Sashimi de gamba en Osaka

Los viernes por la tarde, se han convertido en mi momento favorito de la semana. Tanto Vero como yo tenemos la tarde libre y nos dedicamos a hacer nimiedades que son muy reconfortantes para el cuerpo y la mente. Cosas como dar un paseo, ir de tiendas, ir a cenar… se agradecen cuando tienes un estilo de vida tan caótico como el actual.

Hoy hemos ido a dar un paseo por Alicante. La ciudad estaba hoy preciosa, una temperatura muy agradable y un ambiente festivo que indica que las Hogueras están a la vuelta de la esquina. También he hablado con mis amigos DJB, Javi y Vicent, que hace un montón que no sabía nada de ellos y me he alegrado muchísimo.

Nos hemos parado en una tienda que se llama Xocoa y nos hemos puesto las botas. Yo me he pillado un trozo de brownie y Vero un ventall de trufa. Para casa nos hemos comparado chocolate al chili y un crunchie de chocolate blanco. El otro día probamos el chocolate de wasabi. Os lo recomiendo.

Tras pasear un ratito y ver unas cuantas tiendas, hemos decidido dar rienda suelta a nuestra pasión por el sushi y nos hemos metido entre pecho y espalda cuatro norimakis, ocho nigiris y cuatro piezas de sashimi en el Praslin. Eso sí bien regadas con sendas cervezas Sapporo. Una tarde tranquila, una tarde perfecta.

PD: Enhorabuena a Gabi y a Juani y a Vicent y Alexia, ellos ya saben el motivo. Nos alegramos un montón por ellos.

2 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.