Etiquetas | Historias de aeropuertos

Señoras que no van a trabajar y dejan sin puente a los demás

Colas en Barajas

Pues sí, hoy es viernes, nuestro día favorito de la semana y encima inicio de un super-puente. Si fuera un viernes normal hablaría de alguna de mis cervezas del mundo, de algún rico post gastronómico, de los pedazo viajes a Noruega de YokmoK, del genial minube esquí, o de cualquier cosa agradable que se tercie.

Pero como digo, no es un viernes normal. Es principio de un super-puente y como dirían en Facebook, hay un grupo de señoras que no van a trabajar y dejan sin puente a los demás. Esas señoras, y señores, se llaman controladores aéreos, y han decidido no ir a trabajar, precisamente hoy. ¿Es una huelga? no. Se trata de una plaga de bajas masivas de controladores, concretamente el 70%. Una huelga encubierta de controladores.

En mi opinión es un colectivo que se merece todo el respeto del mundo y más. Se trata de una profesión de alto riesgo, pues de su trabajo dependen miles de vidas cada día.¿Se merecen lo que cobran? ¿Se merecen los días libres y las condiciones laborales que reclaman? Por supuesto, en cuestiones de seguridad aérea lo que haga falta.

Lo que no veo justificable de ninguna de las maneras es que se pongan a negociar como mafiosos perjudicando a la gente de a pie, y poniendo en riesgo las vacaciones y el descanso de miles de españoles y turistas. Estamos hablando de más de 250.000 personas tiradas por los aeropuertos españoles por su culpa.

Y lo que es peor. Dejando la imagen del turismo español por los suelos. Sí, sí, el turismo, actualmente el sector que está tirando del carro de la economía española, y al fin y al cabo, el que les da de comer a ellos también. ¿Cuántas empresas se pueden ir al carajo por su culpa? No se dan cuenta del daño que hacen a las pymes que se dedican al turismo y para las que este tipo de puentes son esenciales. Como ha dicho kurioso en un tweet, “los más privilegiados suelen ser siempre los más insolidarios”.

Lo dicho, se merecen todo lo que tienen y más, pero no hace falta recurrir a los métodos de Al Capone y poner en jaque a todo un país. Es mezquino, es coacción, es chantaje, llamadlo como queráis, pero se deben tomar medidas ya.

Mientras tanto qué podemos hacer:

  • Pues para empezar quejarnos directamente en la cuenta de twitter de los controladores.
  • Luego exigirle al Gobierno que evite estas situaciones para que no se vuelvan a repetir. Desde que tengo uso de razón pasan estas cosas y nadie ha hecho nada para solucionarlo. Puente, tras puente, Semana Santa, verano, Navidades… siempre la misma historia y siempre salen perdiendo los mismos.
  • Luego como es normal, las compañías aéreas se van a ver desbordadas, así que para informaros sobre vuestros vuelos, podéis llamar al teléfono de información de AENA (91 321 10 00), ya que seguramente su página web se colapse.

También podéis utilizar estas dos herramientas que recomendamos en YokmoK.

  • Missrefund, ayuda a los viajeros a recuperar las tasas de vuelos que no tomaron. Aunque la mayoría de los billetes de avión no son reembolsables, los consumidores tienen derecho a pedir las tasas y cargos (combustible) de los billetes que no usaron. Las autoridades cobran a las compañías aéreas por el número de pasajeros que viajan en el avión, no por el número de billetes que emitieron. Miss Refund cobra 25€ por el servicio. Si la petición no prospera, se devuelve la cantidad.
  • EUclaim, pide remuneración para los pasajeros que se han quedado “colgados”. Los pasajeros de avión tienen derecho a una compensación financiera por vuelos retrasados o cancelados, e incluso por overbooking. EUclaim tramita las demandas, y pide a cambio una tarifa del 27% sobre las demandas con resultado positivo.

En fin, que me interesa mucho vuestra opinión sobre este tema, así que la espero en los comments. Mientras tanto, os deseo un feliz fin de semana y un feliz puente… a pesar de los controladores aéreos.

————————————-

Foto pillada de El País

Un paréntesis con jet lag

Durmiendo en el Narita Express

Los que me seguís en Twitter y en Facebook sabéis que ya estamos en Alicante. Aterrizamos la madrugada del sábado al domingo tras una gran paliza. Para que os hagáis una idea, nos levantamos a las 6 de la mañana de Tokyo y llegamos a casa sobre la 1:00 del domingo en España. Total, 26 horas, tres vuelos y cerca de 8 horas en tres aeropuertos.

Con este panorama, os podéis imaginar que el jet lag ha hecho su aparición despiadada. De hecho, ayer domingo nos acostamos a las 6 de la tarde y nos hemos despertado a las 5 de la madrugada. ¡¡¡Pedazo siesta!!!

¿Consecuencias inmediatas? Tengo el Google Reader a reventar, decenas de comments por contestar, más de mil fotos para subir al Flickr, cientos de emails… Mejor me lo voy a tomar con calma y lo iré resolviendo poco a poco en los próximos días. De momento, me tomo un paréntesis hasta que el jet lag nos abandone. No os penséis que he desaparecido. El pachinko volverá con fuerza… al menos cuando la recupere.

