Viaje a Japón, Nara la ciudad de los ciervos

Estatua en Nara

La acogida del concurso para adivinar la foto ha sido magnífica. Poco después de publicar la imagen, Nuria de Nihon Mon Amour acertó a la primera y se lleva este bonito enlace. Como bien apuntó Nuria, el relato de hoy transcurre en Nara (奈良), una ciudad que tiene menos de 400.000 habitantes y que fue capital de Japón durante el periodo Nara (710-784). Muchos la consideran el origen del Japón actual y por eso es un lugar muy apreciado y respetado por los japoneses.

Monje pedigüeño en Nara

Como buenos turistas que somos, la primera parada que hicimos en Nara fue para ver el impresionante templo de Tōdai ji (東大寺). Por el camino ya empezamos a ver algunos de los ciervos que campan a sus anchas por la ciudad y que eran la principal pista del post anterior. También a los típicos monjes que piden dinero a cambio de una bendición. Le dimos una limosna claro.

Templo Tōdai ji en Nara

El Tōdai ji es un templo budista de esos que nunca olvidas. Cuando lo visitamos estaba cubierto con unas telas muy coloridas que cubrían el pabellón principal. Creo que se conmemoraba un aniversario de la muerte del fundador o una efeméride de ese estilo que ahora no recuerdo. El templo es tan grande porque en su interior alberga el Daibutsu, un Buda gigantesco de bronce que quita el hipo sólo de verlo. Un templo precioso y una visita ineludible. Lástima que no lleváramos una cámara mejor para hacer la foto del Buda. Como podéis ver muy desenfocada.

Daibutsu desenfocado en Nara

Pero una de las cosas que más me gustó de esta visita fue el ambiente. Había mucha gente joven y niños de colegios de todo el país que visitaban este monumento. Vivimos de primera mano escenas que hemos visto siempre en los mangas. Filas de niños uniformados y que se dividían por colores y nombres dependiendo de la clase. Una pasada. Todo el mundo se quería hacer fotos con nosotros. Entrañable y divertido.

Niñas japonesas en Nara

Luego visitamos algún que otro santuario sintoísta como los Templos Kasuga (春日神社) y convivimos con los míticos y hambrientos ciervos. Nara tiene un parque enorme donde estos animales pasean libres como si de gatos o perros se tratara. Hay vendedores de galletas para ciervos y les puedes dar de comer. Eso sí con cuidado, porque si te ven con galletas, te acecharán y te rodearán como la versión animal de los niños del maíz.

Vero con dos niñas japonesas en Nara

Estuvimos dando una vuelta por los impresionantes jardines con miles de linternas de piedra. Una maravilla para la vista y para el espíritu por su misticismo. Pero como el hombre además de templos necesita también cuidar el cuerpo terrenal, nos fuimos a comer a un restaurante de tempura que estaba delicioso. Luego en las galerías comerciales compramos sake de recuerdo. Había que probarlo ¿no?

Pau rodeado de niños japoneses en Nara

Para todos los que visitéis Japón y os mováis por la zona de Kansai, Nara es una visita muy recomendable, ya que es relativamente pequeña, preciosa y llena de vestigios culturales y artísticos muy importantes. Si queréis saber más sobre Nara, lo mejor es que le preguntéis a Flapy, ya que vive allí y de vez en cuando nos deja alguna perla sobre la ciudad.

, , , ,

7 respuesta a Viaje a Japón, Nara la ciudad de los ciervos

  1. SSE junio 5, 2012 en 10:42 pm #

    El Otoño, la mejor época, Kyoto la mejor ciudad y Nara muy bonita, con esos ciervos que te ponen ojitos tiernos para que les des galletas… jaja. No os perdais las visitas nocturnas a templos y demás sitios… Es otro gran espectáculo. Y ya sabeis, en Japón, andurrear de noche es tan seguro como de día… ¡¡QUE LO DISFRUTEIS MUCHO!!

    • Pau junio 6, 2012 en 10:48 am #

      Te damos la bienvenida a ‘el pachinko’ y te damos las gracias por tus consejos.

  2. Prognatis junio 12, 2008 en 10:54 pm #

    Eran muy graciosos. Todo el mundo quería hacerse fotos con nosotros. Los ciervos me acojonaron más, además olían a chotuno 😉

  3. silverchaos2k junio 12, 2008 en 9:24 am #

    juer, no sé que es peor, los ciervos o como te acechan los niños!!! que miedo ^_____^

  4. Prognatis junio 12, 2008 en 8:23 am #

    Qué suerte lo de poder volver. Una escapadita a Nara te la recomiendo, está muy cerca de Kyoto y se puede ver lo más importante en un par de días.

    Si vas por ahí que la disfrutes!!!

  5. Nuria junio 11, 2008 en 11:03 pm #

    Yo sólo pude visitar Kyoto, ya que las vacaciones estivales de Hideo eran un poquito cortas. pero justo hace un par de días deciamos de ir a Kyoto de nuevo, en otoño a poder ser, y por supuesto que Nara no se escapa.
    La foto con los crios es divertidísima!
    Un abrazo! Y gracias!

Trackbacks/Pingbacks

  1. Banyes « seruji – 610 Yotsuya Gardenia - julio 26, 2010

    […] És que a Nara hi ha molts cérvols, com podeu veure aquí, aquí i aquí. […]

Deja un comentario