Etiquetas | Shinjuku

El regreso al distrito de Shinjuku de Tokio

Faroles de un restaurante de Shinjuku

Después de una jornada entera entre aviones y aeropuertos, lo primero que hicimos en tierras niponas fue pillar el Narita Express para posteriormente dirigirnos al Park Hotel Tokyo. Inmediatamente después de hacer el check-in, nos dimos una ducha reparadora y nos cambiamos para afrontar la primera tarde de nuestro segundo viaje a Japón. ¿Que sería lo primero que veríamos en Tokio? Paradojicamente fue Shinjuku.

En nuestro primer viaje a Japón, Shinjuku fue nuestra base de operaciones, aunque quizás por este motivo no visitamos los edificios más turísticos. Había llegado el momento de subirse al edificio de Oficinas del Gobierno Metropolitano de Tokio y quitarse la espinita con Shinjuku. Como ese día todavía no disponíamos de JR Pass, pillamos la Toei Ōedo Line hasta la parada de Tochōmae. Una vez allí sólo hay dirigirse a la salida A4.

Oficinas del Gobierno Metropolitano de Tokio

Más conocido como el Tochō, este mastodóntico edificio de 243 metros fue diseñado por Tange Kenzō. Está inspirado en las catedrales europeas y dispone de dos miradores a los que se accede desde la primera planta. A pesar de que era viernes por la tarde y la entrada era gratuita, no tuvimos que hacer mucha cola para subir al ascensor. Eso sí, en el elevador notamos los primeros apretones del viaje a Japón. Desde arriba se tienen unas vistas fantásticas de Tokio. Dicen que se ve el Fuji en los días despejados. Desgraciadamente, esa tarde no se dio el caso.

Shinjuku es un barrio enorme, además de ser el centro neurálgico de los negocios de Tokio. Recorrerlo entero a pie puede ser toda una osadía, aunque un paseo largo por Shinjuku es más que recomendable. Nosotros nos dedicamos a callejear entre los tradicionales puestecitos de comida que compiten en popularidad con los grandes centros comerciales.

Leer más →

Ya estamos en Tokyo

Puesta de sol en Shinjuku

Hace más de 36 horas que salimos de Alicante y ya hemos consumido nuestro primer día en Tokyo. Nos lo hemos pasado genial a pesar del cansancio, aunque los pormenores vendrán otro día.

Ahora no vamos a la cama a ver si el jet lag es benévolo con nosotros y nos deja dormir un poco. Hemos comenzado este segundo viaje a Japón con buen pie.

Mientras escribo esto, Vero se ha quedado dormida. Seguiremos informando.

Dónde dormir en Tokio

Primer despertar en Tokio

Hoy la cosa va de dónde dormir en Tokio. Poco a poco, voy a ir publicando poco a poco los detalles de nuestro próximo viaje a Japón. Hoy le toca el turno a los hoteles en Tokio.

Durante nuestra luna de miel nos alojamos en el Keio Plaza, un hotelazo ubicado justo al lado de las Oficinas del Gobierno Metropolitano de Tokio, obra de Tange Kenzo. Shinjuku nos encantó, sobre todo por el ambiente y los numerosos restaurantes e izakayas que había en la zona. Por la noche es una pasada.

Por todo esto, habíamos considerado seriamente alojarnos de nuevo en la zona. Esta vez queríamos un hotel un poco más modesto y barajamos el Shinjuku New City.

Leer más →

Quitándonos el mono de comida japonesa

Restaurante Shichimi en Alicante

Esta semana había sido un poco dura para Vero. Como al final ha salido todo bien y teníamos muchas cosas que celebrar, nos hemos ido a quitarnos el mono que teníamos de comida japonesa. Para la ocasión hemos escogido el restaurante Shichimi, ubicado en la Avenida Pintor Xavier Soler 22 de  de Alicante. No habíamos estado nunca, pero nos ha dado una buena impresión.

Tempura de verduras y vieiras

La decoración está muy cuidada, repleta de cuadros de ukiyo-e, faroles rojos con kanjis, mucha madera y bambú. Da el pego, vaya. El servicio también es bueno. El local está dividido en dos estancias. La primera con un teppanyaki (鉄板焼き) y la segunda con mesas normales. Por lo que hemos podido comprobar es el restaurante «más japonés» de Alicante, lo cual no quiere decir que esté a la altura de sus hermanos de Japón (日本).

sushi y sashimi

De entrante nos hemos pedido una sopa de miso y una tempura de verduras y vieiras. Luego nos hemos dado un festín de sushi y sashimi, en total 19 piezas que incluían dos nigiris de ventresca de atún o toro. Para rematar el ágape, un plato de yakisoba y foie cocinado en el teppanyaki. Este último plato no es muy japonés, pero es que el foie me pierde. De postre, Vero ha escogido un helado de té verde y yo unos makis de plátano.

Yakisoba y foie cocinado en teppanyaki

En resumen, un restaurante ideal para saborear la comida japonesa en Alicante, a precio de Alicante 🙁 No esperéis trasladaros al barrio de Gion de Kyoto (京都) o a Shinjuku en Tokyo (東京), pero para quitarse el mono de comida japonesa sí que puede servir.

Helado de té verde

Makis de plátano

Viaje a Japón – Ya hace dos años

Primer despertar en Tokyo

Aunque siempre están muy presentes en mi cabeza, hoy voy a recordar los primeras sensaciones de nuestro viaje a Japón. Esta semana se cumplen dos años desde que visitamos por primera y única vez, hasta el momento, al país del sol naciente. Sin duda, el mejor viaje que hemos hecho por ahora.

Poneos en situación. Nos habíamos casado el día antes, estábamos digiriéndolo todavía, habíamos dormido un par de horas y teníamos resaca. Sin comerlo ni beberlo pillamos un avión por primera vez en nuestra vida para irnos a… ¡¡¡Japón (日本)!!!

Imaginaos lo que supone eso. Tu primera cola para facturar, tu primer despegue, tu primer aterrizaje, tus primeras escalas, tu primera vez pasando por la aduana y tu primera vez llegando a Tokyo (東京), la ciudad más impresionarte del mundo.

Hacéis bien en pensar que sólo nos faltaba la boina y el botijo porque fue así. Nada más llegar kanjis por todas partes, el aeropuerto de Narita era inmenso y con mucho ruido. Una joven japonesa que hablaba en inglés nos esperaba en el aeropuerto y nos metió en el Limousine Bus que nos debía llevar al hotel Keio Plaza en Shinjuku (新宿区).

El skyline de Tokyo

Aquellos momentos todavía permanecen muy frescos en mi retina, a pesar de que ya han pasado dos años. Vero se tuvo que sentar unos asientos delante de mí, porque no habían dos juntos. En el autobús, nadie hablaba español, evidentemente. Chicas japonesas maquillándose, hombres de negocio con sus portátiles, jóvenes y no tan jóvenes con sus consolas portátiles y sus móviles futuristas.

Fuera era todo como lo había soñado. Tokyo de noche impresiona muchísimo. Su skyline, sus carreteras elevadas, su vida nocturna… me tuve que frotar los ojos varias veces para sentir lo que estaba viviendo.

Toto con botones

Luego continuamos nuestro show a lo Paco Martínez Soria con el check-in, las llamadas a casa y nuestro primer Toto con botones. Llevábamos más de 24 horas despiertos, pero el jet lag apenas nos dejó pegar ojo. A las 5 de la mañana tomamos nuestro primer paseo por Shinjuku. El resto ya lo habéis podido leer en el pachinko.