Primeras impresiones del viaje a Selva Negra

Barrio de los pescadores de Ulm

Han pasado unos días desde el final de nuestro viaje a Alemania y Selva Negra. Al asomarnos a la ventana nos hemos percatado de que todavía estás de vacaciones así que, aprovechando la circunstancia, nos hemos permitido hacer un break un poquito más largo de lo habitual con el blog para recargar las pilas.

Antes de meter el bisturí y empezar a diseccionar las experiencias que hemos vivido en Alemania, vamos a intentar trasmitir nuestras primeras impresiones. Era la primera vez que viajábamos al extranjero con dos niños, así que habíamos diseñado un itinerario pensando en la diversión de los peques, sobre todo de Teo.

Teo en el Playmobil Funpark

Como es lógico, en diez días sólo nos ha dado tiempo a tener una visión muy parcial del destino, pero nos vamos con la sensación de haber visto pueblecitos encantadores y ciudades muy bien cuidadas, donde los centros históricos conservan perfectamente el legado y patrimonio de una historia cargada de matices. Hemos huido de las grandes urbes, así que si buscas tranquilidad, aquí podrás hallarla.

Esta vez no nos hemos fijado tanto en la oferta cultural de Alemania, sino en los lugares de diversión o enfocados a los que hacemos viajes con niños. Disfrutamos como enanos en el Playmobil FunPark, en Legoland Deutschland, el Steinwasen Park o en atractivos como el Museo del Juguete o el Jardín de Experiencias para el Desarrollo de los Sentidos de Nuremberg.

Bosques de la Selva Negra

Lo que ha superado nuestras expectativas con creces han sido los paisajes de la Selva Negra. Era como un álbum de postales perfecto, con bosques muy frondosos de un verde intenso, valles repletos de lagos que reflejaban el cielo, prados interminables y pueblos que parecían sacados de la imaginación de los hermanos Grimm.

Al estar en el corazón de Europa y coincidir con el periodo vacacional de los alemanes, hemos encontrado algunos lugares un tanto masificados como Titisse, Triberg o Meersburg en el Lago Constanza. Lo cierto es que bastaba con conducir unos minutos para encontrar algo de tranquilidad en otros rincones con menos relumbrón.

Pau, Vero y Teo en el el Jardín de Experiencias para el Desarrollo de los Sentidos de Nuremberg

Antes de partir hacia Alemania pensábamos que nuestra dieta iba a estar basada en salchichas, chucrut y patatas hervidas. Lo cierto es que hemos conseguido ampliar el abanico de platos en el menú previsto y hemos descubierto otra cara muy interesante de la gastronomía alemana. En la mayoría de sitios tenían un menú infantil, pero poco variaba de un restaurante a otro. Sota, caballo y rey… espaguetis, hamburguesa o nuggets de pollo.

Otro aspecto de la gastronomía que nos interesaba especialmente, o al menos al que escribe estas líneas, eran las famosas cervezas alemanas. Variedad y cantidad por partes iguales, la colección de cervezas del mundo se ha ampliado de manera considerable. Personalmente nos seguimos quedando con las de Flandes, pero no ha habido ni una sola cerveza que nos haya decepcionado.

Oriol en Friburgo

En cuanto a los transportes, de una ciudad a otra nos hemos movido en coche de alquiler. Esto nos ha dado cierta libertad a la hora de cambiar los planes o acortar las jornadas, pero ha sido con diferencia lo peor del viaje. Las carreteras en Alemania son excelentes, pero tienen muchos tramos en obras que provocan unas retenciones de tres pares de narices. Además al coincidir con el periodo vacacional de los alemanes, había un tráfico horrible en las entradas y salidas de las ciudades.

Otra odisea en puntos turísticos como los que he citado anteriormente era aparcar el coche. Una vez lo conseguíamos lo ideal es moverse a pie por los pueblos de la Selva Negra o por ciudades pequeñas como Ulm y Nuremberg. De hecho, merece la pena ir caminando porque están llenas de rincones deliciosos.

Pau y Dark Vader en Legoland

En cuanto a los precios, Alemania no nos ha parecido un destino demasiado caro, incluso más barato que grandes capitales españolas como Madrid o Barcelona. En este aspecto, no nos hemos llevado sorpresas desagradables ni hemos tenido que quedarnos a lavar platos por no poder pagar una factura.

