Etiquetas | Himalayas

¿Te consideras aventurero? Pues gana un viaje al Himalaya con #XtrailAdventure

Gana un viaje al Himalaya

Este contenido es patrocinado, pero si tu pasión es viajar continúa leyendo

¿Te consideras aventurero? Ahora tienes la oportunidad de demostrarlo participando en el concurso que ha lanzado Nissan, sólo tienes que compartir en Twitter o Instagram un selfie de tu aventura con el hashtag #XtrailAdventure y podrás ganar un sensacional viaje al Himalaya. El plazo para participar termina el 30 de septiembre, así que date prisa ¿Más info? La tienes en la web del concurso, aunque para abrir boca ¡Dentro vídeo!

¿Apetece, verdad? Siempre me gusta decir que de algún modo todos los seres humanos ansiamos la libertad. Por eso, viajar se ha convertido en una de las formas más reconfortantes de sentirse libre. Viajar enriquece el cuerpo y el alma, nos proporciona conocimientos, nos acerca a otras culturas, nos hace más tolerantes, en definitiva, viajar nos hace sentirnos más vivos.

Leer más →

Viaje a Nepal – Itinerario por Kathmandú

La mayoría de fans de Pekín Express están esperando como agua de mayo el programa del domingo para ver la famosa hostia que le da Silvia a Alazne. A mí la bofetada me da un poco igual. Lo que realmente me interesa es la llegada de los concursantes a Nepal y ver qué recorrido hacen por el país de los Himalayas.

Supongo que la primera parada del programa será la fascinante Kathmandú, así que voy a sugerir un itinerario por la capital de Nepal. Mejor dicho, os lo sugiero a vosotros, que ellos bastante tienen con el viaje que se están pegando en Pekín Express.

Las 365 escaleras de Swayambhunath

– Empezaría por Swayambhunath. Aquí se encuentran edificios construidos con los tres tipos de arquitectura tradicional nepalí. El más popular es la estupa de Swayambhunath, también denominada el Templo de los Monos. Espero que no os hagan subir las escaleras de peregrinación.

Pau en la Kathmandu Durbar Square

– Continuaría por la Kathmandu Durbar Square. Es el verdadero epicentro de Kathmandú. Además, es un punto perfecto para hacer varias visitas interesantes.

Kumari Ghar

– Como está relativamente cerca, me desplazaría hasta el Kumari Ghar. Se trata de un palacio situado en pleno centro de Kathmandú. Es donde vive la diosa viviente Kumari. Con un poco de suerte asomará su cabecita por la ventana.

Los ojos de Buddha

– Un poco más tarde, visitaría la impresionante Bodnath. Es el centro neurálgico del barrio tibetano de Kathmandú. Lo más espectacular de Bodnath es su gigantesca estupa esférica, una de las más grandes del mundo.

Preparando la cremación en los ghats

– Aunque el itinerario ya es bastante completo, cerraría el itinerario por Kathmandú en la orilla del río Bagmati, concretamente en los alrededores del templo de Pashupatinath. Este lugar es ideal para comprender y observar los ritos de las cremaciones del Hinduismo.

Espero que con este recorrido se calmen un poco los ánimos y lleguen con mucha paz interior a Bombay.

Pekín Express pasará por China, India y Nepal

Los ojos de Buddha

En pocos minutos, va a comenzar la segunda edición del concurso viajero Pekín Express. El año pasado ya seguimos la primera temporada, aunque creo que esta vez va a ser más interesante y envidiado, pues pasarán por China, India y mi querido Nepal.

Como ya sabéis, el objetivo del concurso está muy claro. Los participantes deben llegar desde China a la India con el único gasto permitido de un euro al día. Sin transporte, comida, ni nada de nada.

Pero este año, deberán superar un reto nada fácil. La edición que empieza hoy, se llama Pekín Express, la Ruta del Himalaya. No hacen falta más explicaciones, ¿verdad?

Leer más →

Nepal sigue creciendo y deroga la Haliya

Fiel budista en Bodnath

Los que seguís el blog desde sus comienzos, sabréis que Nepal es uno de los países de Asia que más me han gustado. A principios de junio os contaba que Nepal echaba al rey y se convertía en una República. Este hecho me alegró mucho, pero temía la formación de una democracia muy débil o de una injerencia demasiado «proteccionista» por parte de China o India.

