Etiquetas | restaurante japonés en Alicante

Wasabi Alicante, restaurante japonés y sushi-bar

Wasabi Alicante, restaurante japonés y sushi-bar

Ya está aquí el viernes, nuestro día favorito de la semana. Hoy tenemos muchas cosas que celebrar, para empezar, mañana tengo una jornada completa con mis amigos de toda la vida. Esta vez estaremos todos, incluso los que viven en París o Córdoba. Que se prepare Alicante porque esto hacía años que no pasaba.

Pero las celebraciones empezaron ayer, ya que se dieron todas las circunstancias para que Vero y yo nos pudiéramos ir a cenar los dos solos por Alicante. Desde que hemos sido papás era la primera vez que pasaba, al menos en Alicante.

Ensalada del Wasabi Alicante

El lugar que escogimos fue el nuevo restaurante japonés de Alicante, se llama Wasabi y también es sushi-bar. Lo de nuevo lo digo porque era la primera vez que íbamos, pues según nos contaron los camareros, lleva abierto nueve meses.

La última vez que fuimos a un restaurante japonés en Alicante no nos llevamos una impresión del todo buena, aunque creo que el estado de ánimo influye mucho en la percepción que te lleves del local. En el Wasabi Alicante fue una situación tan extraordinaria que quedamos muy satisfechos.

Ikura sushi del Wasabi Alicante

Teníamos tantas ganas de comida japonesa que nos pasamos un poco pidiendo. Empezamos con una ensalada wasabi, que mezclaba distintos tipos de verduras españolas con algas y sashimi. Todo estaba aliñado con una salsa wafu. Fue un inicio fantástico, nos gustó mucho.

Seguimos con una ración se shake sashimi de seis piezas que estaba muy fresco y con un grosor adecuado, como a mí me gusta. También pedimos sushi. Dos piezas de ikura y dos de spicy tuna, que curiosamente probé por primera vez en el Wasabi de Barcelona, aunque los restaurantes no tienen nada que ver.

Maguro tataki del Wasabi Alicante

Tengo que decir que las piezas de sushi del Wasabi Alicante eran gigantes, cabían en la boca con mucho esfuerzo, pero estaban deliciosas. Hacía tiempo que no comíamos huevas de salmón. En esta ciudad es difícil encontrarlas en los restaurantes japoneses.

Seguimos el festín con un maguro tataki muy logrado, una ración bastante generosa. Quisimos cerrar la velada con un katsu udon, pero se equivocaron y nos sacaron un yaki udon. Como no quisimos ser descorteses nos lo comimos y punto. La combinación de texturas de este plato me gustó especialmente.

Yaki udon del Wasabi Alicante

El colofón a la cena lo pusieron un coulant de chocolate con bola de helado de té verde, y un cardenal de melocotón, quizás con demasiada nata. Yo fui a asegurar y el coulant estaba de muerte. Este fue el postre de nuestra boda y siempre que lo veo en una carta no puedo resistirme a repetir una y otra vez.

Acompañamos la cena con dos cervezas del mundo, Vero probó la Asahi y yo la Kirin.  Como era una ocasión especial pedimos también un vino blanco para maridar con los pescados. El escogido fue un Penedés, concretamente el Gessamí. Nos encantó.

Coulant de chocolate y helado de té verde del Wasabi Alicante

Como veis, de momento son todo pros, pues la comida y el trato recibido fueron muy buenos. El precio fue de 94,5 euros, casi lo mismo que en el Maguro-ya, pero con mucha más comida y vino.

La decoración nos gustó, pero no esperéis nada auténticamente japonés. El Wasabi Alicante pertenece a una franquicia de restaurantes mallorquines, pero no por eso dejan de hacer las cosas bien. La carta es bastante completa, aunque quizás hay demasiada variedad de sushi y pocos platos consistentes para cerrar. Otro punto a favor es que la camarera nos habló en valenciano, os parecerá una gilipollez, pero en Alicante es complicado y nosotros lo valoramos mucho. En la carta de vinos también disponen de varios tipos de sake.

Cardenal de melocotón del Wasabi Alicante

El Wasabi Alicante fue todo un descubrimiento. En relación con otros restaurantes japoneses de Alicante le pondría muy buena nota. Por cierto, lo podréis encontrar en las calle Médico Manero Mollá, 5, en pleno centro de la ciudad. Disculpad la calidad de las fotos pero están hechas con el iPhone. Hacía tanto tiempo que no utilizaba la compacta que estaba sin batería.

