Templo de la Madre India en Varanasi

Los blogs de viajes como éste tendemos normalmente a hablaros de lugares fantásticos, a deciros lo bonito que es todo lo que visitamos o recomendaros lugares increíbles. Pues bien, no es oro todo lo que reluce, en los viajes también hay muchos lugares que no cumplen las expectativas, o que simplemente no merecerían ni ser visitados.

Uno de esos casos se dio durante nuestro viaje a la India, concretamente con el Bharat Mata Temple, también conocido como Templo de la Madre India.

Se trata del primer lugar que visitamos en Varanasi. Yo tenía unas ganas enormes de ver los ghats, el Ganges o el Kashi Vishwanath y resulta que el guía decide mostrarnos este templo primero. Resultó bastante atípico y frío, desde luego que no le pega mucho a una ciudad tan caótica y viva como Benarés.

Este templo fue construido en 1918 y su principal atractivo es un enorme mapa de mármol blanco esculpido en el suelo donde se puede ver todo el subcontinente indio en relieve. Es en este lugar donde te das cuenta de lo gigante y diversa que es la India.

Además de este gigantesco mapa, el Bharat Mata no tiene mucho más que ofrecer. Lo más reseñable es un fresco con la figura mitológica de la Madre India. Este lugar quiere representar la unión de todas las religiones y culturas que conviven en este gran país.

Por cierto, en el interior del templo se pueden tomar fotos y filmar, aunque previo pago de rupias. Por entrar una cámara de fotos pagamos 10 rupias. No fuimos con cámara de vídeo, pero entrarla costaba 20 rupias. Que no os extrañe esta práctica, es muy habitual en muchos monumentos y sitios de interés de la India.

¿Os ha pasado esto alguna vez? ¿Qué lugares os han defraudado o evitaríais de saber que no eran para tanto?

Artículo anteriorRelax en Thirassia, Santorini
Artículo siguienteSupersano
Soy periodista y bloguero de viajes profesional. Soy Licenciado en Ciencias de la Información en la especialidad de Periodismo. He trabajado y colaborado en numerosos medios de comunicación en temas relacionados con Internet, nuevas tecnologías y turismo. Además, soy co-autor del libro Viajar con niños, el manual para preparar tus vacaciones en familia de La editorial viajera.

10 COMENTARIOS

  1. @marc, bienvenido a ‘el pachinko’. Es todo un honor tenerte por aquí, he seguido tu vuelta al mundo desde la distancia y con mucha envidia sana 😉

  2. @JoCkEy, no sé si son más importantes, pero al menos nos ayudan a valorar mejor los buenos momentos 😉

    @El Capitán, “Me la imaginaba més gran” jajaja qué pena no poder ver la TV3, la de momentazos que me estoy perdiendo por culpa de Camps.

    The Great Wall es uno de mis destinos pendientes, aunque me gustaría hacer un viaje parecido al tuyo.

    @Nuria, pues mira que después de ver el de Nara a mí me pasó algo parecido 😉

    @Marisoru, los rincones que mejor sabor de boca suelen dejar son los inesperados, ahí te doy toda la razón.

  3. En mi caso, no me ha pasado (porque igual no conozco tanto como ustedes) que un lugar me haya defraudado o algo así. Más bien me pasa que, por ejemplo mucha gente recomienda siempre los lugares más conocidos, qué sí resultan interesantes, pero muchas veces lo mejor es menos conocido y a estos lugares es a los que hay que dedicarles más tiempo.

  4. Mira, El Capitán me ha quitado lo de la serie «Oh! Europa» de la boca (o del teclado), y es que a mi me paso con el Daibutsu o Gran Buda de Kamakura, que no es que me defraudara (me gustó mucho) pero lo imaginaba más grande.
    Bon cap de setmana !!!

  5. Había una serie en TV3 hace unos años que se llamaba «Oh! Europa» que trataba sobre un viaje organizado con personajes variopintas a través de varios países europeos. Era divertida. Una de las frases que han quedado para la posteridad de la serie es la que siempre soltaba una valenciana cuando se plantaba delante de alguno de los monumentos más emblemáticos:

    «Me la imaginaba més gran» (con acento valenciano, claro) xD

    Creo que resume muy bien este fenómeno que suelo ocurrir en los viajes, sobretodo si visitamos sitios que hemos visto antes en fotos o TV.

    A mi la Muralla China me pareció la hóstia de guapa, sobretodo porque recorrí una parte totalmente echa polvo, sin restaurar, y prácticamente lo hicimos en solitario (aparte de los vendedores mongoles).

  6. Tal y como dices siempre contamos lo bueno de los viajes y no damos importancia a las malas vivencias o los sitios que nos defraudan, pero yo creo que son más interesantes los que nos defraudan.

    Saludos!

  7. No es que no me gustara, pero me sorprendió lo finita que es la muralla china.
    Yo me esperaba una muralla de 15 metros de alto por 30 de ancho y lo que es es LA OSTIA de larga, pero estrechita y de tres de alto

  8. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Los blogs de viajes como éste tendemos normalmente a hablaros de lugares fantásticos, a deciros lo bonito que es todo lo que visitamos o recomendaros lugares increíbles. Pues bien, no es oro todo lo que reluce, en los viajes …..

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.