Mientras me encontraba de viaje, pude leer en el Viet Nam News, que el antiguo líder de la guerrilla maoísta, Pushpa Kamal Dahal, alias Prachanda, había sido nombrado primer ministro. El aire fresco que llega a la política del país de los Himalayas se está empezando a notar. De hecho, esta misma semana, se ha derogado el sistema Haliya.

Para que os hagáis una idea, la Haliya rozaba casi la esclavitud. En pleno siglo XXI, unos 20.000 nepalíes sin recursos propios, todavía trabajaban como esclavos para prestamistas y terratenientes. Acuciados por las deudas, muchas personas se veían obligadas a pagar lo que debían trabajando para los prestamistas por un sueldo mísero. Como no tenían ni para pagar sus necesidades básicas, los pobres esclavos debían pedir más dinero a sus amos. Es decir, que lo tenían mal para dejar esta situación tan infrahumana que se repetía una y otra vez.

Ahora el gobierno ha derogado la Haliya, un terrible sistema casi feudal que estaba instaurado desde hacía décadas en nueve distritos del oeste de Nepal. Además de perseguir a los que la practiquen, la administración nepalí intentará rehabilitar a las personas que vivieron afectadas por el sistema. A ver si este país tan hermoso vuelve en unos años a la senda de la prosperidad.

Viaje a Nepal, comiendo búfalo a más de 2.500 metros

Aguilas en el Valle de Kathmandu

Como ya he comentado en otros posts, el viaje a Nepal nos fascinó. Es un país muy conocido por los míticos Himalayas y por el bullicio de Kathmandú. Sin embargo, hoy hablaré de una de las visitas que más nos gustó, la excursión a la zona de Nagarkot.

Está zona está emplazada en el valle de Kathmandú, a una hora en autobús más o menos. La distancia en kilómetros es corta, pero pasas del ajetreo de la ciudad a la paz infinita de las montañas en cuestión de segundos. El viaje es más bien movidito, ya que los caminos son de cabras y los autobuses nepalíes no destacan precisamente por su sistema de tracción. En una de las curvas empinadas decidimos parar y realizar el último trecho del viaje a pie. Casi volcamos.

Ascendiendo a Nagarkot

A pesar de este pequeño incidente, el recorrido es espectacular en todos los sentidos. Curva a curva vas ascendiendo hasta llegar a la zona montañosa. El camino es precioso. Valles verdes plagados de campos de arroz. Sin duda, una imagen onírica que gracias a las nubes nos hicieron sentir muy cerca del cielo. Al bajar del autobús, andamos una senda estrecha hasta llegar a una especie de hotelito. Nada más salir del autobús respiramos un aire muy puro de montaña.

El hotelito estaba situado a más de 2.500 metros de altitud. Los lugareños decían que mucho más. Había un mirador magnífico para contemplar los Himalayas. Lástima que las nubes de los monzones nos privaran de una vista de ensueño.

Aldeas del Valle de Kathmandú

Una vez llegados a la cima, obtuvimos la recompensa de la comida. Aunque en Kathmandú os vendan carne de yak, debéis saber que sólo es posible encontrarla a altitudes muy grandes. En ese caso nos conformamos con un plato de búfalo con patatas y verduras, regado con una rica cerveza nepalí. Delicioso.

Pero lo mejor de comer a más de 2.500 metros de altitud fueron las vistas y la compañía. El hotel está encastrado en el valle que preside un mirador incomparable. De repente, recibimos la visita de decenas de grandes aves rapaces. Yo no soy ningún experto en ornitología, pero ante nosotros teníamos una numerosa bandada de águilas o halcones de gran tamaño. Una sensación indescriptible.

Valle de Kathmandú

La lluvia monzonica nos despidió de Nagarkot. Hicimos una parte de la vuelta a pie. La zona es fantástica para practicar el trekking. Eso sí id con ojo, porque a un chico de nuestro grupo se le engancho una sanguijuela. Todo quedó en una anécdota, ya que con la quemadura de un cigarrillo se soltó fácilmente.

Lo dicho, si vais por Nepal, no dejéis de visitar esta zona. Paisajísticamente merece mucho la pena y os permitirá desconectar del mundanal ruido.