¿Y qué tal es viajar a Selva Negra con niños? Es un destino magnífico. Queríamos muchas atracciones para niños y ha sido bastante fácil encontrarlas. La mayoría de restaurantes que hemos visitado tenían menús infantiles y tronas, aunque encontrar cambiadores ha sido un pelín más complicado. En temas de accesibilidad con el carrito no hemos tenido demasiados inconvenientes.

Teo, Vero y Oriol en Nuremberg

En líneas generales, Teo se lo ha pasado genial. Cada vez es más consciente de todo y participa muy activamente en los viajes, de hecho el itinerario ha sido confeccionado a su medida. Por su parte, Oriol se ha portado como un bendito, así que esperamos que en el futuro disfrute tanto como su hermano de los viajes.

En fin, que estas son sólo las primeras pinceladas de nuestro viaje a Alemania y Selva Negra, unos días muy intensos que nos han regalado imágenes bellísimas y muy buenas experiencias que empezaremos a relatarte en breve. Seguro que volvemos dentro de unos años porque se nos han quedado muchos lugares pendientes.

, , ,

29 respuesta a Primeras impresiones del viaje a Selva Negra

  1. Sol Marzo 16, 2015 en 11:54 pm #

    Hola a todos y enhorabuena por el trabajazo que hacéis con blogs como este.
    Quisiera hacer una consulta. Iremos 2 parejas con 2 peques cada una a la selva negra del 31 julio al 9 de agosto. Hemos trazado una ruta casi circular para empezando en Múnich (salimos desde Alicante) donde haremos la primera noche Iremos a Fussen para visitar el castillo del Rey Loco, seguiremos a Lago Constanza (noche en ravensburg o friedichshaen) y de ahí a Friburgo (4 noches en Selva negra). El séptimo día iríamos a Ulm donde haremos 2 noches para visitar Lego Park. Partiremos para Nuremberg donde pernoctaremos y visitaremos Playmobil park y regresó el décimo día desde Nuremberg.
    La duda es si estamos abarcando demasiado???? Porqué vemos que la gente hace o la zona Esté o la Oeste, pero no se sí por la limitación de un solo campamento basé o porque es una paliza!!!!

    • Pau Marzo 17, 2015 en 12:17 am #

      Bienvenida a ‘el Pachinko’ Sol y muchas gracias por tus palabras.

      Nosotros estuvimos por Alemania en verano de 2013 con nuestros hijos cuando tenían 3 años uno y el otro 5 meses e hicimos un recorrido muy similar al vuestro pero a la inversa.

      Los trayectos en coche se pueden hacer un pelín pesados, pero merece la pena que madruguéis un pelín cada día para evitar los atascos que se forman a las salidas y entradas de las ciudades en verano.

      Para nosotros lo más pesado fue ir al Lago Constanza desde la Selva Negra para luego regresar el mismo día, pero vosotros hacéis noche en Constanza así que la paliza no será tanta.

      Debéis ser conscientes de que vais a pasar bastante tiempo en el coche, si eso lo tenéis claro adelante, porque los niños lo van a pasar en grande.

      • Cristina Mayo 2, 2015 en 9:10 am #

        Hola!!! Muchísimas gracias por tu blog y por compartir tus experiencias!!! Es justo lo que buscaba. Este verano, tenemos intenciones de hacer esa escapada con una niña de cuatro años desde Canarias. Lo único que me asusta un poco es el tema coche y las retenciones. Habría otra posibilidad de desplazarse aparte de coche o autocaravana??? Otra duda: qué tal los senderos para los peques? Resultan agotadores? Hay áreas de recreo y/o descanso?

        • Pau Mayo 5, 2015 en 1:14 pm #

          Bienvenida a ‘el Pachinko’ Alicia y muchísimas gracias por tus palabras.

          El coche es tedioso si pilláis retenciones, pero es la mejor manera de desplazarse por la Selva Negra. Lo peor fueron los trayectos desde otras zonas de Alemania pero por los pueblecitos no hay casi tráfico (excepto los muy turísticos).

          Hay áreas de recreo y descanso por todas partes, por eso no te preocupes 😀

  2. Maria Luz Enero 23, 2014 en 2:51 pm #

    Buenas tardes

    He encontrado vuestro blog buscando información sobre legoland y me ha encantado. Quería pedir vuestra opinión sobre el viaje que queremos hacer.

