Lluvia y guindillas rojas en Khokana

Como todos sabéis, la gastronomía es una de nuestras mayores pasiones y supone además uno de los principales incentivos de nuestros viajes. Allá por donde vamos nos gusta probar la gastronomía local, aunque esto suponga algún que otro pequeño disgusto para nuestros estómagos.

Secando guindillas rojas en Kathmandú

¡Te ayudamos a viajar más barato!

En nuestro viaje a India y Nepal descubrimos que el picante alcanza otro nivel gracias a la guindilla roja. Este potente condimento es la base de la mayoría de platos de tradición hinduista.

Guindillas rojas en los balcones de Khokana

Pero la guindilla roja es algo más que un ardiente manjar. A muchas familias nepalíes les sirve también como fuente de ingresos. Fue precioso pasear por las calles de Kathmandú o Khokana y contemplar el color carmesí de las guindillas colgadas en los balcones. Fantástico, exótico y muy picante.

Y vosotros, ¿os atrevéis con el picante? ¿Os habéis puesto alguna guindilla roja en la boca?

Artículo anteriorCambio euro – yen
Artículo siguienteRestaurante Kanpai Madrid
Soy periodista y bloguero de viajes profesional. Soy Licenciado en Ciencias de la Información en la especialidad de Periodismo. He trabajado y colaborado en numerosos medios de comunicación en temas relacionados con Internet, nuevas tecnologías y turismo. Además, soy co-autor del libro Viajar con niños, el manual para preparar tus vacaciones en familia de La editorial viajera.

8 COMENTARIOS

  1. @quicoto, no hombre no, se emplea como condimento, eso no hay quien se lo trague 😉

    @JoCkEy, a mí también me gusta el picante, pero en India y Nepal lo flipé. Ni se me ocurriría metérmela en la boca 🙂

    @Chiqui, y haces bien. Que pases un buen finde tú también.

    @josecrem, yo las verdes las tolero cuando han sido rebajadas en vinagre.

    @txema, miedo me da el tal chile habanero 😉

    @lorco, bienvenido a ‘el pachinko y enhorabuena por vuestro blog. Me mola la reflexión que haces jejeje Yo el picante lo tolero bastante bien, pero a veces te toca una pendenciera y…

    @Javier, pues que te mejores, porque en tu tierra el picante es muy tradicional 😉

  2. A mi particularmente me molan mas las verdes que las rojas, pero es cierto que desde que llegamos a Asia nos estamos inflando a picante.
    Y la verdad, MOLA!!!

    Te suda un poco TODO, pero mata bacterias 🙂

  3. la verdad el picante es parte de mi dieta diaria, mas ignoro que tan picante es la guindilla, aca el beso del diablo es el chile habanero, pero que rico es.

  4. Hombre una guindilla sola en la boca así porque si no, alguna vez comiendo alguna salsa sin querer sí que he mordido una de estas chiquitillas y lo primero que hago es sacármela de la boca, porque aunque pequeñas pican de cojones!!.

    Y si, me gusta el picante.

    Saludos!

Responder a Pau Cancelar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.