Etiquetas | aeropuerto de Narita

Viajes a Japón – Cómo ir del aeropuerto de Narita a Tokyo

Durmiendo en el Narita Express

Una de las cosas que más tememos los viajeros cuando llegamos a un nuevo destino es cómo ir del aeropuerto a la ciudad. Más si ese destino se llama Japón y todos los rótulos están en kanji. Es lícito tener un poco de respeto a la novedad, pero en general este tipo de desplazamientos son bastante sencillos, y más con todas las posibilidades que tenemos para saber cómo ir del aeropuerto de Narita a Tokyo.

En nuestros dos viajes a Japón hemos utilizado dos fórmulas distintas, pero recorrer los 66 kilómetros que separan estos dos lugares, aunque hay muchas más. Vamos a verlas.

Cómo ir del aeropuerto de Narita a Tokyo en tren:

No es la primera vez que hablamos de las bondades de los trenes japoneses. Puntuales, rápidos, eficientes, cómodos. Sin duda es la mejor opción.

Leer más →

Cómo es volar a Japón con la Executive Class de Japan Airlines

Boeing 777-200300 de Japan Airlines

El vuelo JL 411 de Japan Airlines fue nuestro último contacto directo con Japón. Fue una de esas experiencias que te ocurren sólo una vez en la vida. Fue un final de viaje inesperado. Fue sentirse reyes por un día. Fue descubrir la Executive Class Seasons. de la compañía aérea japonesa. Os voy a contar cómo es volar a Japón con la Executive Class de Japan Airlines.

Tokio, 18 de abril. Vero y yo nos levantamos a las seis de la mañana para pillar el Limousine Bus que nos empaquetaba hacia el aeropuerto de Narita. A pesar de llegar con más de tres horas de antelación, los mostradores de la JAL estaban a parir. Aguardamos nuestro turno pacientemente y tuvimos que contemplar como un ruso ponía en un aprieto a las azafatas. Todo por no querer entregar su mechero. Tras el vergonzante numerito,  la máquina de check-in online nos asignó las tarjetas de embarque de nuestros tres siguientes vuelos. Nos aguardaban más de 24 horas hasta llegar a casa entre las distintas conexiones.

Leer más →

Un paréntesis con jet lag

Durmiendo en el Narita Express

Los que me seguís en Twitter y en Facebook sabéis que ya estamos en Alicante. Aterrizamos la madrugada del sábado al domingo tras una gran paliza. Para que os hagáis una idea, nos levantamos a las 6 de la mañana de Tokyo y llegamos a casa sobre la 1:00 del domingo en España. Total, 26 horas, tres vuelos y cerca de 8 horas en tres aeropuertos.

Con este panorama, os podéis imaginar que el jet lag ha hecho su aparición despiadada. De hecho, ayer domingo nos acostamos a las 6 de la tarde y nos hemos despertado a las 5 de la madrugada. ¡¡¡Pedazo siesta!!!

¿Consecuencias inmediatas? Tengo el Google Reader a reventar, decenas de comments por contestar, más de mil fotos para subir al Flickr, cientos de emails… Mejor me lo voy a tomar con calma y lo iré resolviendo poco a poco en los próximos días. De momento, me tomo un paréntesis hasta que el jet lag nos abandone. No os penséis que he desaparecido. El pachinko volverá con fuerza… al menos cuando la recupere.

Viajes a Japón – Se acabó lo que se daba

Tren de la Yamanote Line

Esta foto de un tren de la Yamanote Line marchándose, resume perfectamente el contenido de este post. Nuestro segundo viaje a Japón llega a su fin.

Sólo nos queda preparar las maletas y subirnos, mañana temprano, al Limousine Busque nos llevará directos de la puerta del hotel, al aeropuerto de Narita.

Han sido unos días muy intensos y cargados de anécdotas. Pero ahora, se acabó lo que se daba. El viaje ha llegado a su fin para nosotros. No obstante, a vosotros todavía os quedan todas las historias que comparta en el pachinko. Aunque eso, ya será desde Alicante.

Viaje a Japón – Ya hace dos años

Primer despertar en Tokyo

Aunque siempre están muy presentes en mi cabeza, hoy voy a recordar los primeras sensaciones de nuestro viaje a Japón. Esta semana se cumplen dos años desde que visitamos por primera y única vez, hasta el momento, al país del sol naciente. Sin duda, el mejor viaje que hemos hecho por ahora.

Poneos en situación. Nos habíamos casado el día antes, estábamos digiriéndolo todavía, habíamos dormido un par de horas y teníamos resaca. Sin comerlo ni beberlo pillamos un avión por primera vez en nuestra vida para irnos a… ¡¡¡Japón (日本)!!!

Imaginaos lo que supone eso. Tu primera cola para facturar, tu primer despegue, tu primer aterrizaje, tus primeras escalas, tu primera vez pasando por la aduana y tu primera vez llegando a Tokyo (東京), la ciudad más impresionarte del mundo.

Hacéis bien en pensar que sólo nos faltaba la boina y el botijo porque fue así. Nada más llegar kanjis por todas partes, el aeropuerto de Narita era inmenso y con mucho ruido. Una joven japonesa que hablaba en inglés nos esperaba en el aeropuerto y nos metió en el Limousine Bus que nos debía llevar al hotel Keio Plaza en Shinjuku (新宿区).

El skyline de Tokyo

Aquellos momentos todavía permanecen muy frescos en mi retina, a pesar de que ya han pasado dos años. Vero se tuvo que sentar unos asientos delante de mí, porque no habían dos juntos. En el autobús, nadie hablaba español, evidentemente. Chicas japonesas maquillándose, hombres de negocio con sus portátiles, jóvenes y no tan jóvenes con sus consolas portátiles y sus móviles futuristas.

Fuera era todo como lo había soñado. Tokyo de noche impresiona muchísimo. Su skyline, sus carreteras elevadas, su vida nocturna… me tuve que frotar los ojos varias veces para sentir lo que estaba viviendo.

Toto con botones

Luego continuamos nuestro show a lo Paco Martínez Soria con el check-in, las llamadas a casa y nuestro primer Toto con botones. Llevábamos más de 24 horas despiertos, pero el jet lag apenas nos dejó pegar ojo. A las 5 de la mañana tomamos nuestro primer paseo por Shinjuku. El resto ya lo habéis podido leer en el pachinko.