los dos días que estuve por allí, pero con temperaturas templadas y sin lluvia, esa extensión kilométrica de arena es perfecta para cargar las pilas.

Cómo llegar a las playas de Kijkduin

Fotos de La Haya, atardecer playas de Kijkduin

Desde España el aeropuerto más cercano para llegar a La Haya es el de Amsterdam-Schiphol. Yo volé directamente a Holanda aprovechando las nuevas rutas que KLM ha abierto este verano desde Alicante y Valencia ( y que me vienen de perlas para mis viajes a Asia sin pasar antes por Madrid o Barcelona).

Después puedes pillar un tren desde Schiphol o desde la Centraal Station de Amsterdam y en unos 40 minutos llegarás a la estación central de La Haya. Para llegar a Kijkduin tienes que tomar el bus 24 o alquilar una bicicleta y en aproximadamente 20 minutos llegarás a las playas.

Relax junto al mar del Norte en las playas de La Haya

Fotos de La Haya, playas de Kijkduin

Kijkduin y Scheveningen son las dos zonas de playa más populares de La Haya, aunque la primera es muchísimo más tranquila y desconocida. Lo que inicialmente me llamó la atención fue la hermosísima luz, pero sobre todo, un cielo de un azul tan vívido que parecía sacado de un lienzo de los pintores de Skagen. No me hubiera extrañado si de repente hubiera visto una señora con vestido blanco con mangas abombadas y un sombrero canotier.

Lo cierto es que no se veía demasiada gente en aquella enorme extensión de arena y dunas. Las pocas personas con las que me crucé eran deportistas que trataban de alzar sus enormes y coloridas cometas de kitesurf, algún que otro ciclista o los osados bañistas que se atrevían a darse un chapuzón en las gélidas aguas de mar del Norte. El día invitaba a ello, aunque yo sólo me aventuré a remojar un poco los pies.

Fotos de La Haya, gaviotas playas de Kijkduin

No obstante, todos tenían algo en común, una cara de felicidad y relax que lo decía todo. Y es que las las solitarias playas de Kijkduin con buen tiempo son realmente mágicas. De esos lugares donde puedes devorar una buena novela mientras te embelesas con el sonido de las olas o simplemente dar un paseo sin ninguna otra intención que contemplar las preciosas dunas del entorno o recoger conchas. Sinceramente si tuviera que buscar una palabra para definir aquel paisaje sería “romántico”, y eso que yo no me considero ningún Casanova. Ver desde allí al sol fundiéndose en un abrazo con el mar… mirando el horizonte junto a una persona a la que amas ¡debe ser increíble!

Además de relajarte o hacer deportes como el kitesurf, en la zona hay varios restaurantes con terrazas perfectos para degustar el atardecer. A mí me agradó el Suiderstrand, con una carta interesante donde se fusiona la cocina holandesa y asiática. El ambiente es muy chic para ser un sitio de playa, aunque estar rodeado de holandeses altos, rubios y esbeltos quizás ayude a construir esa impresión. Otra opción es el Habana Beach donde también sirven excelentes desayunos.

La primera casa para bloggers de viajes está en La Haya

Fotos de La Haya, niños jugando en playas de Kijkduin

Fotos de La Haya, ventana playas de Kijkduin

¿Y cuál fue el motivo por el que acabé quedándome un par de días en las playas de Kijkduin en La Haya? Pues aunque sueñe extraño, fue para visitar la primera casa exclusiva para bloggers de viajes que se ha habilitado en Holanda. Se trata de una de la preciosas beach houses de madera que hay en la zona y que ha sido puesta en marcha gracias a una iniciativa realmente peculiar promovida por HaagseStrandhuisjes y la Oficina de Turismo de La Haya. Yo y mi amigo Sele tuvimos el privilegio de ser los primeros españoles en probarla.

La casita está emplazada sobre la propia arena y desde la ventana te deleitas con unas vistas de la playa fantásticas. La estancia es pequeñita, pero tiene todo lo necesario para pasar unos días de vacaciones junto al mar. Cuenta con dos dormitorios, un baño con ducha y un salón equipado con cocina y televisor. La decoración es muy marinera y dispone de un terracita con sillas y una barbacoa.

Fotos de La Haya, interior casa de las playas de Kijkduin

La casa en la playa está construida con materiales ecológicos y utilizando energías limpias. Está equipada con Wi-Fi y red 4G por si los bloggers quieren trabajar allí, aunque lo que más nos sorprendió fue que la personalizaron para nuestra visita con collages hechos con nuestras fotos y otros detalles relacionados con nuestro trabajo. Además, hay una tabla de surf donde pudimos dejar nuestra firma y una pequeña dedicatoria junto a la de compañeros de otros países que habían pasado por el bungalow. Además de esta casa y otras similares alrededor que se alquilan. El precio de una semana es de 420 €.

Quizás lo de la casa sea sólo un detalle, pero gracias a esa experiencia pude descubrir unas playas extraordinarias, con una luz muy seductora y muy diferentes a las del Mediterráneo. Hacía tiempo que no disfrutaba de unos cielos con un azul tan intenso y pintados de nubarrones blancos muy generosos, un regalo realmente formidable. Además, me ha picado el gusanillo, así que seguro que en el futuro me aventuro a descubrir el resto de la costa holandesa. ¿Tendré tanta suerte con el clima?

Galería de fotos de las playas de Kijkduin en La Haya

Trackbacks/Pingbacks

  1. Bitacoras.com - septiembre 13, 2016

    Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Cuando los miembros más insignes de las realezas del viejo continente viajaban a La Haya para lucir sus mejores galas y pasear por el primer bulevar de Europa, probablemente ignoraban la presencia de las preciosas costas cerc..…

Deja un comentario