Milán, la calma después de la tempestad

Valora este artículo

Il Duomo de Milán

Lo primero es lo primero. Felicitar a todos los que comentasteis en el post de ayer, sobre todo a Enric, que una vez más, se ha llevado el gato al agua. Es increíble lo espabilados que habéis estado para descubrir que la foto fue tomada en la Galleria Vittorio Emanuele II de Milán. Por primera he sacado la foto de su álbum correspondiente de Flickr y aún así habéis logrado descubrirlo.

¡Te ayudamos a viajar más barato!

Pues sí, aunque todavía no lo había mencionado en el pachinko, también hemos estado en Milán. Fue un paso breve, pero intenso. La capital lombarda fue la última escala de un periodo de 48 horas que nos llevaría de Kathmandú a casa. Una serie de catastróficas escalas y esperas en aeropuertos lograron que el final del viaje a India y Nepal se convirtiera en una pesadilla.

Haciendo el freak en Milán

Llegar a Milán fue como disfrutar de la calma después de una tempestad, cuando pisamos sus calles se nos abrió el cielo. El viaje a India y Nepal fue una pasada, pero llega un momento en el que el cuerpo te pide un poco de dieta mediterránea, calles limpias y aire respirable. Todo eso lo hallamos en Milán.

Tuvimos muy pocas horas para conocer la ciudad, De hecho, fuimos directamente al centro y paseamos por delante de Il Duomo, la Scala de Milán o la Galleria Vittorio Emanuele II. A pesar de estar rodeados de una de las zonas más glamourosas del mundo, lo que recuerdo con más cariño es comerme una focaccia de proscciutto y un gelato de chocolate. Después de tanto curry y comida picante, aquellos bocados me supieron a gloria.

Comiendo un gelato de chocolate en Milán

, , , , , , ,

4 respuesta a Milán, la calma después de la tempestad

  1. Prognatis octubre 31, 2008 en 8:51 pm #

    @silverchaos2k, lo que importa es la intención 😉

  2. silverchaos2k octubre 31, 2008 en 7:11 pm #

    anda, menuda escala ^^ y mu chulo el cambio.. mira que llego tarde T___T como siempre

  3. Prognatis octubre 31, 2008 en 8:22 am #

    @Javier, no veas lo bien que me sentó ese «heladito». Después de dos semanitas comiendo picante, al final el cuerpo lo agradece 🙂

  4. Javier Sampedro octubre 31, 2008 en 2:26 am #

    Te pusiste morado con el heladito no? con lo que me gustan a mi.

    Que ganas me estan dando de dejarme caer por Italia, tantas cosas que nos enseñas 🙂

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.