Con este post gastronómico, que hace las veces de crónica de una velada especial, os deseo a todo que paséis un buen fin de semana. Nos leemos el lunes.

Maguro-ya, restaurante japonés en Alicante

Maguro-ya, restaurante japonés de Alicante

Llega un viernes cargadito de actividades, entre ellas el TravelBloggers Meeting de Sevilla y el #EBE10, así que vamos a desearos un buen fin de semana con uno de esos posts gastronómicos que tanto nos gustan. Hoy hablaremos del restaurante japonés de Alicante, Maguro-ya.

Antes de meternos en harina, diré que a este restaurante fuimos recomendados por algunos lectores de el pachinko que me habían puesto a caldo por hablar bien del Sushi 56. Cuando fui a ese restaurante me gustó, pero creo que no fui todo lo crítico que debí ser, así que con el Maguro-ya seré más realista.

Sopa de miso del Maguro-ya, restaurante japonés de Alicante

Empezaré diciendo que pedimos una sopa de miso, un combinado, no demasiado generoso, de sushi y un yakiniku de ternera de Kobe. Los tres platos estaban riquísimos. La sopa no estaba demasiado salada como me ha pasado en otros restaurantes. El sushi muy bueno, además hay una pantalla donde puedes ver como lo está preparando el chef. El yakiniku de ternera de Kobe me dejó sin palabras, estaba soberbio. No sé si la carne era de Kobe, pero estaba deliciosa.

Estos platos, los acompañamos con una de mis cervezas del mundo, esta vez le tocó el turno a la Kirin, mientras que para cerrar la comida nos pedimos dos cachos de tarta. Una de chocolate con helado de té verde y otra de queso con helado de sésamo. Las tratas no eran nada del otro mundo y paraban un poco secas, pero el helado estaba rico.

Sushi del Maguro-ya, restaurante japonés de Alicante

Si leyerais sólo lo que he escrito hasta ahora, seguramente que acudiríais sin pensarlo a este restaurante, pues como digo, la comida estaba muy rica. Sin embargo, ahora vienen los aspectos que se pueden mejorar de este restaurante japonés de Alicante.

El Maguro-ya no es un japonés auténtico. No está regentado por japoneses ni el chef es japonés. La decoración es más bien marinera, pero de Alicante, no de Yokohama, Tokyo o Kamakura. Los baños carecen de cambiadores para bebés, aspecto que ahora miramos con lupa, y lo que me parece más increíble, la comida nos costó 93 euros. Sí, sí, habéis oído bien casi 100 euros por tres platos, bebida y postre.

Yakiniku de ternera del Maguro-ya, restaurante japonés de Alicante

Esta lacra no es una cuestión que afecte sólo al Maguro-ya, es un problema que tienen todos los restaurantes que sirven comida japonesa, que no japoneses. Los precios de estos restaurantes me parecen vergonzosos. Aunque la comida esté buena (en este caso buenísima), no llegan ni mucho menos, al nivel mínimo que se le puede exigir a un restaurante japonés auténtico.

Cuando hablo de Japón, mucha gente lo primero que me dice es: «Pero Japón es carísimo, ¿verdad?» La carísimo de Japón es ir hasta allí, luego los precios son muy parecidos o inferiores a los de España, y desde luego, la comida es mucho más barata y de mayor calidad.

Tarta de chocolate del Maguro-ya, restaurante japonés de Alicante

Yo no sé si este tipo de restaurantes se aprovechan de este falso mito de que Japón es caro para incrementar el precio de manera injusta. Y repito que esta crítica sobre el precio no es sólo al Maguro-ya, sino a casi todos los restaurantes japoneses a los que he ido en España.

En fin, como me gusta quedarme con lo bueno, haré hincapié en que la comida estaba rica, así que si queréis pagarla, podéis visitar el Maguro-ya en la Avenida Condomina 64 de Alicante.

Tarta de queso del Maguro-ya, restaurante japonés de Alicante

Con esta mezcla de post gastronómico y de tirón de orejas, os deseo a todos que paséis un buen fin de semana. Nos vemos a la vuelta de Sevilla.

Sushi 56, el nuevo restaurante japonés de Alicante

Sushi 56

Hace poco más de una semana josecrem nos hablaba del nuevo restaurante japonés que han abierto en Alicante, así que era necesario investigar un poco más y probarlo de primera mano. Por el bien de la ciencia, claro está.

