Sin rumbo fijo

Pachinko en Kyoto

Pues sí. Después de meses y meses escribiendo en otros blogs, por fin voy a estrenar el mío. He dado la lata a mucha gente para conseguirlo y al final aquí estoy.

No quiero que pase ni una línea más de este primer post sin agradecer a Ferrán de PopMk y a Julia de Cobora todo lo que me han enseñado sobre blogs y la blogosfera, un mundo al que soy adicto hasta la médula.

Tampoco quiero dejar de agradecer todos los sabios consejos que me ha dado Fernando de LinkAlicante, sin él esto no habría sido posible.

En fin los agradecimientos seguirían y seguirían, pero prefiero dosificarlos poco a poco.

Como indica este primer post, el pachinko de momento no tiene rumbo fijo. Me gustaría ir escribiendo sobre las cosas curiosas que encuentro por la red, no en vano me paso horas y horas navegando sin parar. De algo me habrá tenido que servir.

También quiero que sea mi bitácora personal, por supuesto. Contaré las experiencias de mis viajes, mis aficiones y haré revisiones puntuales de los muchísimos blogs que sigo diariamente. Mi lector de feeds marca 249 suscripciones y sigue subiendo. Ahh también podéis pasaros por mi dirección de flickr.

De momento este theme es temporal, así como la estructura del blog. Poco a poco haré las modificaciones que considere oportunas. Se aceptan sugerencias.

Sed bienvenidos.