Ryanair abandona a cientos de pasajeros en Gatwick y la policía los desaloja a empujones

The Guardian - Nevadas en Londres

Cientos de pasajeros que debían volar la noche del pasado domingo entre el aeropuerto londinense de Gatwick y el de Alicante fueron abandonados a su suerte por la compañía de vuelos low cost. Además, la policía británica desalojó a estos viajeros de la zona de embarque a empujones y utilizando la violencia policial.

Todos estos sucesos tuvieron lugar mientras se producía una de las nevadas más intensas caídas sobre Londres en las últimas dos décadas. El temporal de frío y nieve obligó a cancelar decenas de vuelos que tenían como origen y destino la capital británica. Sin embargo, estos hechos excepcionales ¿pueden servir como excusa para vulnerar todos los derechos de los pasajeros? Yo creo que no.

El vuelo de Ryanair que debía despegar esa noche de domingo nunca llegó a salir. Por contra, la compañía decidió no cancelar el despegue para evitar tener que devolver el importe de los billetes a sus usuarios. Ryanair no dejó de aplazar la salida del vuelo hora tras hora.

Los nervios empezaron a aflorar entre los turistas ubicados en la terminal de embarque. En lugar de ser atendidos por personal de Ryanair o del aeropuerto, la dirección de Gatwick decidió acudir la policía británica que desalojó, con dureza y empleando la violencia, a los pasajeros del vuelo Londres-Alicante. A empujones y golpes lograron separar a un grupo compuesto por familias con niños, ancianos, estudiantes y demás gente peligrosa.

Tras este bochornoso espectáculo, los apaleados viajeros, se presentaron en el mostrador de Ryanair para exigir alguna explicación. Allí no acudió nadie. Mientras otras compañías trasladaban a sus pasajeros en autobuses a distintos hoteles londinenses, Ryanair permitió que más de cien personas pasaran la noche en el aeropuerto. La temperatura a esas horas no superaba los -5 grados. Mientras tanto, en los paneles informativos, el vuelo seguía sin ser cancelado.

Algunos pasajeros decidieron comprar billetes de otras compañías para escapar de aquella pesadilla. Los afortunados que disponían de dinero para hacerlo ya están en sus hogares. El resto, todavía está en Londres esperando que Ryanair les de una respuesta.

¿Cómo sé yo todo esto? Pues porque mi esposa y sus amigas se encontraban entre los pasajeros de dicho avión. En los próximos días me pasarán vídeos y fotos de los métodos de la policía británica y de la desesperación de los viajeros.

¿Tienes miedo a volar? Confía en las estadísticas

Durante mis viajes siempre observo algún pasajero que muestra en público su miedo a volar. No hay datos científicos, pero tras el trágico accidente aéreo de Barajas, hubo una especie de psicosis nacional y se agudizó este pánico a los aviones.

Siempre se ha dicho, y es cierto, que el avión es el medio de transporte más seguro. El otro día me topé en Viaja Blog con este espectacular vídeo en el que se puede observar la cantidad de movimientos aéreos que se producen en 24 horas.

Como podéis comprobar en este vídeo, el tráfico aéreo mundial es descomunal, salen cientos de aviones cada minuto. Afortunadamente, los accidentes aéreos son la excepción que confirman la regla. Ante tu miedo a volar, confía en las estadísticas, que el miedo no te impida cumplir tus sueños.

Los vuelos más largos que hemos hecho

Vero jugando en el aeropuerto de París

Estábamos el otro día en la agencia de viajes ultimando los detalles de las vacaciones a Vietnam y Camboya, cuando a Vero se le ocurrió preguntar la duración de los vuelos. A raíz de esta cuestión, se me ha ocurrido hacer nuestro particular ránking de vuelos más largos.

  1. París-Tokyo: Nuestro primer vuelo largo y el segundo de nuestra corta vida de viajeros (octubre de 2006). Comprobamos las estrecheces de Air France. Salimos a las 22:25 horas de la noche parisina y llegamos a la capital nipona a las 18:00 horas (11:00 am en España). Nada más y nada menos que 12 horas y 35 minutos.
  2. Osaka-París: Dos ciudades magníficas, pero que desgraciadamente están muy lejos una de la otra. Salimos a las 12:00 del mediodía (5:00 am en España) y llegamos a París a las 17:25 horas. Este vuelo de Air France se coloca segundo del ránking con 12 horas y 25 minutos.
  3. Nueva Delhi-Milán. Completa este top el vuelo entre la capital de la India y Milán. Muy lejos de los otros dos. Salimos de Nueva Delhi a las 02:35 de la madrugada (23:05 en España) y llegamos a Milán a las 07:50. Suma un total de 8 horas y 45 minutos.

Este es el ránking de vuelos, aunque el de vueltas infernales con escalas y todos los vuelos, lo sumaré otro día.

Por cierto, respondiendo a la pregunta de Vero, nos dimos cuenta de que el primer puesto del ránking será ocupado en breve por un simpático Bangkok-Madrid que durará unas 12 horitas y 55 minutos.