    Tenemos dos niños (tendrán 5 años el mayor y 20 meses el pequeño cuando viajemos) y hemos pensado ir en Avril/Mayo a Stuttgart a visitar a unos amigos y aprovechar ya que estamos allí para visitar tanto el parque de Playmobil como Legoland. ¿Lo ves recomendable para las edades de nuestros peques? Respecto al alojamiento ¿podríamos tener la base en Stuttgart o es mejor alojarnos cerca de cada parque? Al de legoland creo que solo hay una hora desde Stuttgart pero al de Playmobil son dos..

    Cualquier recomendación al respecto será bienvenida 🙂

    Saludos

    • Pau Enero 26, 2014 en 3:15 pm #

      Bienvenida a ‘el pachinko’. Cuando nosotros viajamos a Legoland el mayor tenía 3 años y el peque era un bebé de cinco meses. Visitamos los parques pensando sobre todo en el mayor.

      A partir de cuatro años no vais a tener ningún problema en Legoland, vuestro hijo mayor podrá subir a todo. El de 20 meses no, pero haz atracciones para niños pequeños.

      En el parque Playmobil van a poder disfrutar de todo los dos niños.

      Nosotros para Legoland nos alojamos en Ulm y para el de Playmobil en Nuremberg. Tened en cuenta que aunque Stuttgart esté relativamente cerca son un mínimo de 3 horas de conducción al día entre ida y vuelta.

  3. Ricard Torres Septiembre 9, 2013 en 7:26 pm #

    Welcome back! Que chulas estas primeras impresiones, con ganas de que nos cuentes más.

    Sin prisa que mañana me voy de vacaciones, el road trip por California me espera 😀

    • Pau Septiembre 9, 2013 en 7:28 pm #

      Pues sólo me queda desearte buen viaje y como siempre que hagas muchas fotos 😀

  4. Monika Araujo Septiembre 8, 2013 en 10:24 pm #

    Hola Pau, ¿qué tal? acabo de descubrir tu blog y me parece que está genial. Sobre todo suelo leer los post relacionados con viajar con niños ya que yo también tengo un blog que se llama “Viajando con mami”
    http://viajandoconmami.blogspot.com.es/
    Llevo haciéndolo desde hace poco mas de un año, he empezado poco a poco incluso lo del ME GUSTA en el propio blog lo acabo de añadir al blog etc.
    Me gustaría pedirte opinión sobre el mismo y darme por favor consejos para mejorar etc.
    La verdad que cuando me quedé embarazada y comentaba que mi intención era seguir viajando con mi pequeña, casi parecía que había dicho que había visto unos ovnis, en fin, que aquí en España todavía muchísima gente no se anima a viajar con los niños y sin embargo a mí me aporta tanto el poder hacerlo…..
    Ahora con esto de la crisis, también me va a resultar mucho mas difícil hacerme tantas escapadas viajeras, pero intentaré seguir contando mis experiencias aunque sean mucho mas modestas.
    Gracias,
    Saludos.
    Me encanta tu blog

    • Pau Septiembre 9, 2013 en 10:34 am #

      Bienvenida a ‘el pachinko’ Monika, vas a hacer que se me salten los colores 😀

      Una de nuestras intenciones con el blog es demostrar que esto de viajar con niños tiene más pros que contras, así que intentaremos seguir con la cruzada.

      Prometo pasarme por tu blog, aunque mi mayor consejo es que escribas sobre lo que te gusta, no hay más secretos que ponerle pasión y dedicarle muchas horas.

  5. lorco Septiembre 6, 2013 en 3:49 am #

    claro, claro, el parque PA TEO!!!

    Y UN CARAJO!!!!!!!!
    que estabais los dos, LOS DOS, mas contentos que EL
    🙂

    • Pau Septiembre 6, 2013 en 12:29 pm #

      Nos has pillado jajaja

  6. Xavikun Agosto 30, 2013 en 1:30 pm #

    Tendremos unos buenos posts de cervezas próximamente, no? Las alemanas (de trigo) son mis favoritas 😛 expectante estoy jeje

    • Pau Agosto 30, 2013 en 4:34 pm #

      Probé muchísimas y ninguna me defraudó 😀

  7. Iván Agosto 28, 2013 en 8:17 pm #

    Muy buena escapada Pau, tiene mucho mérito lo de viajar con los peques . Un día ya me cuentas con unas cervezas sobre los lugares y sobre lo que supone ir de viaje con los churumbeles. Un abrazo amigo, espero que de aquí a navidad nos podamos reencontrar.

