Etiquetas | Viaje a Amsterdam

Una docena de propósitos pachinkeros para el 2009

Pau i Vero en Ta Prohm

He pensado que el pachinko llevaba un tiempo a medio gas, así que hoy tenemos ración doble. Esto debe pillar carrerilla hasta que siga presentándose la clientela habitual. Para ello voy a hacer una especie de propósitos para el año 2009.

Creo que va a ser difícil igualar el 2008 en cuanto a viajes se refiere, ya que en un año, hemos estado en Amsterdam, el Summercase, Vietnam y Camboya, Roma, Barcelona, Málaga o los Pirineos.

Ahí va la docena de propósitos, una por cada mes del año, que me gustaría narrar en el pachinko en 2009:

  • El nacimiento de mi primer hijo/a o en su defecto un embarazo sano de Vero.
  • Nuestro retorno a Japón (日本). Ya va siendo hora. ¿Gabi, Juani, os apuntáis?
  • Algún viajecito o escapada con nuestros amigos.
  • El bodorrio de Gis y Marisol.
  • El primer aniversario de el pachinko.
  • Recomendaros blogs de personas estupendas que conozca en 2009.
  • Seguir probando nuevas cervezas del mundo.
  • Fotos, fotos y más fotos.
  • El año pasado fue el Summercase, este año…
  • El anillo de la NBA para Pau Gasol y sus Lakers.
  • El final del conflicto India-Pakistán, Israel-Palestina, Irak, Congo
  • Y por supuesto, acabar de contaros el viaje a Vietnam y Camboya, Roma, Barcelona, Pirineos y todo lo que se me pase por la cabeza.

De momento van estos doce. Como veis, algunos triviales y otros transcendentales. Seguro que surgen algunos nuevos y que todos no los voy a poder contar o realizar. Por empeño no quedará. Y vosotros, ¿qué le pedís al 2009?

Cámara réflex digital vs compacta en los viajes

El Pabellón de Oro de Kyoto

Inspirado en un comment en el que Nuria me preguntaba sobre las cámaras fotográficas que utilizaba en mis viajes, voy a daros los pros y los contras con los que yo me he encontrado. Por supuesto, siempre bajo la mirada de un aficionado en esto de la fotografía.

Cámaras compactas:

Nikon Coolpix L4 y Olympus Stylus 750

Pros:

– Sobre todo la manejabilidad. Al ser tan ligeras es una gozada llevarlas en una bolsa o incluso en el bolsillo.

– Permiten grabar vídeos. En el caso de la Nikon Coolpix L4 sin sonido.

– Son muy asequibles y en el caso de la Nikon Coolpix L4, llevan tarjetas SD, que son las más comunes y estandarizadas.

– Casi no necesitan formación para manejarlas decentemente.

Contras:

– En las fotos lejanas o nocturnas no hay nada que hacer.

– La calidad de las imágenes es más baja.

Utilizadas en:

Viaje a Japón, Viaje a India y Nepal, Viaje a Amsterdam.

Ta Prohm en las ruinas de Angkor

Cámara DSLR o réflex digital:

Nikon D60

Pros:

– La calidad de las fotografías es muy superior.

– Resuelven muy bien en las fotos panorámicas y nocturnas.

– Utiliza tarjeta de memoria SD, muy estandarizada.

– La batería dura cerca de dos días disparando a saco.

Contras:

– Es muy pesado llevarla todo el día colgada al cuello o en una mochila.

– No puedes grabar vídeos.

– Son mucho más caras que una compacta.

– Necesitas cierta formación o haber recibido algunos consejos.

Utilizada en:

Viaje a Vietnam y Camboya, Viaje a Roma.

En definitiva, todo depende de lo que os guste la fotografía o no. Las compactas están muy bien al principio, sobre todo para aprender. Sin embargo, ahora me arrepiento de no haber tenido una cámara mejor en mis primeros viajes.

