Fotos de Kioto en Japon, pagoda de Kiyomizu-dera

En breve se van a cumplir doce años desde que hicimos nuestro primer viaje a Japón y me he dado cuenta de que todavía quedan muchas cosas importantes por contar en el tintero. Entre ellas, está la de hablaros de uno de los templos más populares de Kioto y de todo el país. Se trata del célebre templo de Kiyomizu-dera.

Ese primer viaje a Japón fue, además, nuestro viaje de luna de miel. Éramos unos novatos en esto de ver mundo y por eso decidimos visitar el país en grupo organizado. Años después, hay cosas de aquel viaje que me llaman poderosamente la atención. Como por ejemplo, que la visita al Kiyomizu-dera no estuviera incluida en el circuito. Ver para creer.

Menos mal que dispusimos de algo de tiempo libre en Kioto y conocimos a Gabi y Juani con los que recorrimos aquel maravilloso templo. No sé muy bien como llegamos hasta allí, creo que paseando desde Gion, o en taxi, ahora mismo aquellos recuerdos son como una nebulosa. No obstante, Kiyomizu-dera está situado en el sur del Higashiyama. Podéis llegar hasta allí con el autobús 206 y parar en Kiyomizu-michi o Gojo-Zaka. Pronto veréis la célebre Chawan-zaka o cuesta que llega al templo.

Que sea un monumento tan célebre tiene sus ventajas y sus inconvenientes. Kiyomizu-dera estaba a parir, pero a cambio, pudimos disfrutar de un ambientazo fantástico. Desde la subida por la Chawan-zaka hasta el último rincón del templo había algo que ver o hacer.

Como buenos turistas que éramos, estuvimos paseando por todos los rincones de Kiyomizu-dera, y con lo grande que es hay que echarle un rato largo. También recuerdo que hicimos cola para beber en el lugar más famoso del templo, el manantial Otowa-no-taki. Para los que no lo sepáis, Kiyomizu-dera significa templo del agua pura y se supone que el agua que brota de ese manantial tiene propiedades curativas. Cuestión de fe.

Otra zona muy graciosa del Kiyomizu-dera es el Jishu-jinja, aunque de él ya os hablé en otro post. No obstante, el Kiyomizu-dera es famoso por sus pagodas, sus jardines, sus preciosas vistas y por su antigüedad. De hecho, fue construido por primera vez en el año 798.

Como os he dicho en alguna otra ocasión, si alguna vez hacemos un tercer viaje a Japón, me gustaría que Kioto fuera la base de operaciones, así podremos refrescar la memoria para tener recuerdos más vivos de aquella ciudad maravillosa y mejores fotos. Veo las de entonces y me pongo a llorar, por eso no he puesto más.

De momento, me tengo que conformar con aquella primera y única vez, que fue una de las tardes más divertidas de aquel viaje. De hecho, ese día lo acabé jugando a el Pachinko. El resto de la historia ya la conocéis.

Horarios, precio de las entradas y cómo llegar al Kiyomizu-dera

Fotos de Kioto en Japon, Kiyomizu-dera

El santuario Kiyomizu-dera de Kioto abre sus puertas desde las 6:00 hasta las 18:00 horas. No obstante, los fines de semana y festivos desde mediasdos de abril a julio y todos los días de agosto y septiembre cierran a las 18:30 horas.

En cuanto al precio de las entradas para acceder al santuario Kiyomizu-dera de Kioto es de 400 yen por persona (3,4 euros).

Para acceder al Kiyomizu-dera desde la estación de Kioto puedes coger el autobús número 100 ó el 206 (el trayecto dura unos 15 minutos y cuesta 230 yenes, unos 2 €). Tienes que bajar en la parada de autobús Gojo-zaka o Kiyomizu-michi, desde donde hay una caminata cuesta arriba de diez minutos hasta el templo.

Si quieres ir en metro, el santuario Kiyomizu-dera de Kioto está situado a unos 20 minutos a pie de la estación Kiyomizu-Gojo de la línea Keihan.

14 COMENTARIOS

  1. Kyoto en otoño, bueno como todo Japón, es un auténtica preciosidad, tengo pendiente vikver en el momento del flroecimiento de los cerezos, pero me da igual en otoño es un momento que no hay que perderselo, esos templos maravillosos llenos de colores increíbles, con una armonía sin igual, realmente volví enamorado de Japón, y Kyomizu-Dera, que fue el primer templo que vi en Japón es sin igual, acababa de llegar a Kyoto, la noche anterior después de un larguísimo viaje de veintitantas horas de viaje entre avión a Osaka y tren a la ciudad…… y tras levantarnos temprano por la mañana, el descubrimiento de este lugar fue maravilloso, como ese día que sería el preambulo de lo que nos esperaron los dias siguientes…… Sueño con volver otra vez a Japón, y a Kyoto, ese lugar maravilloso que nos enamoró. Saludos

    • Hola Josemi, bienvenido a ‘el Pachinko’ y muchas gracias por tu comentario. Sin duda, es un lugar muy especial ¿y qué vamos a decir nosotros de Japón? Es nuestro destino favorito 😀

  2. Nosotros lo visitamos por la noche! abren ciertas noches al año (en primavera y diría que en Navidad también…en su web lo pone).
    Y aunque estaba lleno de gente, me gustó la experiencia ^_^ Si tienes la suerte de ir en las fechas que te dejan visitarlo por la noche, te lo recomiendo 😉 Yo tengo pendiente verlo de día.

  3. @JoCkEy, lo de los cacitos también me llamó la atención, fue la primera vez que vi lo de desinfectar con rayos ultravioleta, me quedé a rombos 😉

    @Núria, sí merece mucho la pena, las callecitas, la cuesta, las pagodas, hasta el cementerio me pareció curioso 😀

  4. El recinto del templo es una pasada desde el templo principal hasta los jardines y la zona de la periferia con las calles comerciales son realmente auténticas.

    Lo que me pareció más curioso del Otowa-no-taki aparte de que cada chorro tiene una propiedad diferente es el hecho de que tengan un aparato para desinfectar los cacitos.

    Saludos!

  5. Recuerdo que el día de la visita a este templo me pilló con algo de lluvia, un día un poco gris pero como decías, no veas la cantidad de gente que había y sobre todo grupos de escolares. Creo que tendría que repetir visita y sacar más fotos 😀

    Un saludo!

  6. Fuimos en taxi hasta las cercanias, pq el autobus del circuito nos dejó en el hotel… y despues volvimos a coger un taxi para ‘intentar ver’ la zona donde se rodó algunas escenas de ‘Memorias de una geisha’ ! :p

  7. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: En breve se van a cumplir cuatro años desde que hicimos nuestro primer viaje a Japón y me he dado cuenta de que todavía quedan muchas cosas importantes por contar en el tintero. Entre ellas, está la de hablaros de uno de los …..

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.