    • Pau Agosto 29, 2013 en 10:38 am #

      Jejeje esa cerveza hace tiempo que la tenemos pendiente, así que ya va siendo hora de vernos.

  8. Javier I. Sampedro Agosto 28, 2013 en 10:25 am #

    Parece que ha sido un viaje bastante completito y que han disfrutado mucho los cuatro, bueno, el pequeño Oriol poco habrá sido consciente pero seguro que el despertar de los viajes surgirá en él como en su hermano mayor, va en los genes 🙂

    Mucho que podemos aprender de su experiencia para que en el futuro cuando se tenga familia uno sepa organizarse igual de bien que ustedes.

    Un abrazo familia!

    • Pau Agosto 28, 2013 en 10:27 am #

      Claro Oriol de momento se entera de poco pero se le ve muy feliz estando con nosotros y se ríe un montón con Teo.

      ¿Familia? ¿Estás pensando en sentar la cabeza? 😛

  9. Víctor del Pozo Agosto 27, 2013 en 9:53 am #

    Genial! Me alegro que haya surgido tan bien para los niños. Iré tomando nota ya que la selva negra siempre ha sido un destino al que quería ir, y creo que lo haré ya con una niña…

    Un abrazo!

    • Pau Agosto 27, 2013 en 10:25 am #

      ¿Niña? Enhorabuena viajeros, ya os queda poquito para empezar una nueva vida 😀

  10. José Carlos DS Agosto 26, 2013 en 1:30 pm #

    Con lo que me gusta a mi la naturaleza, desde luego que es una zona que me encantaría visitar, además aunque no tengo niños, si que llevo uno dentro, por lo que me lo pasaría genial 😀

    Saludotes y bienvenido por aquí de nuevo .

    • Pau Agosto 26, 2013 en 1:31 pm #

      Bueno, bueno! A ti que te gusta perderte por bosques y montañas creo que te vendría como anillo al dedo la Selva Negra.

  11. Alejandro Agosto 26, 2013 en 11:46 am #

    Hace muchos años que quiero ir a Selva Negra, pero por unas cosas u otras, nunca pude. Aunque no tengo niños de momento, espero con ganas tus próximos relatos sobre esta zona, que seguro que me convencen aun más para hacer una futura visita.

    • Pau Agosto 26, 2013 en 11:48 am #

      Es una zona preciosa, y aunque no tengas niños tiene muchos alicientes, sobre todo si te gusta la naturaleza 😀

  12. MMar Conpeques Agosto 24, 2013 en 4:07 pm #

    ¡Vaya! Tiene una pinta genial. La verdad es que parece un destino prefecto para viajar con peques, fresquito y con muchos atractivos. Leeré las próximas entradas para cuando nos animemos. Un saludo.

    • Pau Agosto 26, 2013 en 10:23 am #

      Sin duda, para ir con peques es uno de los mejores destinos en los que hemos estado junto con los países escandinavos.

  13. mapani Agosto 24, 2013 en 7:27 am #

    Estoy de acuerdo con todas tus impresiones, nosotros estamos hoy en Friburgo, venimos de pasar esta semana en Selva Negra y ahora nos vamos a Munich. Viajamos con un niño de 22 meses que ha disfrutado como un loco sobre todo de los animales de las granjas y de los parques; y yo estoy embarazada de 5 meses; y tanto para mi como para él todo genial, excepto carreteras, distancias cortas en km pero no en tiempo. Un destino genial con niños!! Gracias por tus impresiones!!

    • Pau Agosto 26, 2013 en 10:22 am #

      Bienvenidos a ‘el pachinko’ y gracias por compartir vuestro viaje con nosotros. Ahora que hace una semana que hemos vuelto lo de las carreteras se me ha olvidado un poco y me quedo con lo bien que lo pasamos 😉

Trackbacks/Pingbacks

  1. Bitacoras.com - Agosto 30, 2013

    Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Han pasado unos días desde el final de nuestro viaje a Alemania y Selva Negra. Al asomarnos a la ventana nos hemos percatado de que todavía estás de vacaciones así que, aprovechando la circunstancia, nos hemos permitido …

Deja un comentario