Viaje a Roma – Esquilino, Quirinal y Piazza di Spagna

Fachada de la Basilica de Santa Maria Maggiore

Tengo la crónica del viaje a Roma un poco abandonada. El pachinko mira tanto para Asia que de vez en cuando abandona al resto del mundo, sobre todo el viaje a Amsterdam, que parece el hermano pobre del blog.

La zona del Esquilino, Quirinal y Piazza de Spagna es una de las más entrañables de Roma. Sólo necesitas unas buenas piernas y algo de dinero para comer y beber, ya que se puede recorrer perfectamente a pie. Eso sí, debéis estar preparados para el continuo sube y baja de las colinas y de sus calles empedradas.

Chiesa de Santa Maria degli Angeli

Nosotros empezamos el recorrido en la Stazione de Termini, caminamos un poco hacia el sudoeste y luego seguimos hacia el noroeste. El recorrido se puede hacer en unas tres-cuatro horas. Dando rienda suelta a la imaginación puedes saborear mejor el ambiente de La Dolce Vita de Fellini. Por cierto, no esperéis paz y sosiego. Esta zona de Roma está atestada de turistas y bullicio, sea la hora que sea.

Nuestra primera parada fue la Basilica de Santa Maria Maggiore. Está muy cerquita de Termini. Podéis tirar por la calle Gioberti y llegaréis a esta imponente basílica que cuenta con mosaicos del siglo V. Justo detrás de Santa Maria Maggiore tenéis la Piazza del Esquilino, desde donde tomamos vía Torino hasta llegar a la Piazza de la Repubblica. De esta hermosa plaza destaca su magnífica fuente de la Naiade y la magnífica Chiesa de Santa Maria degli Angeli, diseñada por Miguel Angel en 1593. Esta iglesia está ubicada justo en el corazón de lo que fueron las Termas de Diocleciano y está esculpida en la roca viva.

Fontana di Trevi de noche

El siguiente objetivo de nuestro recorrido era la Fontana di Trevi. Para llegar hacia ella dimos un pequeño rodeo pasando por Via Nazionale y luego por Via delle Quattro Fontane. Vale la pena pasarse por aquí para detenerse en la pequeña Chiesa de San Carlo a le Quattro Fontane diseñada por Borromini y contemplar las cuatro magníficas fuentes en el exterior. Nada comparables con la Fontana di Trevi.

Ubicada en la Piazza di Trevi, esta fuente es una obra maestra del Barroco. Conforme te vas acercando oyes el murmullo del agua que te llama como una sirena. Sus alrededores son magníficos para degustar un gelato y ver el ajetreo de la Ciudad Eterna. La primera visión de la Fontana di Trevi es de esas que marcan. La muchedumbre se agolpa por los alrededores de la fuente para cumplir el ritual de echar una moneda por encima del hombro. Esta obra maestra de Nicola Salvi es gigantesca. Sus formas y su belleza son comparables a las de Anita Ekberg en La Dolce Vita.

Arriba de la Escalinata de la Piazza di Spagna

Para terminar la jornada, caminamos un poco más al norte hasta la Piazza di Spagna y su magnífica escalinata. Una zona también repleta de turistas exhaustos y de una belleza embriagadora. La escalinata es preciosa y su ascensión tiene como recompensa unas vistas estupendas. Una vez os repongáis del ascenso y descenso de la escalinata os recomiendo daros una vuelta por Via de Condotti y sus alrededores. Aquí es donde cobra sentido la palabras lujo. Valentino, Yves Saint Laurent, Louis Vuitton, Dior y un largo etcétera de tiendas sólo aptas para gente con una cuenta corriente de escándalo.

Si tenéis tiempo en vuestra estancia en Roma, debéis ver la Fontana di Trevi y la Piazza di Spagna tanto de día como de noche, no os arrepentiréis. Podéis volver a Termini dando un paseo o en metro. Una jornada larga pero inolvidable.