El castillo de Himeji, visitando la imponente y hermosa garza blanca de Japón

Fotos del Castillo de Himeji en Japón con cerezos en flor

El castillo de Himeji conocido popularmente como la garza blanca estuvo dormido durante mucho tiempo. Tras cinco años y medio de minuciosa restauración, el que está considerado como una de las fortalezas feudales más bellas del país del sol naciente volvió a abrir sus puertas al público en la primavera de 2015 coincidiendo con nuestro tercer viaje a Japón. En nuestros anteriores periplos por tierras niponas siempre nos habíamos quedado con la miel en los labios, así que esta vez no podíamos perder la oportunidad de visitar esta joya arquitectónica de la época de los samuráis. Aprovechando nuestra estancia en la cercana Osaka, nos subimos a un tren bala y reservamos un día entero de nuestro itinerario para deleitarnos con su esplendor.

Himeji es una ciudad de más de medio millón de habitantes emplazada en la prefectura de Hyogo. Su centro histórico es muy tranquilo y aparentemente es uno de esos lugares en los que parece que no suceda nada extraordinario. Está repleto de tiendecitas y restaurantes que hilvanan un ambiente sosegado, casi de barrio que nada tiene que ver con el bullicio que se vive en Tokio u otras metrópolis niponas. Eso sí, su ritmo pausado se ve inevitablemente quebrado por los miles de turistas que cada día la visitan para contemplar el imponente castillo de Himeji. El desvío de las rutas habituales merece la pena, así que no te lo pienses dos veces. ¿Te apetece descubrir cómo es este monumento único? Acompáñanos a descubrir esta célebre fortaleza.

Consejo para tu viaje a Japón:
¿Quieres viajar en tren por Japón? Te recomendamos que te compres el JR Pass, un pase para moverte con total libertad por Japón utilizando su amplia red de trenes y que te permitirá llegar fácilmente hasta Himeji y otras ciudades. Reserva aquí tu JR Pass

¿Cómo llegar hasta Himeji?

Fotos de Japon, Teo mirando el avión de KLM

Las últimas veces que hemos viajado a Japón lo hemos hecho con la aerolínea KLM via Amsterdam, sin duda, una de las formas más cómodas, rápidas y eficientes de llegar al país del sol naciente. Es una de nuestras compañías aéreas favoritas para viajar a Asia, ya que al salir directamente desde Alicante y conectar con la capital holandesa nos ahorramos una o varias escalas. Eso significa, además, mucho tiempo y dinero lo cual se agradece cuando viajas con niñosHay vuelos todos los días con KLM y Air France para llegar al Aeropuerto Internacional de Kansai (el más cercano a Himeji) a bordo de un Boeing 777-200.

Desde el Aeropuerto Internacional de Kansai puedes viajar directamente hasta Himeji en tren. Para llegar hasta esta preciosa ciudad de la prefectura de Hyogo, primero debes tomar un Limited Express Haruka hasta la estación de Shin-Osaka y desde allí un shinkansen (tren bala) Hikari hasta Himeji. El trayecto con trasbordo incluido es de unas dos horas. Una vez llegues a la estación de Himeji tienes un agradable paseo de unos 20 minutos por una avenida principal hasta el castillo. Está muy bien indicado, y al estar ubicado sobre una colina rodeada de jardines y árboles se divisa desde muchos puntos de la ciudad, así que no tiene pérdida. No obstante, si te apetece ir a lo fácil aquí puedes reservar directamente una excursión a Himeji y Kobe desde Kioto en español.

Unas pinceladas de historia sobre el Castillo de Himeji

Fotos del Castillo de Himeji en Japón, barca bajo el puente

Si es la primera vez que viajas al país del sol naciente y estás buscando información sobre los lugares más interesantes para visitar en Japón, es probable que el Castillo de Himeji aparezca en todas las listas. A los japoneses les encanta clasificar sus monumentos y además de considerarlo Tesoro Nacional, siempre lo han valorado como una de las tres fortalezas más importantes del archipiélago junto a las de Matsumoto y Kumamoto. Además, fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1993.

Aunque ahora parezca un lugar idílico, especialmente cuando en primavera los cerezos que lo jalonan están abarrotados de flores, su propósito fue estrictamente militar. Por su emplazamiento entre dos montes y la cruenta lucha entre clanes del Japón feudal se convirtió en una plaza estratégica en mitad de una de las rutas más transitadas de Kansai. Su origen se remonta a mediados del siglo XIV cuando el clan Akamatsu levantó unas fortificaciones en su emplazamiento actual. Sin embargo, no fue hasta finales del siglo XVI cuando Toyotomi Hideyoshi inició una gran reforma que lo dotó de su espectacular forma actual.