Se llama Sushi 56 y para mí ya tiene una ventaja competitiva sobre el resto de restaurantes japoneses de Alicante. Está ubicado en pleno centro y es muy fácil ir a pie hasta allí.

Fachada del Sushi 56

No esperéis un japonés de pura cepa que no lo es. Es un estilo fusión, ya que es lo que últimamente está de moda. No obstante, toda la comida que probamos me gustó.

Empezamos con un gran tazón de sopa de miso, sin duda de las mejores que he probado en Alicante. Luego continuamos el ágape con una tempura mixta de verduras y langostinos. Un plato sencillo pero muy recomendable. El último entrante que pedimos fue una shirasaba de algas frescas, zanahorias y tofu con adornos de sésamo, quizás un tanto insípida pero muy refrescante.

Sopa de miso del Sushi 56

Continuamos la comoda con un moriawase de sashimi y otro de niguiri. Se notaba que el pescado había sido congelado previamente, pero eso lo hacen todos los restaurantes españoles. Como segundo plato nos pedimos un solomillo de buey que estaba delicioso. Todo ello regado con una de mis cervezas del mundo, la Kirin que ellos llamaban la Ichiban.

Para finalizar nos sacaron un dezato, es decir, un combinado de seis postres en los que reconocí una crema de té verde y un par de vasitos inspirados en los mochis.

Sashimi del Sushi 56

En cuanto a la decoración, el Sushi 56 es un restaurante japonés muy coqueto, de corte contemporáneo, pero no tiene elementos de la decoración tradicional japonesa. Nosotros comimos en las mesas de arriba, pero bajo tienen una barra que tiene muy buena pinta.

Creo que el verdadero punto fuerte de este restaurante japonés de Alicante es el servicio. El trato que recibimos de los camareros fue excelente. En todo momento se mostraron muy simpáticos y atentos. En este apartado les pondría un 10.

Solomillo de buey del Sushi 56

En definitiva, la relación calidad-precio del Sushi 56 es buena, así que yo encantado de la vida. Seguro que no es la última vez que me paso por allí, ya que además, tendrán un servicio de comida para llevar y de catering que seguro que aprovecho en más de una ocasión. Para los interesados está en la calle San Fernando 56. Podéis reservar en el 96 514 41 69. A mí me gustó, y por lo que creo, a Madam Beus también.

Con el post gastronómico de la semana os deseo que paséis un feliz fin de semana!!!

Quitándonos el mono de comida japonesa

Restaurante Shichimi en Alicante

Esta semana había sido un poco dura para Vero. Como al final ha salido todo bien y teníamos muchas cosas que celebrar, nos hemos ido a quitarnos el mono que teníamos de comida japonesa. Para la ocasión hemos escogido el restaurante Shichimi, ubicado en la Avenida Pintor Xavier Soler 22 de  de Alicante. No habíamos estado nunca, pero nos ha dado una buena impresión.

Tempura de verduras y vieiras

La decoración está muy cuidada, repleta de cuadros de ukiyo-e, faroles rojos con kanjis, mucha madera y bambú. Da el pego, vaya. El servicio también es bueno. El local está dividido en dos estancias. La primera con un teppanyaki (鉄板焼き) y la segunda con mesas normales. Por lo que hemos podido comprobar es el restaurante «más japonés» de Alicante, lo cual no quiere decir que esté a la altura de sus hermanos de Japón (日本).

sushi y sashimi

De entrante nos hemos pedido una sopa de miso y una tempura de verduras y vieiras. Luego nos hemos dado un festín de sushi y sashimi, en total 19 piezas que incluían dos nigiris de ventresca de atún o toro. Para rematar el ágape, un plato de yakisoba y foie cocinado en el teppanyaki. Este último plato no es muy japonés, pero es que el foie me pierde. De postre, Vero ha escogido un helado de té verde y yo unos makis de plátano.

Yakisoba y foie cocinado en teppanyaki

En resumen, un restaurante ideal para saborear la comida japonesa en Alicante, a precio de Alicante 🙁 No esperéis trasladaros al barrio de Gion de Kyoto (京都) o a Shinjuku en Tokyo (東京), pero para quitarse el mono de comida japonesa sí que puede servir.

Helado de té verde

Makis de plátano