>

Fotos de Japon con niños, Castillo de Himeji

El castillo ha sufrido muchísimas restauraciones desde entonces, a causa de las numerosas batallas, inundaciones e incendios sufridos. Curiosamente logró sobrevivir a los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial, pese a que una bomba cayó directamente en su torre principal. El resto de Himeji no corrió la misma suerte.

La visita al Castillo de Himeji

Fotos del Castillo de Himeji en Japón con los cerezos en flor

Aunque ya habíamos visitado otros castillos japoneses en nuestros viajes anteriores, esta vez era un tanto distinto. Primero, porque íbamos con los niños y segundo, porque éste es probablemente el más bello de todo el archipiélago. Además, a pesar que ha sufrido muchas restauraciones, el exterior presenta el mismo aspecto que en el periodo feudal y en ese contexto es muy fácil dejar volar la imaginación.

Lo cierto es que lo ves desde lejos y pronto entiendes porqué recibe el apelativo de la garza blanca. El edificio principal y el muro son níveos casi brillantes y sus formas sinuosas son tan elegantes como las del pájaro del que ha tomado su nombre. La torre principal tiene 5 plantas y tres torreones de menor tamaño que están rodeados por unos muros imponentes y varios fosos que le dan un aspecto de fortaleza inexpugnable.

Fotos de Japon, Himeji

Nosotros tuvimos la suerte de visitarlo en plena época de floración de los cerezos, así que el contraste entre el rosa de los pétalos y el blanco del castillo de Himeji dibujan una imagen de una hermosura muy exótica… pese a que se trata de un edificio militar. Pasas un puente para acceder al recinto y tras adquirir las entradas la visita al recorrido (marcado con unas flechas rojas) dura aproximadamente una hora y media.

Al principio es un poco laberíntico, ya que vas serpenteando a través de numerosas puertas y pasillos que se van estrechando en forma de zigzag. Hay algunas puertas que sólo permiten el paso de uno en uno. Suele estar abarrotado de gente, así que mejor armarse de paciencia e ir en fila india detrás de la persona que te precede. Por aquel entonces, Teo y Oriol tenían 5 y 2 años respectivamente y el ritmo lento de la visita se les hizo un poco pesado. Para ellos no era muy divertido lo de estar todo el rato en una cola, así que inevitablemente salían y entraban de la misma a su antojo imaginando que eran samuráis o ninjas que atacaban la fortaleza.

Fotos del Castillo de Himeji en Japón

Lo cierto es que con tanta gente es complicado fijarse en los numerosos detalles que tiene la fortificación. El recorrido te va empujando literalmente por las escaleras que te van acercando a los distintos pisos y estancias del castillo de Himeji. La mayoría están vacías y sin ninguna decoración. Lo interesante llega cuando tienes la oportunidad de asomarte a alguno de los ventanucos que te permiten observar la posición privilegiada del edificio y su interesante ornamentación exterior. Si sumas la colina y la estructura de la torre principal te regalan unas magníficas vistas desde 92 metros de altura.

Aunque te puedes hacer una idea de las condiciones en las que vivían los habitantes del castillo de Himeji, en nuestra opinión el exterior del edificio es muchísimo más interesante que el contenido. Hay algunos tramos de los 90 minutos que dura la visita que se pueden hacer un poco tediosos. No obstante, aprovéchalos bien porque estás en un sitio incomparable. Una vez termine la visita no tengas prisa en abandonar los aledaños del castillo, pues hay rincones con perspectivas espectaculares. Los puentes, los jardines, las torres y los cerezos en flor se combinan de una forma magistral.

Información práctica para visitar el Castillo de Himeji

Fotos del Castillo de Himeji en Japón, torres

  • ¿Cuánto cuesta la entrada del castillo de Himeji? La entrada para acceder al Castillo de Himeji cuesta 1.000 yen (7,5 euros aproximadamente), aunque por sólo 40 yen más puedes adquirir el ticket combinado con el que también podrás entrar al Jardín Kokoen.
  • ¿Cuál es el horario de apertura? Del 27 de abril al 31 de agosto es de 9 de la mañana a 6 de la tarde. El resto del año es de 9 de la mañana a cinco de la tarde. El último acceso en ambos casos es una hora antes del cierre.
  • ¿Cómo puedo llegar desde la estación de tren de Himeji? El castillo queda a unos 20 minutos andando de la estación de Himeji. También puedes tomar un autobús desde la entrada norte de la estación y bajar en la parada de Otemon-mae.

Fotos del Castillo de Himeji en Japón, puestos de comida

¿Te gustaría visitar el castillo de Himeji en tu próximo viaje a Japón? Cuéntanoslo en los comentarios.

, , , , ,

Sin comentarios.

Deja un comentario